Salud

Tasa de contagio de covid-19 en Costa Rica sigue al alza: 100 personas contagiarían a 99

Análisis de la Universidad Hispanoamericana indica que todo parece indicar que tendencia se mantendrá y número de casos volverá a subir; situación de Guanacaste preocupa

La tasa de contagio de covid-19 en Costa Rica sigue subiendo y está en el umbral de abandonar una tendencia positiva para los números de la enfermedad.

El análisis semanal de la Universidad Hispanoamericana (UH) señala que este indicador está en 0,99, muy cerca del umbral de 1.

Cuando este indicador se encuentra por debajo de 1, significa que el virus llega a menos personas. Esta es la sexta semana consecutiva donde se encuentra por debajo de este valor.

Sin embargo, el panorama podría cambiar pronto.

La tasa de contagio, tasa R o número básico de reproducción, es un indicador que refleja a cuántas personas sanas, en promedio, infectaría un portador del virus SARS-CoV-2, causante de la covid-19.

Una tasa de 0,99 indica que un grupo de 100 personas con el virus se lo transmitirían a 99. Hace una semana, se lo habrían transmitido a 93 y hace 2, a 91.

En otras palabras, cada grupo de 100 personas hoy le transmite la infección a un grupo ligeramente más grande que hace una semana.

El virus todavía sigue a la baja, solo que a un ritmo menor que hace siete días. La preocupación de los investigadores es que esta tendencia podría revertirse en cuestión de pocos días.

“Estamos en la víspera de entrar en una meseta como la ocurrida en el último trimestre del año pasado, que se prolongó por varias semanas. Parece que sí y tendríamos que dar por terminada esta luna de miel que hemos tenido con el descenso de la pandemia hasta el día de hoy”, destacó el médico y epidemiólogo Ronald Evans, coordinador del análisis.

A esto, indica el investigador, habría que sumarle la posible influencia de la variante delta, más transmisible. La presencia de esta variante aún no se ha confirmado en nuestro país, aunque no se descarta que ya circule.

¿Qué es la tasa de contagio y qué mide?

R es un valor promedio porque hay personas que, al tomar los cuidados necesarios, no afectarían a más, mientras que otras, por desconocimiento y por las actividades que realizan podrían infectar a varias.

Debemos tomar en cuenta que este virus puede transmitirse antes de que los individuos presenten síntomas y eso facilita su diseminación.

Si se toma en cuenta el tiempo de incubación del virus, las infecciones que sirvieron para calcular este indicador se dieron unos seis días antes.

Esta tasa, además, es muy volátil y puede cambiar en pocos días, pues depende de las interacciones y dinámicas humanas.

Sin embargo, sí es un valor importante al analizar el comportamiento de una enfermedad infecciosa.

Dicho indicador no habla de cuán agresiva o letal es una enfermedad, sino sobre la velocidad a la que este virus se transmite, lo que tendrá impacto sobre el número de casos.

Entre más contagios se den, pueden aumentar las hospitalizaciones y las muertes.

La acción de la tasa de contagio también depende de la cantidad de casos activos que puedan propagar el virus.

Por ejemplo, una tasa de 0,99, como la de esta semana, en un lugar con muchos casos activos, implicaría más nuevas personas con el virus si se compara con un lugar con pocos casos activos y que tenga una tasa de 1,03.

Por el contrario, ese mismo 0,99 en un lugar con pocos casos activos daría como resultado menos personas infectadas si se compara con un lugar con muchos casos activos con una tasa de 0,83.

Análisis provincial: preocupa Guanacaste

Como R es un valor que depende de las dinámicas humanas, no es igual en todo el país. Cada provincia tiene características propias de transmisión.

En este sentido, a los investigadores les preocupa la provincia de Guanacaste. Esta no solo es la que tiene la tasa más alta, también está muy por encima de 1: se ubica en 1,17. Aquí, 100 personas transmitirían el virus a 117. Hace una semana este indicador estaba en 0,96.

Le sigue San José, con una tasa de 1. Aquí, la infección se mantendría igual, 100 personas le pasarían la infección a otras 100 y se mantendría constante.

Le siguen Heredia, con 0,98, Alajuela y Puntarenas, con 0,97 cada una y Cartago, con 0,96.

Limón es la provincia con un menor índice, con 0,88. Aquí, 100 personas infectarían a 88.

Dentro de los cantones

El análisis por cantones se enfoca en revisar el riesgo en la cantidad de casos de covid-19, según la población de cada uno.

Lo anterior también se hace porque el cálculo de la tasa de contagio no es factible en lugares con menos de 25.000 habitantes.

Se considera categoría de alto riesgo cuando hay más de 250 casos por millón de habitantes.

Al igual que la semana pasada, hay 46 cantones en esta lista. Sin embargo, no son los mismos cantones, los analistas ponen de nuevo la mirada sobre Guanacaste.

“Llama la atención que en la provincia de Guanacaste se ubican los tres cantones con parámetros mucho más elevados que el promedio nacional. Nos referimos a La Cruz (664,5), Carrillo (566) y Bagaces (538)”, citan los investigadores.

“Al revisar las tasas de contagio, cinco cantones tienen parámetros mucho más altos que el rango nacional. El primer lugar es para Carrillo con 1,86, le siguen Coto Brus con un 1,85, Nicoya con un 1,57, Upala con 1,49 y Los Chiles con 1,4″.

Estos dos últimos no pertenecen a la provincia de Guanacaste, pero son cercanos.

Las cifras de los cantones guanacastecos crecen, con excepción de Liberia, Abangares y Hojancha.

Por el contrario, hay siete cantones en donde los casos son muy bajos, menores a 100 por cada millón de habitantes.

Estos son León Cortés, Tarrazú, Turrubares y Dota en San José; Buenos Aires, en Puntarenas; Talamanca, en Limón; y Hojancha, en Guanacaste.

Baja en casos es muy ligera

Por sexta semana consecutiva, se ve una reducción en los casos reportados. Sin embargo, esta vez es mucho menor.

“El promedio de casos diarios paso de 1.487 a 1.445, es decir, 42 enfermos menos. Este último dato, es el más bajo en las últimas cinco semanas”, cita el reporte.

La disminución fue de un 2,51%, hace una semana fue del 8,53%; hace dos, del 9%.

Si se considera en una tasa por millón de habitantes, se pasó de 290,1 casos por millón de habitantes a 281,9.

No obstante, al ser un número superior a 250, sigue considerándose muy alto.

Nuevamente, Guanacaste vuelve a ser señal de preocupación, porque aquí sí aumentó la cifra de casos en comparación con la semana anterior.

“Guanacaste ocupa el primer lugar con 406,2, una cifra por encima del dato a nivel nacional y que contrasta con el 314,8 que había registrado la semana antepasada”, señala el documento.

La provincia del Pacífico norte le lleva ventaja a San José, que está en segundo lugar con 285,9 casos por millón de habitantes.

La provincia con menos casos es Limón, con 219,5 por millón de habitantes. Es la única provincia por debajo de 250. Esta cifra ya es considerada de riesgo mediano y no riesgo alto o muy alto.

Irene Rodríguez

Irene Rodríguez

Periodista en la sección El País. Máster en Salud Pública con Énfasis en Gerencia de la Salud en la Universidad de Costa Rica. Ganó el Premio Nacional de Periodismo Científico del Conicit 2013-2014, el premio Health Systems Global 2018 y la mención honorífica al Premio Nacional de Periodismo de Ciencia, Tecnología e Innovación 2017-2018.