Óscar Rodríguez. 2 marzo
Popular Pensiones fue la operadora que más recursos repartió entre sus 1,7 millones de clientes. En total, fueron ¢3.358 millones a finales de febrero. Foto: Eyleen Vargas.
Popular Pensiones fue la operadora que más recursos repartió entre sus 1,7 millones de clientes. En total, fueron ¢3.358 millones a finales de febrero. Foto: Eyleen Vargas.

Popular Pensiones, BN Vital y BCR Pensiones distribuyeron entre sus afiliados ¢6.120 millones correspondientes a las utilidades del año pasado, generadas por la administración del Régimen Obligatorio de Pensiones Complementarias (ROP).

El dinero se entregó entre los más de 2,3 millones de trabajadores quienes tienen su ahorro individual en alguna de estas tres operadoras de pensiones complementarias (OPC).

El monto entregado significa un incremento del 48%, comparado con los ¢4.145 millones entregados el año pasado, a los clientes de estas mismas operadoras.

La distribución de los recursos se efectúa de manera proporcional al ahorro acumulado de cada trabajador al cierre del 2019.

Por ejemplo, en Popular Pensiones, el monto depositado a cada cliente osciló entre ¢0,01 y ¢483.169, detalló la entidad.

Precisamente, esta operadora repartió ¢3.358 millones entre sus 1,7 millones de afiliados. En BN Vital fueron ¢1.655 millones entre sus 344.022 clientes y BCR Pensiones ¢1.107 millones entre sus 308.136 afiliados, según la información publicada en la Superintendencia de Pensiones (Supén).

A comienzo de cada año, las OPC de capital público reparten el 50% de las utilidades generadas el año previo, entre sus clientes. La otra mitad entra a formar parte del patrimonio de cada una de las operadoras.

BAC Pensiones y Vida Plena no efectúan distribución de ganancias, pues son empresas de capital privado.

Entre tanto, la operadora de pensiones de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) no efectúa distribución de utilidades entre sus afiliados, pues la entidad tiene una operación al costo.

Fundamento del alza

El incremento reportado en la distribución de utilidades ocurre, principalmente, por el alza de los ingresos de las operadores por los servicios brindados a sus clientes.

Cada OPC cobró una comisión sobre el saldo total de recursos administrados a sus clientes. Hasta el año pasado, el porcentaje era de 0,50%; pero se redujo a 0,35% a partir del 2020.

El ahorro individual de cada trabajador aumenta por el aporte de dinero hecho al ROP cada mes y por los rendimientos generados por las inversiones de dichos recursos efectuadas por las operadoras complementarias.

En Popular Pensiones y BN Vital, los ingresos por el cobro a sus afiliados significaron el 96% de sus ingresos. En BCR Pensiones fue el 83%, según los datos de Supén.

“La razón de ese incremento (de las utilidades) fue una combinación de mantener los gastos operativos muy controlados y que los ingresos operativos aumentaron en comparación con el año 2018”, explicó Hermes Alvarado, gerente de BN Vital.

Róger Porras, gerente de Popular Pensiones, reconoció que, el año pasado, tuvieron un incremento en los recursos administrados por encima de las proyecciones a comienzo del 2019.

El ejecutivo resaltó que la gestión para la atracción de nuevos clientes y un alto nivel de rentabilidad en el ROP, fueron las razones que permitieron la mejora.

En tanto, Mauricio Rojas, gerente de BCR Pensiones, destacó que el año anterior lograron una mayor eficiencia en el uso de los recursos de los afiliados.