Negocios

Uso de transporte marítimo encarece fletes por el Istmo en más de 60%

Algunas navieras ofrecen opciones para el comercio centroamericano pero el precio es el principal obstáculo, según Cadexco y Procomer, lo que profundiza la dependecia hacia el comercio terrestre

El costo del transporte marítimo de mercancías a los países centroamericanos se eleva al menos en 60% respecto al terrestre, de acuerdo con un análisis solicitado a la Promotora del Comercio Exterior (Procomer) y a la Cámara de Exportadores de Costa Rica (Cadexco).

La conclusión fue ratificada por algunos empresarios, como Sergio Capón, gerente general de la Impresora Delta, que exporta material de empaque a la región.

“Los costos pueden implicar un incremento de 60%, solo de puerto a puerto. Si el destino final es interno a los países, el incremento total puede ser de hasta un 110%”, señaló Procomer en una respuesta por escrito a consultas de La Nación.

Mientras tanto, Cadexco hizo un análisis de opciones de transporte marítimo a la región y encontró varias, pero con el obstáculo del costo que implica su uso, respecto a la tradicional modalidad de enviar las mercancías a la región por vía terrestre.

La consulta se hizo en el contexto del reciente conflicto fronterizo, que se extendió durante más de dos semanas. El choque se presentó en protesta por medidas impuestas por Costa Rica, las cuales inicialmente limitaban el ingreso de choferes centroamericanos a su territorio, y cuyo fin era evitar posibles contagios del coronavirus.

Este 1.° de junio reabrió el paso por los puestos de Peñas Blancas y Tablillas, fronterizos con Nicaragua, y se comenzó a regularizar el tránsito de mercancías. Empero, unos 1.300 camiones estaban varados, casi la totalidad cargados con mercancías, en ambos lados de la frontera.

En otras ocasiones se han presentado problemas para el tránsito de mercancías en Nicaragua. En el 2018, por ejemplo, las protestas internas en ese país llevaron a que en distintas ciudades se colocaran retenes que paralizaron el tránsito.

En junio de ese año, el sector privado denunció que el comercio con ese país y el tránsito terrestre al norte estaba prácticamente paralizado.

Tanto los eventos político del 2018, como la actual crisis sanitaria, dejan al descubierto la frágil situación del flujo comercial interno en América Central, y la alta dependencia hacia el transporte terrestre.

América Central representa el 19% del valor de las exportaciones totales de bienes de Costa Rica. En el 2019 se colocaron en esta región $2.450 millones de los $13.157 millones que en total exportó el país.

Con eso se convirtió, ese año, en el segundo mercado en importancia, superando ligeramente a La Unión Europea ($2.415 millones). Además, Costa Rica mantiene una balanza comercial positiva con todos los países de la región.

Más obstáculos marítimos

Sergio Capón explicó que durante la recién pasada crisis del transporte terrestre regional debió enviar un furgón a Guatemala y otro a Panamá, por vía marítima, con material de empaque que fabrica Impresora Delta.

El costo de ese transporte fue superior entre 50% y 80% respecto al terrestre, resaltó, pero debió hacerlo para cumplir con los clientes, pues las empresas tienen una programación ya establecida.

Dos Pinos y la Compañía de Galletas Pozuelo también acudieron a los fletes marítimos, pero prefirieron no referirse a los costos de este tipo de transporte.

Procomer advirtió, también, de que las navieras dan tratamiento diferente si se se trata de un furgón completo de una sola empresa o si se trata de uno consolidado, es decir, que lleva mercancía de varias compañías.

Un contenedor listo completo sale de inmediato si hay espacio en la naviera, mientras que uno consolidado se envía semanalmente, explicó Procomer.

Esa situación es una traba fuerte porque la gran mayoría de empresas que exportan a Centroamérica son pequeñas y medianas, por lo cual no llenan un furgón sino que acuden a envíos consolidados, recordó la presidenta de la Cámara de exportadores de Costa Rica (Cadexco), Laura Bonilla.

Agregó que el costo del flete marítimo varía según el país, el embarque y la naviera y que algo muy relevante es la negociación por volumen que pueda realizar el usuario.

Según el análisis de Cadexco, la naviera de la empresa Chiquita tiene servicio desde Limón a Puerto Barrios, con lo cual se puede enviar carga a Guatemala y El Salvador. Esta compañía también ofrece fletes de Limón a Santo Tomás de Castilla, en Guatemala.

La empresa SBM va de Limón a Puerto Cortés, en Honduras, y a Santo Tomás de Castilla. En tanto, la compañía KO va de Limón a todos esos puertos y a El Rama en Nicaragua.

Por la costa del Pacífico, la empresa Hapag-Lloyd brinda servicio de transporte desde Caldera tocando los puertos de Quetzal, en Guatemala; Acajutla, en El Salvador; San Lorenzo, en Honduras y Corinto, en Nicaragua.

Esa naviera también arriba a Santo Tomás de Castilla, Guatemala, y a Puerto Cortés en Honduras, por el Caribe, de acuerdo con las opciones encontradas en el estudio de Cadexco.

Bonilla expresó que entre las grandes ventajas del transporte marítimo están que no hay problemas aduaneros (puerto a puerto) y que los tiempos de tránsito ya son altamente competitivos.

Marvin Barquero

Marvin Barquero

Periodista en la sección de Economía. Realizó sus estudios de Comunicación en la Universidad de Costa Rica. Escribe sobre temas de producción y de comercio exterior.