Patricia Leitón. 31 octubre
Rodrigo Chaves nuevo ministro de Hacienda.
Rodrigo Chaves nuevo ministro de Hacienda.

No estará al borde de la crisis, pero tampoco tan lejos de ella. El nuevo ministro de Hacienda, Rodrigo Chaves, ingresa en un momento clave para las finanzas públicas y la estabilidad económica de Costa Rica.

Un trayecto complicado le espera. Después de la aprobación de la Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas, en diciembre pasado, y de la entrada en vigencia, el 1.° de julio pasado, de los cambios en materia de tributaria, fue posible dar el primer paso hacia una consolidación fiscal.

Lo anterior significa que los ingresos del Gobierno, que provienen principalmente de impuestos, se acerquen más a los gastos y se comience a frenar el fuerte crecimiento que ha tenido el endeudamiento público.

De acuerdo con las estimaciones que el Banco Central incluyó en la revisión de su programa macroeconómico para el 2019 y 2020, este año la deuda del Gobierno Central terminará en 59,1% de la producción, rozando el 60% que los organismos internacionales recomiendan evitar, un umbral que si se llega a cruzar, además, significará ajustes más severos para el país.

La implementación de dicha Ley es clave, especialmente en el capítulo de la regla fiscal, que es un mecanismo para frenar el crecimiento del gasto público, con énfasis en el gasto corriente, que incluye remuneraciones, intereses y transferencias.

La contralora General de la República, Martha Acosta, advirtió del riesgo de incumplir con dicha regla, especialmente lo que llamó el “riesgo de huida” que se ve en acciones como las de las municipalidades, las cuales presentaron un proyecto de ley para que no se les aplique este límite, o las universidades estatales, que presentaron una acción de inconstitucionalidad con el mismo fin.

Así las cosas, evitar que las instituciones quieran soltarse de la regla será uno de los principales retos de Chaves, pues sólo pedirle a las universidades públicas cambiar gasto corriente por gasto de capital (para inversión), en el 12% de su transferencia, generó fuertes manifestaciones.

Además, Chaves deberá realizar tal tarea en la segunda parte de la administración del presidente Carlos Alvarado donde hay mayor presión de gasto por la cercanía de las elecciones nacionales.

La aplicación de la regla en el mismo Gobierno Central tampoco será tarea fácil pues, de acuerdo con el presupuesto que entregó la anterior ministra, Rocío Aguilar, para el 2020 el gasto corriente del Gobierno Central crece un 3,91% (sin el ajuste realizado a las universidades) y para cumplir la regla se requiere un crecimiento máximo de 4,67%, por lo tanto el nuevo ministro tendrá poco espacio para hacer ajustes extraordinarios.

Para el exministro de Hacienda, Thelmo Vargas, las principales tareas de Chaves serán mantener control del crecimiento del gasto público,coadyuvar a la reactivación económica y evitar desvíos del equipo de gobierno de estas metas.

Otra tarea del nuevo ministro será llevar adelante la colocación de los eurobonos que dejó adelantada la anterior Ministra, Rocío Aguilar, en un momento en que las calificaciones de deuda del país tienen perspectiva negativa, lo cual significa que podrían empeorar.

Además, Aguilar había adelantado un proyecto de ley para solicitar nuevo permiso a la Asamblea Legislativa para hacer más colocaciones de eurobonos para los próximos años, por un total de $4.500 millones, y así completar los $6.000 millones que había solicitado el Gobierno inicialmente.

El nuevo Ministro, que ocupará el cargo a finales del noviembre del 2019, tendrá la tarea de continuar con la consolidación fiscal, pero todavía se tardarán muchos años en ver los frutos. Según la estimación del Fondo Monetario Internacional con la reforma aprobada el país logrará bajar la deuda del Gobierno Central a un 50% de la producción hasta el año 2040.