Manuel Herrera. 12 abril
Andrea Bocelli cantó una plegaria a Dios en su emotiva presentación de este domingo 12. Fotografía: Luca Rossetti/Sugar Srl, Decca Records via AP).
Andrea Bocelli cantó una plegaria a Dios en su emotiva presentación de este domingo 12. Fotografía: Luca Rossetti/Sugar Srl, Decca Records via AP).

Una vista aérea que mostró imágenes inéditas del confinamiento que vive la ciudad italiana de Milán debido a la pandemia del covid-19 mientras un cronómetro descontaba los segundos hasta llegar a cero sirvió de antesala a la presentación de Andrea Bocelli, este domingo de Pascua, en la majestuosa catedral de Milán.

Cuando el conteo finalizó, la voz de Bocelli irrumpió en las calles desoladas y todos los recovecos de la imponente ciudad con un mensaje con tono esperanzador que transmitió a todo el mundo desde YouTube, la plataforma donde alojó Music For Hope, una presentación virtual de cerca de 30 minutos que más allá de concierto fue una plegaria para el mundo que sufre los embates del nuevo coronavirus.

“En el día que celebramos la confianza en una vida que triunfa (la de Jesús), estoy honrado y feliz de responder sí a la invitación de la ciudad y del Duomo. Creo en la fuerza de la oración conjunta y creo en la Pascua cristiana como un símbolo universal del renacimiento de todos, inclusive, si son creyentes o no. Realmente lo necesitamos ahora. Gracias a la música, al streaming en vivo, por juntar las manos de millones de personas en todo el mundo. Nosotros vamos a abrazar este corazón herido de la Tierra”, dijo Bocelli en medio del vaivén de los drones que mostraban el esplendor del interior de Milán y más allá.

Tras ello, una cámara se posó en el esplendoroso interior de la catedral con Bocelli en un sector del monumento religioso acompañado únicamente por el organista oficial del Duomo, Emanuele Carlo Vianelli. La catedral estaba completamente vacía.

Bocelli apareció como es costumbre: vestido de elegante esmoquin negro justo al lado derecho del altar principal de la catedral.

El tenor interpretó cuatro célebres composiciones musicales: Panis Angelicus (de Messe Solennelle Op. 12, FWV 61) de César Franck; Ave Maria, CG 89a (arreglo de Johann Sebastian Bach, Preludio no. 1, BWV 846) de Charles-François Gounod; Sancta Maria ( arreglo de Cavalleria Rusticana, Intermezzo) de Pietro Mascagni y Domine Deus (de Petite Messe Solennelle) de Gioachino Antonio Rossini.

Mientras el tenor intepretaba sus piezas, se proyectaban imágenes de las soladas ciudades como Bérgamo, Brescia (ambas en Italia), París (Francia), Londres (Inglaterra) y Nueva York (Estados Unidos). Sin embargo, para el final del concierto, el tenor salió de la catedral y se posó afuera, justo al frente de la fachada del Duomo. Desde ahí le cantó Amazing Grace, de John Newton, a las casi tres millones de personas que vieron en vivo la presentación.

Las interpretaciones del tenor ya han formado parte de su exclusivo y célebre repertorio e incluso algunas las cantó acompañados por el organista Vianelli, lo que facilitó su plegaria musical, que no tuvo ensayos previos.

Bocelli finalizó su presentación cantando frente a la fachada de la icónica catedral de Milán. Fotografía: Claudio Furlan/LaPresse via AP.
Bocelli finalizó su presentación cantando frente a la fachada de la icónica catedral de Milán. Fotografía: Claudio Furlan/LaPresse via AP.

La actuación de Bocelli fue promovida por las autoridades de Milán. “Estoy muy contento de que Andrea haya aceptado nuestra invitación”, manifestó el alcalde de Milán, Giuseppe Sala. “Este año, la Pascua será muy diferente para todos nosotros. Estoy seguro de que la extraordinaria voz de Bocelli será el abrazo que echamos de menos estos días, un fuerte, especial y cálido abrazo para los corazones de Milán, de Italia y del mundo”.

Bocelli, de 61 años, tiene una larga carrera musical que inició desde los 6 años y que ni siquiera un accidente que sufrió a los 12 años y que lo dejó sin visión la frenó.

La presentación de este domingo se alojó en el Duomo milanés, un símbolo muy importante de la cristiandad y que este domingo fue emblema de una de las ciudades más afectadas por el virus a nivel mundial.

Music For Hope se suma a los esfuerzos del artista en tiempos de coronavirus. Andrea Bocelli ha financiado a través de su fundación equipos de protección para trabajadores del sector de la salud.

El próximo sábado, Bocelli volverá a cantar en el concierto de recaudación de fondos que lidera Lady Gaga, One World: Together At Home. Además de Bocelli y Gaga en ese concierto estarán Billie Eilish, Chris Martin, Paul McCartney, Elton John, J. Balvin, Lizzo y Stevie Wonder.

El italiano es uno de los tenores más famosos del mundo. Fotografía: Claudio Furlan/LaPresse via AP.
El italiano es uno de los tenores más famosos del mundo. Fotografía: Claudio Furlan/LaPresse via AP.