María Fernanda Cisneros. 10 octubre
Analistas temen que la Fed acelere el ritmo de crecimiento de las tasas de interés debido a preocupaciones sobre la inflación, cuyos datos se actualizarán en próximos días. Archivo/Eduardo Munoz Alvarez/Getty Images/AFP
Analistas temen que la Fed acelere el ritmo de crecimiento de las tasas de interés debido a preocupaciones sobre la inflación, cuyos datos se actualizarán en próximos días. Archivo/Eduardo Munoz Alvarez/Getty Images/AFP

Los precios de los bonos internacionales bajan estrepitosamente, tras la euforia generada por los crecientes rendimientos de los bonos del Tesoro de Estados Unidos, instrumentos que utiliza este país para emitir deuda pública y recaudar dinero.

¿Qué hay detrás de este comportamiento? Por un lado, existe un efecto de oferta y demanda en los mercados, y su impacto en el comportamiento de los rendimientos.

Estados Unidos recurre a más a subastas para atender sus obligaciones y en los últimos eventos ha incrementado las tasas de interés que ofrece. Sin embargo, al mismo tiempo, la demanda de los bonos del Tesoro había bajado.

La demanda disminuyó porque la Reserva Federal de Estados Unidos no está comprando bonos y los bancos no inyectan el mismo nivel de liquidez, afirmaron analistas al diario La República, de Colombia.

Además, se ha dado una corrida de inversionistas, y esto impactó al alza el rendimiento del Tesoro.

La semana pasada, los títulos de referencia a 10 años superaron el rendimiento del 3%, cifra no vista desde el 2011, según la agencia internacional AFP. El martes 9 de octubre estos bonos llegaron a 3,2%, mientras aquellos con vencimiento a 30 años se ubicaron en 3,36%.

Cuando las tasas de los bonos del Tesoro de Estados Unidos se incrementan, las emisiones en mercados emergentes (países como Brasil o Costa Rica, por ejemplo) reducen su atractivo, debido a que el diferencial de tasas se reduce.

Así, los inversionistas venden de forma masiva los bonos en los mercados bursátiles del mundo y a cambio, recurren a bonos más seguros.

Como resultado, los precios de bonos de varios países en vías de desarrollo llegaron a niveles históricamente bajos. Mientras, los rendimientos, que siempre actúan en la línea adversa, aumentan.

Eso hace que los capitales salgan de países emergentes e ingresen a Estados Unidos, lo que fortalece al dólar y debilita las otras monedas.

En el caso de Costa Rica, el alza de los rendimientos internacionales incrementa el costo del endeudamiento externo del Gobierno Central, justo en un momento en el que el Ministerio de Hacienda requiere de mayor liquidez para atender sus crecientes obligaciones. Además, también añade presión al dólar.

¿Por qué deciden invertir en Estados Unidos?

La buena dinámica de la economía de este país le ayuda a atraer capitales.

Cuando el crecimiento económico de Estados Unidos genera optimismo, los inversionistas prefieren apostar por papeles de este país, y vender los títulos de otras naciones, en especial aquellas en vías de desarrollo, explicó Nelson Alvarado, gerente de Trader de Prival Puesto de Bolsa.

El repunte del producto interno bruto (PIB) ronda el 4% al igual que el consumo, en la nación norteamericana.

La duda es cuánto tiempo más se sostendrá ese crecimiento.

El banco de inversión Morgan Stanley, en su más reciente declaratoria a la prensa estadounidense, explicó que la economía de Estados Unidos se recalienta después de años de estímulo monetario y de un aumento de los recortes de impuestos, y que una vez desaparezca este impulso el crecimiento será interrumpido.

Estos niveles de precios no se veían desde hace unos siete años, principalmente debido a una economía estadounidense que crece más de lo que uno hubiese esperado, afirmó Douglas Montero, director de Aldesa Fondos de Inversión.

Por ahora, Wall Street opera bajo la presión del aumento de los intereses de la deuda de Estados Unidos.

