Salud

¿Cómo prevenir el contagio del nuevo coronavirus? Aplique estos ‘diez mandamientos’

Cada persona puede hacer su propio aporte para evitar el contagio de este nuevo virus

¿Puede usted hacer algo para prevenir el contagio con el nuevo coronavirus Covid-19? La respuesta es un rotundo ¡sí!

Para ello, la Organización Mundial de la Salud (OMS) compartió el siguiente decálogo de lo que cada uno podemos hacer desde nuestro propio metro cuadrado.

Muchas de estas acciones deben darse independientemente de si el país o la ciudad donde usted vive presenta casos o no.

En el caso de Costa Rica, la recomendaciones cobran relevancia ahora que en el país se activó el protocolo por el primer caso sospechoso de Covid-19.

Independientemente de si se confirma o no el diagnóstico, es conveniente que usted sepa qué puede hacer para reducir el riesgo de contagio. Veamos:

1- Lávese las manos

Nuestras manos son de las partes más sucias de nuestro cuerpo. Las utilizamos para casi todas las tareas cotidianas; en este proceso acumulamos una cantidad constante de bacterias o virus. Muchos son inofensivos, otros no tanto.

Un simple lavado manos con agua y un jabón de los que se encuentran en cualquier supermercado o pulpería puede protegernos de muchísimas enfermedades, que pueden causarnos desde simples resfríos o diarreas, hasta complicarse y convertirse en una neumonía o problemas gastrointestinales.

¿Por qué es tan eficaz? Daniel Quesada, coordinador del Centro de Atención de Emergencias y Desastres (CAED) de la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS), indica que hay dos procesos, uno químico –protagonizado por el jabón– y uno físico –cuyo agente principal es el agua– que se unen.

“Las bacterias y los virus son sensibles a los químicos. El jabón es un químico y quita la grasa de la piel, que es donde se acumulan más bacterias y virus. El agua tiene un efecto físico que es arrastrar las bacterias y los virus y eliminarlas de la piel”, especificó.

¿Cuándo lavarse las manos? Constantemente: después de estornudar o toser; al cuidar a una persona enferma; antes y después de preparar alimentos; antes de comer, después de ir al baño; antes y después de estar con mascotas o manipular sus desechos; o si siente que sus manos están sucias.

El alcohol en gel no es tan eficaz como el agua y el jabón para eliminar los virus y bacterias. Su recomendación es usarlo solo cuando no tenemos posibilidades de lavarnos las manos.

2- Limpie las superficies regularmente con desinfectante

Estas superficies incluyen los escritorios de trabajos o centros educativos, las mesas de la cocina o islas para cocinar. Esto debe hacerse con productos específicos para este tipo de limpieza: desinfectantes domésticos y alcohol.

Si es para el hogar, usted no necesita comprar productos de limpieza industrial, es más importante la frecuencia con la que usted mantiene limpias las superficies con las que tiene contacto directo.

Estas sustancias son para aplicar sobre esas estaciones de trabajo. No las utilice directamente sobre su piel.

3- Edúquese acerca del virus con fuentes confiables

Son muchas las informaciones falsas que circulan a través de redes sociales y servicios de mensajería como WhatsApp.

Los sitios web de la OMS, de los ministerios de Salud, los profesionales de salud, y medios de divulgación en donde alguien firme y se haga responsable por los contenidos difundidos son parte de las opciones que, de acuerdo con la OMS, usted debe tener en cuenta.

De acuerdo con ese organismo, todos deberíamos tener claro que en la gran mayoría de los casos se trata de síntomas leves. Solo entre el 3% y el 5% llegan a un estado crítico y la mortalidad ronda el 2%.

4- Evite viajar si tiene fiebre o tos

Esto no quiere decir que la fiebre o la tos implique que usted tenga la enfermedad, pero son parte de los cuidados que deben tenerse para evitar la propagación de cualquier mal.

Si está en un vuelo y comienza a sentirse mal, informe a la tripulación: cada aerolínea y cada aeropuerto tienen sus planes de contingencia.

5- Si estornuda o tose, ¡cúbrase!

Si utiliza un pañuelo desechable, bótelo apenas termina de toser o estornudar y lávese las manos.

La OMS incluye en este tema a las mascarillas. No son necesarias, ni siquiera en países donde el virus ya está. Solo las requieren quienes tienen el virus o para quienes están al cuidado directo de estas personas.

Las demás personas no tienen por qué usarlas, es más, hacerlo de forma indebida más bien las expone a otros padecimientos.

“Una mascarilla es como un pañuelo. Se usa de forma que cubra la nariz y la boca. Hay quienes dicen que les cuesta respirar y de vez en cuando ‘sacan la nariz’, y eso no debe ser así. Y, hay algo claro: apenas se humedezca el cubrebocas, ya sea por tos, estornudo o la frecuencia de saliva al hablar, debe desecharse y utilizar una nueva.

"De la misma forma como usted bota un pañuelo desechable al toser o estornudar, si se deja la mascarilla puesta lo que va a hacer es propiciar un caldo de cultivo para virus y bacterias”, destacó Luis Carlos Monge, vocero del Colegio de Farmacéuticos.

6- Sepa si usted forma parte de la población de mayor riesgo

Si usted tiene más de 60 años o sufre un mal cardiovascular, enfermedades crónicas respiratorias o diabetes, usted puede tener más riesgo, en caso de infectarse con COVID-19, de que sus síntomas sean más serios.

Si la enfermedad ya estuviera presente en el país, lo mejor es que evite las aglomeraciones o interactuar con personas que están enfermas.

7- Si se siente mal quédese en casa y llame al doctor

El médico le hará preguntas sobre sus síntomas, los lugares que ha visitado y las personas con quienes ha tenido contacto.

En Costa Rica, se pide notificar al Ministerio de Salud, ya sea llamando directamente o través del 911.

Lo anterior permitirá que usted tenga el seguimiento adecuado, le den los mejores consejos, y, en caso de tener el virus, lo prevengan de infectar a otros.

8- Si lo diagnostican con la enfermedad, no salga de casa

Procure dormir y comer por aparte del resto de los miembros de la familia que no están infectados.

Utilice también, de manera preventiva, cubertería diferente a la de las demás personas de su hogar.

9- Si tiene dificultad respiratoria llame de inmediato al hospital

Si usted está diagnosticado con la enfermedad y comienza a tener dificultades mayores para cada respiración, llame de inmediato a su doctor o centro de salud; ellos le indicarán qué hacer.

10- Averigue cómo puede ayudar en su comunidad, centro de estudio o de trabajo

Es normal sentir ansiedad, especialmente si usted vive en un país o comunidad en la que la enfermedad esté presente.

La recomendación de la OMS es buscar la forma de ayudar en la comunidad o lugar de trabajo con estrategias preventivas y de limpieza.

Irene Rodríguez

Irene Rodríguez

Periodista en la sección El País. Máster en Salud Pública con Énfasis en Gerencia de la Salud en la Universidad de Costa Rica. Ganó el Premio Nacional de Periodismo Científico del Conicit 2013-2014, el premio Health Systems Global 2018 y la mención honorífica al Premio Nacional de Periodismo de Ciencia, Tecnología e Innovación 2017-2018.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.