Política Económica

Seis actividades económicas recuperan nivel prepandemia y nueve siguen rezagadas

En mayo, manufactura, construcción, e información y comunicaciones, están entre las que se recuperaron. Hoteles y restaurantes, transporte y comercio siguen por debajo del nivel antes de la crisis del covid-19

Seis actividades económicas han recuperado, hasta mayo pasado, el nivel que tenían antes de la pandemia, pero nueve siguen rezagadas, según un análisis del Banco Central basado en los resultados más recientes del índice mensual de la actividad económica (IMAE).

De acuerdo con los datos con corte a mayo del 2021 y publicados este martes 13 de julio, las seis actividades que se han recuperado son: manufactura, construcción, información y comunicaciones, actividades financieras, actividades inmobiliarias, y servicios profesionales.

“Aquellas industrias productoras de bienes para la salud de las personas (implementos o dispositivos médicos), el teletrabajo (información y comunicaciones), o que propician que los bienes lleguen a los hogares (mensajería) han tenido una demanda local y externa creciente de los productos que ofrecen”, explicó el Banco Central.

Por su parte, las nueve actividades que siguen rezagadas son: agropecuaria, minas y canteras, electricidad y agua, comercio, transporte y almacenamiento, hoteles y restaurantes, administración pública, enseñanza y salud, y otros servicios.

Estas son actividades mayormente afectadas por las medidas sanitarias para contener la propagación del virus, y por el comportamiento precautorio de las personas son los hoteles, restaurantes y los servicios de transporte.

“En general, las actividades vinculadas a viajes, entretenimiento, ocio, alojamiento y servicios de alimentación, se recuperan más lentamente conforme se flexibilizan las restricciones sanitarias y de distanciamiento social, medidas necesarias para preservar la vida de las personas”, explicó el Banco Central.

La economía continúa el proceso de recuperación, pero todavía no alcanza el nivel que alcanzó antes de la pandemia.

Al comparar mayo de 2021 con febrero de 2020, el nivel de actividad medido por la serie ajustada por estacionalidad es 0,8%.

Del IMAE y sus series

El IMAE es un indicador mensual que intenta dar seguimiento a la evolución del volumen de la producción de bienes y servicios en la economía, en el corto plazo. Para calcularlo se utilizan encuestas a empresas y registros administrativos provenientes de instituciones públicas.

El Banco Central mide tres series: la tendencia ciclo en la cual se aíslan factores estacionales (por ejemplo, los relacionados con cosechas) e irregulares (por ejemplo, un huracán) que afectan la producción; además de la serie original que mantiene todos estos factores, y la serie ajustada por estacionalidad, la cual resta solo los factores estacionales.

La serie completa cambia cada mes porque al añadir una observación varía la trayectoria de la producción, según había explicado Henry Vargas, director del Departamento de Estadística Macroeconómica del Banco Central.

Es por eso que en el caso del comercio, por ejemplo, en abril pasado había recuperado los niveles previos a la crisis generada por la covid-19, pero en mayo del 2021, al incorporar dicho mes, se corrigió a la baja la serie ajustada por estacionalidad y ya no alcanza el nivel precrisis.

Por régimen

Si se mide la evolución de la producción por medio de la serie tendencia ciclo la actividad económica tuvo un crecimiento de 7,9% respecto a mayo del 2020, cuando la producción bajó afectada por los primeros meses de la pandemia.

Por régimen, el definitivo, que genera el 90% de la producción, aumentó, en mayo del 2021, 6,9% respecto al mismo periodo del año anterior, principalmente, por la mayor producción de los servicios de hoteles y restaurantes, los servicios de transporte, el comercio y la manufactura.

“La recuperación de la manufactura en este régimen se explica por mayores exportaciones al mercado centroamericano de productos como azúcar, llantas, productos reciclados, plástico y pinturas”, explica el Banco Central en su reporte.

Por su parte, la producción de las empresas adscritas a regímenes especiales (zonas francas) creció 26,6%, principalmente por el buen desempeño de la manufactura de implementos médicos. Particularmente, la actividad manufacturera de regímenes especiales registró un crecimiento de 45,6%.

Para el economista, José Luis Arce, los resultados a mayo muestran que hay pocos cambios en los rasgos del proceso de recuperación de la actividad económica.

El comportamiento es diferenciado entre las actividades económicas. Las que consumen las familias en las ciudades como alojamiento, restauración, entretenimiento, comercio y transporte, por ejemplo, muestran un proceso más lento y una brecha mayor respecto de los niveles prepandémicos, comentó Arce.

Por otro lado, las actividades ligadas a la demanda externa están muy dinámicas por la recuperación de la economía de los principales socios comerciales, concluyó el especialista.

Patricia Leitón

Patricia Leitón

Periodista en la sección de Economía. Economista y periodista graduada por la Universidad de Costa Rica. Ganó el premio “Redactor del año” de La Nación (2001) y Premio Academia de Centroamérica del Periodismo Profesional en el Área Económica" (2004).