Los precios de las acciones en las bolsas de valores de Nueva York caían fuertemente este miércoles 10 de octubre, en horas de la mañana, mientras siguen aumentando los rendimientos de los bonos del Tesoro.

El valor del Bloomberg Barclays Multiverse Index -que capta instrumentos de grado de inversión y alto rendimiento en todo el mundo- se desplomó en $916.000 millones la semana pasada, la mayor cantidad después de la victoria electoral de Donald Trump en noviembre de 2016, según una publicación de Bloomberg.

Bonos del Tesoro de Estados Unidos bajan de precio. Información de Bloomberg, cortesía de Aldesa
Bonos del Tesoro de Estados Unidos bajan de precio. Información de Bloomberg, cortesía de Aldesa
Otras causas de la dinámica bursátil actual

Primero, está la subida de tasas de referencia por parte de la Reserva Federal de Estados Unidos.

Por ahora, los resultados positivos de la producción y otros indicadores, como el mercado laboral dan más razones a la Reserva Federal (la FED) para incrementar las tasas de interés.

Jerome Powell, presidente de la FED, indicó que la tasa neutral sería de 3% para el 2019, pero al mismo tiempo afirmó que si fuera necesario la tasa puede subir más.

La economía de Estados Unidos se acostumbró por más de una década a una política monetaria laxa (tasas de referencia cercanas a cero) y ahora que toma un nuevo curso, los mercados se agitan.

La reacción de los inversionistas es lógica porque ese “regreso a la normalidad” tiene costos de ajuste, explicó José Rafael Brenes, gerente de la Bolsa Nacional de Valores.

Luego, está la tensión entre China y Estados Unidos. Los efectos que esto puede generar en el mercado comercial hacen que el mercado tenga incertidumbre.

De seguido, y relacionado a esa tensión, está la reducción de la perspectiva de crecimiento mundial por parte del Fondo Monetario Internacional.

El FMI estima que la economía mundial crecerá 3,7%, tanto en el 2018 como en el 2019, según mostró su más reciente informe Perspectivas de la Economía Mundial (WEO, por sus siglas en inglés). Esta proyección es menor al 3,9% que anunció en abril.

Además, este órgano internacional también redujo la previsión de crecimiento para Estados Unidos.

El Brexit, el temor de que Estados Unidos abandone su nivel de crecimiento y las tensiones con China son los principales riesgos que explicaron esa reducción.

En último lugar, está la subida del precio de las materias primas y las crecientes presiones salariales, que conspiran para hacer que los rendimientos de los bonos del Tesoro también suban, explicó Bloomberg en una publicación.

Efectos del mercado convulso

Los bonos del Tesoro se utilizan como referencia de muchos otros instrumentos, por lo tanto, si cae su precio también el resto de precios del mercado lo hará.

Todo esto sucede en medio de economías emergentes que pasan por momentos coyunturales, en algunos casos más complicado que otros, como Argentina y Turquía, o más bien otro caso es México que se beneficia del aumento precio petróleo.

“Todo ese universo de inversiones responde a los cambios en el tesoro norteamericano”, dijo Brenes.

En el caso de Costa Rica, las rentabilidades deben ajustarse al alza para evitar fugas de capital.

Esto último, de darse, impactará la tasa de depreciación del tipo de cambio. Esto se suma a nuestra propia presión interna sobre esas variables debido al desajuste fiscal que vive el país, afirmó Alvarado, de Prival Puesto de Bolsa.

La valoración de la deuda externa de Costa Rica también cambia y con ello, los premios que el Gobierno tendrá que pagar con tal de adquirir recursos del exterior.

El Ministerio de Hacienda está en proceso de realizar un contrato de colocación, figura que permite al Gobierno vender bonos internos en dólares a inversionistas extranjeros.

Los premios que va a tener que pagar localmente el Gobierno serán más altos, afirmó Brenes, de la Bolsa Nacional de Valores.