Gerardo González V. 4 septiembre
El chef Sebastian La Rocca, con más de 20 años de trayectoria, tiene su consultora de gastronomía y una empresa de catering llamada Fuegos Abiertos. Cortesía.
El chef Sebastian La Rocca, con más de 20 años de trayectoria, tiene su consultora de gastronomía y una empresa de catering llamada Fuegos Abiertos. Cortesía.

Luego de incursionar en la escena gastronómica de Miami y, según afirma, por petición de los costarricenses, el reconocido chef Sebastián La Rocca se prepara para la apertura de lo que será su primer restaurante en nuestro país.

Botaniko es el nombre de este proyecto que se ubicará en Escazú y que, cómo su nombre lo indica, busca convertirse en un oasis para desconectarse del ajetreo diario mientras disfruta de buena comida.

“La idea de Botaniko llega después de cumplir seis años ya de vivir en Costa Rica. Los costarricenses me venían pidiendo un restaurante propio. Siempre me decían cuándo va a abrir Sebastián su propio restaurante”, explica La Rocca.

Botaniko es una fusión entre la técnica de cocina argentina con los ingredientes costarricenses. “Es la técnica argentina del campo, del fuego, la que llamamos fuegos abiertos. Botaniko es cocina de leña. Yo quería hacer algo distinto para mi primer restaurante en Costa Rica. Quería marcar la gastronomía con un antes y un después”, detalla.

Uno de los aspectos que más destaca La Rocca sobre este proyecto es que está pensado para todo público y no para una clase social específica. “Es gastronomía sencilla, pero lo que queremos hacer con Botaniko es ser un punto de encuentro en el que la gente pueda venir y sentirse cómoda, que no piensen que no pueden ir a comer ahí porque es caro o que tienen que vestir de alguna forma, al contrario, somos relajados y tenemos un factor precio que invita a venir”.

“Hay mucha gente en el país que me ha dado mucho amor y cariño y yo no quería quedarle mal a nadie, quería hacer un restaurante que fuera para todo mundo”, apuntó.

Para todos los gustos

“El menú está dividido en secciones y es un menú muy fácil”, precisa La Rocca, quien tiene 20 años de carrera y ha trabajado al lado de figuras como el inglés Jamie Oliver. La primera sección es de antojos “con cosas chiquitas y ricas”, destacó. Ahí podrá elegir, por ejemplo el aguacate majado en mortero con arepas de yuca cocinadas a la parrilla.

La siguiente sección es de crudos donde encontrará ceviches, tiraditos y tartares, además de otra sección de vegetales, ya sea crudos o tratados, con cada una de las técnicas de cocción, por ejemplo, la ensalada de remolachas cocinadas a las brasas.

En la sección principal del menú habrá gallos con tortillas nixtamalizadas en casa con distintos tipos de granos. Hay seis gallos a elegir con porciones pequeñas para que pueda pedir varios platos. Por ejemplo, está el gallo de bife colgado por seis horas con puré de berenjenas ahumadas y una salsa criolla de morrones cocinados a la parrilla.

Está la sección para compartir donde vienen los cortes grandes como un tomahawk de wagyu o una panceta o porkbelly a cocción baja con salsa de habanero que viene con tortillas y piña grillada o el pescado a la sal cocinado en horno a la leña.

Según el chef, la idea es apoyar a los productores locales. “Estamos trabajando carne producida en el país de pastoreo 100% tica, pollos de campo, fair trade, trabajamos directamente con productores y escogemos lo que no permiten el maltrato animal”, detalló.

“En mariscos y pescados, trabajamos solamente pesca sostenible traída directamente de Puntarenas con dos pequeños productores. Lo mismo con la fruta y la verdura compradas directamente al productor. Con la intención de apoyar al productor local y ayudar a activar la economía del país”, añadió.

El lugar

Ubicado 100 metros al norte de Distrito 4, en Guachipelín de Escazú, el restaurante será una oda a la cocina con fuego, lo cual se podrá apreciar en el diseño del lugar con su maderas quemadas y parrillas a la vista. Todos los muebles son producidos en Costa Rica.

“Cocinar con fuego es algo muy romántico para mí, es como hacer el amor porque tenés que cuidarlo y alimentarlo constantemente porque sino se muere. La gente que venga a comer a Botaniko va a encontrar en el lugar todo el fuego y la pasión que tengo plasmados en el corazón”, explica el argentino.

El nombre también refleja la esencia del lugar. “Botaniko nace de los jardines o parques en donde estás en contacto con la naturaleza y el campo. La idea es que el restaurante sea un hilo conductor para conectar a la gente con la naturaleza mediante la simplicidad de la cocina”, asegura La Rocca.

El comedor principal se ubica en el jardín por lo que los comensales se olvidarán por completo de que están en la ciudad. “Los invitamos a hacer un viaje a la naturaleza, porque estando en ese jardín te olvidás de dónde estás realmente”, apuesta.

Será a finales de octubre o principios de noviembre cuando Botaniko abra oficialmente sus puertas de martes a domingo. Para más detalles de esta apertura, puede visitar la página de Facebook del restaurante.