Manuel Avendaño Arce. 19 agosto
Google Analytics es una de las herramientas gratuitas de Google que le permite medir los resultados de su estrategia de marketing digital. Fotografía: Jorge Castillo.
Google Analytics es una de las herramientas gratuitas de Google que le permite medir los resultados de su estrategia de marketing digital. Fotografía: Jorge Castillo.

De seguro usted ya escuchó el concepto de marketing digital, se trata de una nueva forma de hacer mercadeo en páginas web, redes sociales o por medio de correos electrónicos para conseguir metas que ayuden a su negocio a crecer.

Aunque suena complejo, el mercadeo digital es una de las rutas para que su emprendimiento, pyme o negocio aumente ventas, construya una base de datos con prospectos de clientes o, simplemente, mejore la relación que ya tiene con su audiencia.

Lo bueno de este tipo de mercadeo es que todas las acciones que se implementan, como, por ejemplo, pautar un anuncio en Facebook, enviar publicidad por correo electrónico o colocar un banner en Google, se pueden medir. Esto le permitirá saber cómo se invirtió su dinero, a cuál segmento de personas llegó y qué resultados obtuvo.

Irene Matamoros, líder de medios digitales de Digital Feed Costa Rica, aseguró que sin importar si una empresa es grande o pequeña, es importante aprender a utilizar el mensaje (anuncio, texto, fotografía, etc.), el canal (redes sociales, correo electrónico o página web) y el presupuesto de una forma correcta.

“Una estrategia digital no es una receta, ni tampoco una fórmula matemática. Sin embargo, la ventaja de los medios digitales es que permiten hacer prueba y error sin un elevado costo para las marcas”, agregó la especialista.

Es importante entender que la estrategia de marketing digital es el complemento de otros planes que deben formar parte de la estructuración del negocio. Así lo indicó Óscar Solano, jefe de estrategia creativa de Porter Novelli.

“Existen mínimos que son prioritarios y con los que se tiene que contar previamente como la estrategia de marca y la comercial que son los pilares centrales para que la estrategia digital funcione. Sin estas dos es tirarse al mar sin saber nadar”, comentó Solano.

Construya una estrategia de mercadeo digital para su empresa

Es importante entender que no existen recetas ni fórmulas mágicas para desarrollar una estrategia efectiva, todo depende del negocio, la audiencia y los objetivos.

Análisis interno:

Es bueno que se haga algunas preguntas sobre temas específicos.

- Sitio web: ¿Qué tipo de sistema de gestión de contenidos (CMS) utiliza?, ¿le ayuda para sus necesidades?, ¿tiene página web?

- Optimización para motores de búsqueda o SEO: ¿Cuál es la posición en la que aparece su página en los buscadores?, ¿tiene su sitio una estructura correcta?, ¿ya analizó sus palabras clave?

- Redes sociales: ¿En cuáles tiene presencia su negocio?, ¿son las correctas para su objetivo?

- Anuncios web: ¿Ha hecho una campaña?, ¿cuáles fueron sus resultados?, ¿Google o redes sociales?

- Email marketing: ¿Sabe utilizarlo?, ¿le podría aportar a su negocio?

Análisis externo:

- Identifique a sus competidores y revise con detenimiento qué hacen y cómo lo hacen.

- Analice el segmento en el que se desempeña su negocio y obtenga información valiosa para tomar decisiones.

- Segmente su audiencia para desarrollar mensajes adecuados y canales óptimos para enviar los mensajes.

- Tome en cuenta qué busca su audiencia en internet, cuáles contenidos le gustan más, cómo se comporta antes de comprar, cuál es la edad, sexo y lugar de residencia y, finalmente, qué necesita.

Los objetivos de su estrategia de mercadeo digital deben ser SMART, es decir, específicos, medibles, alcanzables, relevantes y tener un plazo de tiempo.

Pueden ser cuantitativos como, por ejemplo, aumentar en 1.000 la cantidad de seguidores en su página de Facebook en dos meses; o cualitativos, un ejemplo podría ser: mejorar el conocimiento que tienen los habitantes de Desamparados sobre mi negocio.

En el mercadeo digital existen diferentes categorías para crear objetivos, no todos terminan con la venta de un producto o servicios.

- Objetivo de branding: Dan a conocer la marca.

- Objetivo de ventas: Aumentan las ventas de bienes y servicios.

- Objetivo de leads: Permiten que personas interesadas completen un formulario con sus datos.

- Objetivo de seguidores: Crean audiencia o aumentar la cantidad de seguidores en redes sociales.

