Salud

Unidades de Cuidado Intensivo reciben hasta 33 pacientes con covid-19 por día

En la última semana ingresaron 119 personas por día a los centros médicos de la CCSS; se acumulan siete días en las que entran más personas de las que son dadas de alta

Las hospitalizaciones por covid-19 están en aumento en Costa Rica y eso preocupa a las autoridades de salud y a otros especialistas.

En los últimos días, las unidades de cuidado intensivo (UCI) de los hospitales de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) ven llegar hasta cinco personas cada hora.

“Los ingresos a UCI y a salón no han parado. Vemos 33 ingresos por día en UCI, en ocasiones se han tenido cinco personas por hora”, recalcó Guiselle Guzmán Saborío, jefa del Área de Salud Colectiva de la CCSS durante una transmisión en vivo en la red social Facebook.

“Se están hospitalizando 119 personas por día esta semana. Ni siquiera en los momentos donde estuvimos en el pico más alto en las olas anteriores habíamos visto estos números. Y todavía no hemos llegado a este pico”, añadió.

En la información suministrada por Guzmán se detalla que, en las últimas cuatro semanas se pasó de tener 4,1 ingresos por hora a los centros médicos públicos a tener 5. Y el tiempo de espera promedio entre un nuevo paciente y otro se acortó de 15 a 12 minutos.

Los datos del Ministerio de Salud indican que, para la tarde de este martes, se reportaban 995 camas de hospital ocupadas, de ellas, 409 eran de cuidados intensivos.

Se están hospitalizando 119 personas por día esta semana. Ni siquiera en los momentos donde estuvimos en el pico más alto en las olas anteriores habíamos visto estos números. Y todavía no hemos llegado a este pico”.

—  Guiselle Guzmán, CCSS

De estas personas, 13 se encontraban en centros médicos privados, tres en UCI.

Priscilla Herrera, directora general de Salud, comunicó este martes que las hospitalizaciones por esta causa habían subido un 4,6% en una semana, al pasar de un promedio de 846 a 887.

Pero el aumento es mayor cuando solo se ven los ingresos hospitalarios: estos crecieron un 15,8%, al pasar de 543 a 629.

El doctor en matemáticas e investigador Tomás de Camino Beck coincide en que los números de hospitalizados son importantes.

“Las hospitalizaciones no han bajado de un nivel altísimo.

“La ola epidémica anterior llegó a 659 hospitalizados en el pico máximo, bajó a un poquito menos de 300 por ahí de marzo, pero esta nueva ola ha estado alrededor de 800, pero queremos mucho menos personas hospitalizadas”, explicó.

¿Quiénes están llegando al hospital?

Guzmán manifestó que una parte importante de los internados están en edades productivas y consideradas jóvenes.

“Las personas que están en cuidados intensivos, los grupos de edad con más personas están entre los 30 y 59 años. Son las que no tienen el esquema completo o que no han querido ser vacunados”, señaló la epidemióloga.

“Nosotros en lugares específicos hemos visto una gran mayoría de personas no vacunadas. Eso es un problema porque las personas no tienen la protección adecuada que les da la vacuna”, advirtió.

Una sola dosis, recordó la funcionaria, da una protección de un 30% a un 40%, dependiendo del producto y de las características de cada individuo, pero al inyectarse por segunda vez, la protección puede subir a más de 80% o 90%.

Uno de los centros de salud con mayor impacto en internamientos de poblaciones no vacunadas es el Hospital San Carlos.

Randall Chavarría, director de la Región Huetar Norte de la CCSS, informó de que un 70% de la población internada este martes no está vacunada y un 17,5% solo tiene la primera dosis.

“Es muy poca la gente con el esquema completo que ha requerido hospital y esta gente es la que tiene menor requerimiento de oxígeno. Y las personas que han fallecido no han tenido ninguna dosis”, subrayó.

Edgar Carrillo, director del Hospital San Carlos declaró que llevan cinco semanas de aumento en pacientes que consultan. Estos son especialmente de las comunidades de La Fortuna y Pital.

“Tengo a un paciente que me dice ‘cuánto lamento no haberlo hecho caso a todas las personas que pasaron por mi casa pidiendo que me vacunara’. El dice que es muy desgastante. La solución es la vacunación”, manifestó el jerarca, quien pidió hacer caso omiso de informaciones de grupos antivacunas.

En el mismo sentido se pronunció Chavarría.

“No solo estamos luchando contra la enfermedad, estamos luchando contra los antivacunas. Preocupa porque ante cada publicación que hacemos, ellos nos salen con dos o tres con publicaciones sin sustento científico”, denunció.

Los factores de riesgo también pesan. Información compartida por la CCSS la noche de este lunes indicaba que el 39,93% de los hospitalizados eran hipertensos, el 24,82% eran diabéticos y el 30,12%, obesos.

La velocidad de hospitalización

Para Tomás de Camino no solo es necesario tomar en cuenta la cantidad de personas en los centros médicos, sino que también está otro factor determinante llamado velocidad de hospitalización.

Este indicador se refiere al número de habitantes que entran al hospital en relación con la cantidad de individuos que salen.

El científico explicó que la velocidad negativa se da cuando salen más personas de las que entran y la positiva se ve cuando ingresan más casos de los que salen.

Según sus estudios, el país acumula siete días de una velocidad positiva.

“A mí me interesa saber qué tan rápido baja o rápido sube el número de gente en el hospital”, puntualizó.

“No es lo mismo si sube lento a si sube muy rápido”, añadió.

El especialista señaló que la primer alerta se da desde antes, cuando, antes de subir, la baja en los internamientos cada vez es menor.

La velocidad, indica de Camino, estuvo negativa en mayo y junio. Ya para el 1.° de julio, aunque el ritmo seguía bajando, lo hacía más lento y esto ya era una advertencia de que podría subir nuevamente.

El especialista hace la analogía con un vehículo en movimiento que se acelera.

“Cuando ustedes manejan un carro y arrancan de un semáforo y van a manejar hasta 100km/h no llegan de un solo, es un proceso de acelerar.

“Cuando se tiene una tendencia de aumento de velocidad de hospitalización es como un carro acelerando. No es que en un par de días bajen a cero. Cuando las hospitalizaciones comienzan a subir no quiere decir que vayan a subir de un solo, pero no van a bajar a cero”, agregó.

Estas velocidades, recalcó de Camino, no son iguales en todo el país. Hay zonas con mayor dinámica de casos y en los que hay mayor necesidad de hospitalización. Sin embargo, hacen falta más datos.

“No hay datos muy detallados. No necesitamos detalles de hospital, necesitamos el origen de cada persona, dónde viven, porque los pacientes se mueven de un hospital a otro según su necesidad. Necesitamos saber de dónde es la persona para saber cómo está el comportamiento del virus”, expresó.

El especialista confirmó que en este momento sí hay mayor foco en San Carlos y otros lugares de la zona norte, pero en momentos anteriores de la pandemia fue más uniforme.

Irene Rodríguez

Irene Rodríguez

Periodista en la sección El País. Máster en Salud Pública con Énfasis en Gerencia de la Salud en la Universidad de Costa Rica. Ganó el Premio Nacional de Periodismo Científico del Conicit 2013-2014, el premio Health Systems Global 2018 y la mención honorífica al Premio Nacional de Periodismo de Ciencia, Tecnología e Innovación 2017-2018.