Televisión

Zorán y Sarita son los ganadores de ‘Nace una estrella’

Tras una emotiva gala, en la que todos los concursantes se entregaron al máximo, fueron los votos del público los que coronaron a las nuevas estrellas musicales.

Zorán y Sara Barboza son las nuevas estrellas musicales de Costa Rica. Tras casi dos meses de competencia el público sentenció, por medio de votos, que ellos se coronaran en esta nueva edición de Nace una estrella, programa de Teletica que se había realizado por última vez en el 2012.

El apoyo de la audiencia coincidió con los números que, desde hacía semanas, acumulaban los ganadores, pues su evolución en la competencia fue reconocida con altas y, últimamente, con perfectas calificaciones. A esto se unía el ya conocido apoyo del público.

Al final, además de la satisfacción que conlleva el triunfo, el concurso premió a Alexánder Arce (Zorán) con $15.000, por ganar la categoría adulta, y a Sara Barboza con $7.500, por conquistar la rama la infantil. Kike Ramírez, segundo lugar de los adultos recibió $3.000, mientras que Ariel Darío fue reconocido con $1.500.

La noche de este 31 de julio los seis finalistas, cuatro adultos y dos niños, interpretaron tres temas cada uno. Pero, en el cierre del concurso, el reconocimiento de los televidentes respaldó a Zorán y a Sarita.

Zorán recibió un 74.79% de los votos. El maquillista y creador de contenido, seguido por casi dos millones de personas en sus redes sociales, intentó cuatro veces ser parte de Nace una estrella. En este 2021 al fin lo logró, alcanzando el primer lugar del certamen.

Previo al último programa, todos los finalistas ofrecieron diferentes rifas en sus redes sociales para aumentar la cantidad de votos.

La última gala de una temporada intensa

A las 8 p. m., del sábado 31 de julio, comenzó el último capítulo de la quinta temporada de Nace una estrella, el programa de Teletica Formatos que más ha dado de qué hablar en los últimos tiempos. “Nos sobrepusimos”, dijo la productora Vivian Peraza a La Nación, un día antes de la final haciendo alusión a las diferentes situaciones a las que debió hacerle frente el espacio televisivo.

Peraza, además, mencionó que esta temporada tuvieron que lidiar con “todas las cosas malas que les pudieron pasar” y, sin duda, lo más doloroso fue el fallecimiento de Alejandro Alejo Nuñez, el participante que falleció luego de enfermarse de covid-19.

En este último programa, tras un opening en el que participaron todos los finalistas; Édgar Silva -vestido con un impecable esmoquin-, dio la bienvenida. Seguidamente, la producción de Nace una estrella presentó un video en el que se repasaron los sentimientos de la temporada.

En la grabación apareció Alejo, la gran promesa que inició compartiendo su arte al aire libre en San José y que al ser seleccionado en este programa vivió un fugaz sueño. También, en el video se vieron imágenes de Luis Delgado, el participante que renunció al espacio luego de que trascendiera una denuncia en su contra por presunta violación.

En resumen, en el repaso audiovisual, aparecieron cada uno de los 15 participantes, 10 adultos y cinco niños, que el 2 de mayo, en un contexto pandémico, empezaron a vivir su gran aventura musical.

Tras el emotivo video llegó el tiempo de las presentaciones individuales. Sara Barboza, mejor conocida como Sarita, llegó a escena para presentar la primera de las tres canciones que interpretaría en la velada.

En este último programa cada participante recibió apreciaciones por parte del jurado, pero no les otorgaron puntos. La decisión absoluta de quien ganó recayó en el público. Durante el show, Édgar Silva lo reiteró cada vez que pudo, invitando a los televidentes a votar.

“(Estoy) muy orgulloso de ver el avance de todos los participantes. En tu caso, sos una gran cantante. (...) Te felicito con toda la fuerza de mi corazón”, le dijo el juez Marvin Araya a Sara Barboza, luego de que la niña interpretara La frase tonta de la semana.

Más tarde Leo Jara cantó Me va a Extrañar y Ariel Darío Luz de luna. En esta primera ronda, con un claro sentimiento y explorando un nuevo género en la competencia, Priscilla Díaz interpretó Amor Eterno.

Llegó el tiempo de Zorán, quien convertido en un showman, cantó Livin’ la vida loca con una enérgica coreografía. Los jueces alabaron su crecimiento.

Esta primera ronda la cerró Kike Ramírez con Nunca voy a olvidarte.

Segunda ronda de presentaciones

Leo Jara dio apertura a esta segunda ronda de presentaciones. En un íntimo escenario interpretó con entrega ¿Y cómo es él?. Segundos antes, en una pequeña cápsula, habló de su proceso, uno en el que logró desligarse de “la sombra” que le hacía el nombre de su hermano Marko Jara.

Marvin Araya, luego de su presentación, le reconoció su capacidad para transmitir emociones al cantar.

Luego de Leo llegó Ariel Darío cantando Palabra de honor. En la próxima ronda de presentaciones él cantaría su última canción del programa y la que más emoción le generó en esta final. Por su parte Kike cantó No, su gran apuesta de la noche vendría más adelante.

Zorán regresó a escena con el tema La Aurora. Antes, en una entrevista con Édgar Silva, recordó las cuatro veces que intentó ser parte de Nace una estrella y lo que significó poder dejar su adicción a las drogas.

Sarita reapareció en el escenario para una vez más sorprender con su actuación. Esta vez cantó La cigarra, mientras la jueza Debi Nova la escuchaba embelesada.

Esta segunda parte concluyó con Priscilla, quien con I Will Always Love You “dejó sin palabras” al jurado. En la voz de Marvin Araya se le reconoció como a una artista excepcional.

Las últimas piezas

Con O sole mío, el cantante Kike Ramírez presentó su última canción de la temporada y abrió la última ronda de interpretaciones. Los jueces le reconocieron su crecimiento y el artista aseguró que “hay Kike para rato”.

Leo se despidió con Lo que no fue no será. Tras su presentación, el juez Ricardo Padilla instó a que los padres apoyen a sus hijos a ser quienes quieran ser. De la emoción que experimentó, incluso, ofreció sus estudios de grabación a los dos ganadores de la competencia, para que graben allí.

Ariel Darío, el niño que dijo a La Nación querer ser tenor (y futbolista) ofreció una magna interpretación del tema Por ti volaré. Enfundado en un pequeño y elegante traje, el niño demostró la grandeza de su voz a sus 11 años. Con notable emoción presentó su último espectáculo.

Zorán finalizó su participación en el programa cantando Lo pasado, pasado. Antes de cantar, se pasó un video en el que su madre contó que su compromiso con la música es tal que estaría dispuesto a dejar “el maquillaje”, profesión que le ha permitido ser seguido y apoyado por más de un millón en redes sociales.

Seguidamente llegó Priscilla para decir adiós magistralmente. Ella cantó O mío babbino caro, un aria de la ópera Gianni Schicchi. Joaquín Iglesias le resaltó la versatilidad demostrada durante la gala.

Sarita concluyó con las 18 presentaciones de la noche. Ella cantó Sin ti. La niña, de 11 años, agradeció a Dios, a las personas que la han apoyado. Espera que esas muestras de cariño se mantengan después de este programa.

Fernanda Matarrita Chaves

Fernanda Matarrita Chaves

Periodista y Licenciada en Comunicación de Mercadeo de la Universidad Latina de Costa Rica.