- Objetivo de SEO: Aumentan el tráfico a la página web.

- Objetivo de fidelización: Retienen y generan empatía con los clientes.

Una vez que tiene un objetivo claro para su negocio es momento de definir la estrategia que va a seguir y las tácticas con las cuales la implementará.

Un ejemplo de objetivo puede ser aumentar la cantidad de ventas por medio de Facebook, algunas estrategias que podría implementar son: una campaña de publicidad, promocionar un producto con descuento y ofrecer contenidos de mayor calidad.

Las tácticas para esas estrategias podrían ser: pautar $300 en anuncios de Facebook, enviar cupones de descuento a sus clientes y publicar tres entradas en el blog de la empresa con contenido de valor.

Para determinar las acciones específicas es importante pensar qué se va a decir, a quiénes de dirige, en qué momento es mejor publicar, cuántas veces debe pautar, en cuáles canales será más efectivo para la audiencia y cómo se debe estructurar el mensaje.

Estas preguntas permitirán saber si conviene más utilizar un banner en Facebook, un correo para la base de datos o una historia de Instagram de un influencer. Además, le ayudará a definir el tono, la forma y el tipo de mensaje.

Es importante que mida cada una de las acciones para saber si el objetivo se cumple o si es necesario hacer ajustes a la estrategia, recuerde que su plan debe ser flexible y sujeto a cambios constantes bajo un modelo de prueba y error, tal y como lo implementa Google.

Defina indicadores de desempeño (KPI´s, por sus siglas en inglés) para obtener métricas como, por ejemplo, cantidad de interacciones o compartidos frente a la cantidad de sus seguidores en Facebook, cantidad de visitantes nuevos que llegan a su sitio web o número de personas que completaron el formulario con sus datos.

Para monitorear las acciones de su estrategia existen herramientas gratuitas como Google Analytics. Recuerde que Facebook e Instagram también ofrecen datos cada vez que se pauta un anuncio o campaña.

Si las cosas no salen como se planearon recuerde que la revisión de datos le permite tomar decisiones y hacer ajustes para lograr sus objetivos.

FUENTE: Programa Google Actívate e Irene Matamoros, consultora de Digital Feed Costa Rica.    || J.C. Infografía/ EF.

Con poco dinero

Cuando un emprendimiento o una pyme empiezan a trabajar es común que cuenten con poco dinero para pagar una agencia o un especialista que les ayude a crear e implementar la estrategia digital, pero existen otros caminos.

Para Hazel Castillo, asesora empresarial de Dreams Marketing, es importante que las compañías entiendan que se trata de una inversión y no de un gasto. El mundo digital necesita conocimiento previo y experiencia, por lo que una asesoría se convierte en una opción viable para un emprendedor o una pyme.

“Lo primero que debe hacer es capacitarse en todos los temas de marketing digital. Esto requiere muchísimo tiempo y si usted no lo tiene, por supuesto que se verá obstaculizado y puede que no le funcione. Tome medio tiempo de su agenda laboral para dedicarlo solamente al marketing, sino piense en contratar a alguien para que lo haga”, añadió Castillo.

Kevin Mora, director de la agencia Sense Digital, también recomienda buscar opciones de capacitación gratuitas en línea como cursos y blogs que pueden ayudarle. Eso sí, el acompañamiento y la experiencia de un especialista siempre son importantes para optimizar el dinero y hacer más eficiente la estrategia.

Si su negocio no tiene página web o app, no se preocupe, no es indispensable al inicio. Usted puede poner en marcha un plan de mercadeo 2.0 con páginas en redes sociales o servicios de correos electrónicos.

Lo que sí debe figurar en su plan es la creación de una estrategia digital para cumplir objetivos que le permitan impulsar su negocio.

Los especialistas consultados coinciden en que el mercadeo en línea ayuda a las empresas a generar vínculos de cercanía y de presencia con sus clientes y ofrecen la posibilidad de atraer nuevas personas interesadas en el producto o servicio que se vende.

“Realmente no existe razón alguna para que una empresa no tenga una estrategia digital. La pregunta no es cuándo hacerlo, es cómo hacerlo de la mejor manera”, señaló la especialista Irene Matamoros.

Al principio es un poco complejo para un emprendedor, pyme o empresa grande; insertarse en la dinámica digital porque es un universo desconocido, pero con preparación gratuita o pagada y una buena asesoría, se puede dar el salto y aprender cómo los datos pueden ayudar a mejorar sus ingresos cada mes.