Manuel Herrera. 19 agosto
Gary Centeno durante el estreno de 'La casa de las flores'. Fotografía: Cortesía Gary Centeno.
Gary Centeno durante el estreno de 'La casa de las flores'. Fotografía: Cortesía Gary Centeno.

En el nuevo éxito de Netflix, La casa de las flores, el costarricense Gary Centeno hizo lo que mejor sabe y lo que más disfruta: actuar y bailar.

Centeno logró una participación especial en la producción, dirigida por Mano Caro y protagonizada por Verónica Castro, que se estrenó en la plataforma streaming apenas el 10 de agosto.

En la comedia negra, el sancarleño interpretó a Rigoberto, uno de los tres bailarines exóticos que tenían como tarea levantar La casa de las flores que se había devaluado.

Centeno midió su físico y sus habilidades para el baile con dos reconocidos actores mexicanos: Felipe Flores (quien es parte de la gira internacional del espectáculo teatral El rey león) e Irving Peña (actor que comienza a cotizarse en la industria de la televisión en México).

“En la serie tuve una participación especial. Hice muchas escenas, pero cuando vi la serie me sorprendí porque en la edición limitaron las actuaciones. Estoy casi seguro que en la segunda temporada saldré más porque en las historias en general, los strippers atraen la atención de mucha gente”, afirmó Centeno durante una entrevista con Viva.

Gary explicó que fue contactado directamente por el director de castin del programa, Luis Rosales, a través de Facebook. En el mensaje Rosales le manifestó el interés de proponerlo para interpretar un personaje especial en la serie.

“Me puse muy contento porque además de actuar bailo hip-hop y eso me sirvió muchísimo para los requerimientos de mi personaje. Presenté el castin con muchísima gente. Luego me avisaron que había sido seleccionado y me ofrecieron el personaje de Rigoberto”, explicó el costarricense.

Posteriormente, vinieron las sesiones de ensayo que se alargaron durante un mes. El fogueo para las grabaciones lo inició junto a sus colegas Felipe Flores e Irving Peña a mediados del 2017. “Ensayábamos dos veces a la semana; primero coreografía, después sensualidad. Nos fogueó un stripper profesional”, afirmó.

Gary comentó que sus grabaciones tardaron varias semanas de octubre del año pasado y tuvieron lugar en un bar de la exclusiva colonia Polanco, en la Ciudad de México.

“Fue la primera vez que me tocó interpretar a un personaje con esas características y la verdad que me gustó porque Rigoberto me dio la oportunidad de fusionar mis dos aficiones. En escena todo fluyó natural y fue gracioso porque a nosotros también nos veían los travestis que participaron en la serie y nos tiraban un montón de piropos. Ellos son travestis en la vida real”, aseveró Centeno.

Respecto a la aceptación que ha tenido la serie entre el público y la crítica comentó: “De verdad que me sorprendió muchísimo. En mi caso, con una participación especial tan limitada, las reacciones fueron muy buenas. Personalmente he recibido fotos y felicitaciones por mi aparición. Quienes conocen sobre el mercado artístico, entenderán que no es fácil ser fichado para producciones de esta magnitud, entonces estoy muy satisfecho y siempre sabiendo que aquí se avanza poco a poco, porque en México hay muchísimo talento y sigue habiendo”.

Gary Centeno tuvo la oportunidad de compartir escenas o conversar con algunas figuras que fichó la serie por su nombre, trayectoria o ascendencia; entre ellos Aislinn Derbez (hija de Eugenio Derbez), Cecilia Suárez y Darío Bernal (hermano de Gael García Bernal).

“No grabé con ellos pero sí estuvieron en el set Cecilia Suárez y Darío Bernal. Me tomé fotos con Aislinn Derbez y le dije que admiraba su trabajo. Compartí poco porque uno también tiene que darse su lugar, la idea es llegar al nivel de todos ellos y no se pude estar ahí como fan. Con Verónica (Castro) no grabé ni en ningún momento la vi”, reveló el joven.

El costarricense junto a la actriz Aislinn Derbez. Fotografía: Cortesía Gary Centeno.
El costarricense junto a la actriz Aislinn Derbez. Fotografía: Cortesía Gary Centeno.

Gary Centeno participó en la serie de Netflix previo a que fuera fichado este año para protagonizar la película mexicana Dulces tentaciones, del director mexicano Óscar Blancarte.

En el filme, el tico interpretó al travesti Vicky La Diabla. La cinta se estrena en el 2019.

Gary adelantó que en las próximas semanas estará en Costa Rica para protagonizar una película nacional de la que no adelantó detalles, también se refirió al interés de presentar una obra de teatro en una sala del país.

Gary y Manolo Caro, el director de 'La casa de las flores'. Fotografía: Cortesía Gary Centeno.
Gary y Manolo Caro, el director de 'La casa de las flores'. Fotografía: Cortesía Gary Centeno.