Indicadores

Confianza del consumidor mejora levemente a inicios del 2021 pero sin dejar atrás el elevado pesimismo

La Escuela de Estadística de la Universidad de Costa Rica mostró los resultados a febrero del 2020

El pesimismo de los consumidores disminuyó levemente para febrero del 2021, en comparación con noviembre del año anterior, sin embargo, la incertidumbre en torno a la economía sigue siendo alta y la salida de este trance es aún lenta.

Así lo concluyen los resultados del Índice de Confianza del Consumidor (ICC), que realiza la Escuela de Estadística de la Universidad de Costa Rica (UCR), cuyos datos correspondientes a los tres meses que finalizaron en febrero del 2021, fueron presentados este miércoles 3 de marzo.

En ese periodo, la confianza de los consumidores medida con este indicador aumentó a 36,7 puntos (de una escala de cero a 100); 1,9 puntos más respecto a los tres meses terminados en noviembre del 2020 (34,8).

Si bien el puntaje aumentó, el investigador y coordinador de la encuesta, Johnny Madrigal, aseguró que continúa siendo bajo y que refleja el pesimismo que se mantiene entre los costarricenses. “La confianza tímidamente se está fortaleciendo, pero el pesimismo a escala nacional se mantiene”, recalcó.

El índice se ha venido recuperando a partir de agosto del 2020, uno de los meses con los puntajes más bajos (28,3) desde el 2002, caída inmersa en la crisis que despertó la pandemia del coronavirus. El ICC volvió, en febrero del 2021, al mismo punto que tenía hace un año (36,7), justo antes de la alerta sanitaria.

Una mayor flexibilizacion de la restricción vehicular y de otras regulaciones por la covid-19, así como el inicio de la vacunación en Costa Rica son factores que pudieron impactar en la mejora del puntaje de los últimos trimestres.

Sobre las expectativas para los próximos 12 meses, la encuesta destaca algunos factores que podrían estar afectando la confianza. Para comenzar, el 72% de las personas encuestadas espera un aumento en el precio de los combustibles.

El 59% espera aumentos en el tipo de cambio y los hogares con capacidad de realizar gastos discrecionales es de 29% (era de 33% hace un año y cayó a 21% en agosto del 2020).

Los resultados de esta encuesta se dan en el marco del cumplimiento de un año del inicio de la pandemia de la covid-19 en el país. Madrigal recalcó que los efectos del virus lo que hicieron fue “estancar” los bajos niveles de la confianza del consumidor, puesto que desde agosto del 2018 se ha colocado por debajo de los 40 puntos (por debajo de 50 se considera que la percepción es pesimista).

Perspectiva de política económica

Como parte de los resultados, se muestra que la percepción de las personas encuestadas respecto a la política económica del Gobierno se ha deteriorado en los últimos meses. La calificación de desempeño como “trabajo bueno” disminuyó de 16%, en agosto del 2020, a 7% en febrero pasado, mientras que la percepción de “trabajo pobre” del Ejecutivo en materia económica aumentó de 50% a 63%, en ese mismo periodo.

Por otro lado, se reportan expectativas más positivas en la situación económica personal: se esperan mejoras en el ingreso familiar ya que quienes señalaron que esperan menores ingresos cambió de 35%, en noviembre del 2020, a 24%, para febrero de este año; además, el porcentaje de personas que esperan pérdidas en la capacidad de compra para este 2021 disminuyó de 45% a 34%.

No obstante, el 52% de los encuestadoss espera aumentos en las tasas de interés de los préstamos de dinero para los próximos 12 meses.

La encuesta también muestra que la confianza del consumidor y la percepción de las personas acerca de la valoración del momento (bueno o malo) para la compra de casa coinciden en cuanto a la tendencia del ICC, pues quienes afirman que son “malos tiempos” para dicha operación bajó de 79% a 68%. En agosto del 2020, quienes consideraban que no era el momento de comprar una propiedad llegaba al 90%.

Para el cierre del 2020, el ICC se situó en 34,8 puntos. Para ese entonces, el ligero aumento (6,5 puntos respecto a agosto de ese año) en la confianza se pudo deber, principalmente, a la flexibilización de las medidas contra la covid-19.

La encuesta de febrero del 2021 incluyó a 729 personas de 18 años y más en todo el país.