Alexánder Sánchez. Hace 4 días
Redimi2 (Willy González Cruz) fue el cantante más ovacionado de la jornadas. Sus 'rebeldes' rimas, que invitan a desafiar al mundo y vivir según Cristo hicieron la diferencia. Cortesía de PCP Productora
Redimi2 (Willy González Cruz) fue el cantante más ovacionado de la jornadas. Sus 'rebeldes' rimas, que invitan a desafiar al mundo y vivir según Cristo hicieron la diferencia. Cortesía de PCP Productora

Ojos cerrados, puño en alto y toda la voluntad de miles de personas puesta en una fiera promesa: “decido hacer el bien, no a caer bien...elijo complacer a Dios y no a los hombres”.

Así el rapero dominicano Redimi2, que con la fe va “armado y peligroso”, dispara de inmediato una de sus más elocuentes ráfagas de rimas y desafía al público cristiano, presente en el Estadio Nacional, a no dejarse abatir por nadie en el Gracia Fest, evento musical que se realizó este viernes 12 en La Sabana.

“Me siento muy bien por donde voy, no te parece cool (lo siento bro), pero estoy full, donde estoy, prefiero pues que me rechacen por lo que yo soy a que todos me acepten por lo que yo no soy”, rapea Redimi2 ante una audiencia que se rindió ante su flow y se dejó empapar por una tarde noche repleta de géneros de alabanza y adoración.

Fue el Gracia Fest el concierto donde Redimi2 -“manso” pero “habilidoso”-, fue la estrella más ovacionada de la jornada. Se trató del evento en el que Marcela Gandara recordó como Dios la amaba, donde Lilly Goodman conmovió con su voz potente y donde el colombiano Alex Campos acudió, como muchas veces, al taller del Maestro.

Miles de adolescentes acudieron al Gracia Fest. Durante todo el concierto, se mantuvieron muy conectados con los intérpretes y sus canciones. Foto Agencia Ojo por ojo
Miles de adolescentes acudieron al Gracia Fest. Durante todo el concierto, se mantuvieron muy conectados con los intérpretes y sus canciones. Foto Agencia Ojo por ojo

Ahhhh y claro, donde al arquero nacional Keylor Navas se le vio orando, predicando y contando su testimonio de fe como nunca antes lo había hecho en público. Un emotivo video lo dejó en evidencia.

Todos los ingredientes juntos, sin duda, conformaron un plato suculento para quienes confiesan tener hambre, hambre de Dios.

Maratónica musical.

El Gracia Fest 2019 comenzó pasadas las 3 p.m. con la banda nacional Fuego. Los ticos fueron el abrebocas de una jornada en la que se esperaba más público en las butacas, pero que igualmente calentó.

Marcela Gandara fue la primera invitada internacional. Hablando muy poco en el escenario, pero cantando con la calidad que suele hacerlo, la mexicana complació a su público con lo mejor de su repertorio.

Supe que me amabas, por supuesto, no faltó en el sentido e introspectivo repertorio de Gandara.

Para agregar ritmo y jovialidad al evento se sumó después Evan Craft, “el gringo querido” que conquistó a todos entrelanzando sus letras con sus vivencias en Costa Rica. El californiano, que el 2012 apareció en las listas Billboard de música cristiana, vivió en el país algunos años atrás.

“Mae, yo tomaba el bus ahí en Zapote, estudié en la Véritas. Vivía como 50 metros al este y 200 al norte del árbol que ya no está”, bromeó el estadounidense.

“Adoro Costa Rica. Cuántos recuerdos vividos aquí”, agregó.

El estadounidense Evan Craft (blanco) y el cantante nacional Chisco, hicieron dupla en el escenario. Foto Agencia Ojo por ojo.
El estadounidense Evan Craft (blanco) y el cantante nacional Chisco, hicieron dupla en el escenario. Foto Agencia Ojo por ojo.

Moviéndose para uno y otro lado del escenario, siempre sonriente y bastante suelto para ser norteamericano, Craft interpretó temas como Impulso y Te seguiré.

