Patricia Leitón. 26 febrero
26/2/2020. San José, Edificio ODM del Banco Central. Este miécoles 26 de febrero fue la presentación del Plan de Endeudamiento Interno 2020 por parte del Ministerio de Hacienda y el Banco Central de Costa Rica. En la actividad participaron el presidente del BCCR, Rodrigo Cubero, y el ministro de Hacienda, Rodrigo Chaves (segundo y tercero, en el orden usual), entre otros funcionarios de ambas entidades. Foto Jeffrey Zamora
26/2/2020. San José, Edificio ODM del Banco Central. Este miécoles 26 de febrero fue la presentación del Plan de Endeudamiento Interno 2020 por parte del Ministerio de Hacienda y el Banco Central de Costa Rica. En la actividad participaron el presidente del BCCR, Rodrigo Cubero, y el ministro de Hacienda, Rodrigo Chaves (segundo y tercero, en el orden usual), entre otros funcionarios de ambas entidades. Foto Jeffrey Zamora

El Gobierno mantiene fuertes necesidades de financiamiento este año y para el primer semestre del 2020 requiere captar, en el mercado interno, ¢1,5 billones para financiar sus gastos, que no puede cubrir con los recursos de impuestos.

El anuncio lo hizo Mauricio Arroyo, subtesorero nacional del Ministerio de Hacienda, este miércoles 26 de febrero, quien junto al Banco Central, presentó al medio financiero el Plan de Endeudamiento Interno para el año 2020.

El requerimiento de captación presupone el ingreso de recursos por préstamos externos de.apoyo presupuestario, pero no la colocación de eurobonos. Sin embargo, el Ministerio espera que el proyecto de eurobonos sea aprobado.

(Video) Impacto en el mercado del plan de deuda del Gobierno

Para el primer semestre del 2019, Hacienda planeó colocar ¢1,4 billones y terminó levantando ¢2,26 billones, lo cual permitió reducir la presión en el mercado, para el segundo semestre del 2019.

Para el segundo semestre del 2019 volvió a anunciar una captación de ¢1,4 billones y se logró el 93% del monto, informó Arroyo.

El funcionario explicó que, en el 2019, se logró una concentración importante de títulos a 10 años plazo, lo cual ayudó a mejorar la “foto” del perfil de vencimientos.

Agregó que uno de los retos es consolidar los canjes para bajar la presión de financiamiento del 2021 y 2022.

Melvin Quirós, director de Crédito Público, añadió que en el 2019 hubo financiamiento de $1.500 millones de los eurobonos y $350 millones del Banco Interamericano de Desarrollo.

Para el 2020 se espera tener financiamiento por $1.430 millones con aportes del BID y la Agencia Francesa del Desarrollo; Corporación Andina de Fomento y Banco Mundial.

Para el 2021 se prevén recursos externos por $850 millones y para el 2022, de otros $850 millones, sin incluir los eurobonos que están pendientes de aprobación.

Sobre los riesgos de la deuda, Quirós explicó que se redujo el riesgo de refinanciamento al disminuir la deuda a menos de un año de 13%, en el 2018, a 7,7%, en el 2019.

Mejorar la estructura de la deuda

En la actividad Rodrigo Chaves, ministro de Hacienda, enfatizó en que el Gobierno quiere continuar con medidas para asegurarse que la situación fiscal de Costa Rica sea sostenible.

Chaves, anunció, el 10 de febrero pasado, un plan para bajar la deuda pública que incluyó cuatro ejes: reducción de la evasión, del gasto público, reemplazar deuda cara y hacer pagos extraordinarios de deuda.

El ministro anunció que muy pronto se presentará el proyecto de Ley de Empleo Público que sustituirá empleados con salarios altos con nuevos funcionarios que entrarán a un régimen de salario único con menores costos para el Estado.

El objetivo fundamental para los próximos años, dijo el Ministro, es mejorar la composición de la deuda, porque es muy cara y hay que tratar de reducir los intereses, que para este año consumen la tercera parte del presupuesto del Gobierno.

Respecto a las captaciones del Banco Central, Bernardita Redondo, directora general de la División de Activos y Pasivos del Banco Central, explicó que para el segundo semestre del 2019 anunciaron la colocación ¢450.000 millones y colocaron ¢417.000 millones.

Para este primer semestre anunció una meta de colocación de ¢250.000 millones para refinanciar vencimientos; es decir, colocar para pagar préstamos que vencen.

Seguirán colocando a corto plazo, dos años o menos, y realizarán una subasta al mes.

Hernán Varela, gerente de Administración de Portafolio de Banco Lafise, comentó que las necesidades del Gobierno serán menores en el 2020 en comparación con el año anterior, esto gracias a la mejora en los ingresos producto de la reforma fiscal.

“Lo que ayudaría a mantener las tasas de interés estables o incluso con un movimiento a la baja”, opinó Varela.

No obstante, añadió este especialista, eso supone el acceso a fondeo en mercados internacionales, lo que requiere aprobación de la Asamblea Legislativa, por lo que de no suceder el escenario sería menos positivo.

Colaboró con esta información María Fernanda Cisneros.