Finanzas

Reserva Federal de EE. UU. mantiene tasas de interés, pero espera tres aumentos para el 2022

El Comité Federal de Mercado Abierto consideró apropiado mantener el rango objetivo entre 0 y 0,25% hasta que el mercado laboral hayan alcanzado niveles de empleo máximo

El Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC, por sus siglas en inglés) de la Reserva Federal de Estados Unidos, decidió mantener el rango objetivo para la tasa de fondos federales entre 0 y 0,25%; sin embargo, esperan al menos tres aumentos en la tasa de política monetaria estadounidense en el 2022.

La Reserva Federal estadounidense (FED, banco Central) también anunció, este miércoles 15 de diciembre, que terminará antes de lo previsto su programa de compras de activos en medio de presiones inflacionarias, abriendo así la puerta a los tres aumentos de su tasa de referencia el próximo año.

La inflación en Estados Unidos estará por encima de lo esperado, en 5,3% en el 2021 y 2,6% en el 2022, indicó la FED al término de su reunión de política monetaria. Así, para contrarrestar la inflación, pondrá fin a sus compras de activos en marzo, tres meses antes de lo inicialmente anunciado, lo cual le permitirá aumentar luego su tasa de referencia. Sus directivos acordaron por unanimidad que los incrementos comiencen en 2022 y se produzcan hasta tres subidas.

La decisión se toma en un contexto de alta inflación. El incremento de precios alcanzó 6,8% en noviembre pasado en ese país comparado con igual mes del 2020, el máximo en 39 años.

“Dado que la inflación ha superado el 2% durante algún tiempo, el Comité espera que sea apropiado mantener este rango objetivo hasta que las condiciones del mercado laboral hayan alcanzado niveles consistentes con las evaluaciones del Comité, de empleo máximo”, indicó en el comunicado.

En esa mismo anuncio, el Comité indica que el rumbo de la economía sigue dependiendo del curso del virus. Se espera que los avances en la vacunación y la reducción de las limitaciones de la oferta respalden los continuos avances en la actividad económica y el empleo, así como una reducción de la inflación. Reiteró que el Comité busca lograr el máximo de empleo e inflación a una tasa del 2% a largo plazo.

Melvin Garita, gerente del puesto de bolsa del Banco Nacional, comentó que Costa Rica es una economía diminuta, abierta a los mercados de bienes y servicios, y a los mercados financieros y de capital; además, pertenece a una zona económica muy clara, comprendida por Norteamérica (Canadá, Estados Unidos y México) y América Central por lo que tiene una relación muy cercana con lo que ocurre en esa zona, liderada por la economía estadounidense.

“Una política monetaria más restrictiva está asociada a una economía que crece a un menor ritmo, así como a tasas de interés más altas, por lo que podríamos observar una desaceleración de la economía estadounidense y por ende de la nuestra, así como mayores tasas de interés en dólares y en colones, las cuales deberían aumentar de una forma gradual. También, si no se restablece un adecuado premio por invertir en colones se pueden presentar presiones al alza el tipo de cambio del colón por dólar”, indicó.

Por su parte, José Luis Arce, director de FCS Capital, comentó que en el caso de los Estados Unidos era esperado que la Reserva Federal empezara poco a poco a desmontar la política monetaria ultraexpansiva, primero disminuyendo paulatinamente la compra de activos financieros –bonos de gobierno e hipotecas– y probablemente el año entrante aumentando la tasa de fondos federales que es la tasa de política monetaria en Estados Unidos.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.