Además junto al cantante nacional Chisco -- de quien dijo, fue su primer amigo cuando llegó a Costa Rica--, Craft cantó el tema más ovacionado de su repertorio: Siempre has sido fiel.

Ya para entonces la tarde había caído y la noche traía consigo a los cantantes con más peso. Lilly Goodman, solo para empezar.

La dominicana, dueña de letras como Al final, El equipaje y Ven, te necesito, calentó corazones con la calidez, alegría y profundidad que la caracteriza. Nunca dejó de interactuar con el público, lo que tornó aún más íntima y cercana su intervención.

La morena sonrío siempre que pudo, bailó en algunos tramos y no dejó enviar bendiciones al país. Quizá por eso Nadie me dijo, La fuerza de sus sueños y Cúbreme se sintieron mucho más.

La de Goodman fue, sin duda, la interpretación más sentida de todas, pero no la más ovacionada: ese honor se le concedió a Redimi2 y su potente rap cristiano.

Con su carisma y melodiosa voz, Lilly Goodman fue un punto muy alto en el Gracia Fest. Foto Agencia Ojo por Ojo
Con su carisma y melodiosa voz, Lilly Goodman fue un punto muy alto en el Gracia Fest. Foto Agencia Ojo por Ojo

Willy González Cruz (Redimi2) saltó con toda la energía a escena y desde su primera intervención fue un vendaval. Un sector del público, compuesto por miles de adolescentes y varios adultos, se rindieron a su ‘rebelde’ rima.

Una de sus primeras canciones fue Bonita, tema con el que pretende que las mujeres se valoren a sí mismas y se respeten. Como magia, todo el aforo femenino se terminó de congraciar con él.

“Eres bonita, bonita, bonita. Como una princesa bonita, bonita. Así Dios te hizo...”, detalla la singular canción.

Matizó con Así soy yo, un llamado a no dejarse influenciar “por las cosas del mundo”, y Armado y peligroso, el tema en el que proclama estar protegido contra el Enemigo y sus feroces ataques.

Siguió con Quien contra mí, Serenata de amor (tema dedicado a su esposa) y Asina Nona, la pieza que rapea junto a su hija Samantha.

Pues el caso es que Samantha estaba ahí y no dudó en acompañar a su padre. Fue un momento especial.

Fue el mismo Redimi2, quien al terminar su movida presentación, le dio el pase a Keylor Navas. El guardameta del Real Madrid no estuvo en el evento, sin embargo el video que envió fue suficiente para impactar a todos.

Navas se dejó ver como pocas veces lo ha hecho en público: oró un par de veces, comentó versículos bíblicos y hasta reveló algunas intimidades familiares.

Una anécdota sobre el embarazo de su esposa Andrea Salas y el nacimiento de su hijo Mateo, por ejemplo, fueron parte de las revelaciones.

Keylor Navas orando y contando su testimonio en Gracia Fest 2019

El final con Álex.

El zarpe del concierto fue con Alex Campos. Su intervención fue algo atropellada, pues al filo de las 10 p.m. le encendieron las luces del estadio y la señal fue más que clara: el concierto debía terminar.

Eso sí, minutos antes de eso al colombiano le dio tiempo de cantar Soy soldado -junto a Redimi2-, El sonido del silencio, Prefiero y Vuelve vida, un tema nuevo que canta junto a una artista cubana (Danay Suárez).

Fue mientras interpretaba El taller del maestro, uno de sus temas más populares, que los reflectores del coloso de La Sabana lo encandilaron a él y a toda la audiencia. Terminó la canción y no hubo tiempo para más.

Aunque su participación fue cortada por el tiempo, al final del
Aunque su participación fue cortada por el tiempo, al final del "show", Alex Campos demostró por qué es uno de los máximos exponentes de la música cristiana en español. Foto Agencia Ojo por ojo

El Gracia Fest cerró así unas 7 horas de música cristiana ininterrumpida. El show fue un encanto musical, llenó las expectativas y el sonido fue impecable. Pero sí, de Campos hizo falta un poco más.