16 enero
Valentía por partida doble la de Natalia Rodríguez: primero para superar lo vivido, y luego para contarlo públicamente. Foto: Luis Alvarado
Valentía por partida doble la de Natalia Rodríguez: primero para superar lo vivido, y luego para contarlo públicamente. Foto: Luis Alvarado
Las lágrimas de Natalia Rodríguez durante la entrevista en
Las lágrimas de Natalia Rodríguez durante la entrevista en "Íntimo" nos llegaron al alma. Captura de pantalla

De veras que caras vemos, corazones no sabemos: todos llevamos nuestras procesiones por dentro pero las de algunos son tan duras que realmente es difícil de comprender cómo alguien logra sobreponerse de una infancia de pesadilla.

Lo anterior resuena aún más cuando se trata de una figura conocida como la presentadora de Teletica Natalia Rodríguez, expuesta desde hace años al aplauso, a la crítica y hasta al escarnio, y quien aún así ha logrado extractar “El lado bueno de las cosas”, cuál émula de aquella película de Bradley Cooper y Jennifer Lawrence.

Sin ningún rodeo confesamos que lloramos al ver la entrevista que le realizó el periodista Douglas Sánchez, todólogo de Multimedios, en el gustado programa de entrevistas Íntimo, que conduce él los miércoles por la noche y que en la emisión de esta semana, lo que se avisoraba como una entrevista algo rutinaria se convirtió en un dechado de honestidad y una increíble lección de vida.

Natalia Rodríguez, hoy de 35 años, desde sus 20 empezó a darse a conocer en distintos canales de televisión (VM Latino fue su escuela) hasta que aterrizó en Teletica, donde es ficha estelar de Sábado Feliz y también se desempeña en otras áreas en el canal (como algunos programas de Teletica Formatos), además de ser conductora sempiterna de eventos como la Teletón.

Pero, hay que decirlo, con todo y todo ella siempre se ha mantenido con un perfil bastante reservado: es cero bombeta, prácticamente no ha protagonizado escándalos pero sí una tremenda historia de sobrevivencia, cuando su vida estuvo en riesgo tras un grave accidente casero en la Navidad del 2018... es decir, con toda transparencia creímos que la entrevista con Íntimo iba a ser un toque trivial... qué clase de reventón nos llevamos.

La versión ampliada de la terrible historia se encuentra anexa en nuestra edición digital, pero un resumen basta para evidenciar el calibre de lo que fue la sufrida infancia de Rodríguez con un papá agresor que ejercía castigos físicos impensables sobre ella y su hermana, y quien estuvo a punto de asesinar a su mamá en varias ocasiones. La misma Natalia, siendo una chiquita, intervino para salvarle la vida a su madre cuando ya prácticamente su padre la tenía asfixiada.

“Nos pegaban con las cadenas del perro, nos encerraban en el baño y mi castigo, cuando me jalaba tortas, era que nos quemaban la manos en el fuego. Este tipo de cosas, era muy terrible. Siempre fue como la policía, los cuchillos, la sangre”, dijo Rodríguez, quien incluso sufrió tartamudez en su infancia como consecuencia de tanto trauma.

Asida a herramientas espirituales y al amor y al perdón, Natalia decidió desmarcarse de su historia de terror y desde hace años vive lo más feliz que puede, una vez que logró perdonar a su papá antes de que este falleciera y, visto lo visto, se sacudió el resentimiento y el horror y hoy está felizmente casada con el doctor Emilio Garro y la pareja tiene varios perritos que son la luz de sus vidas; tiene un trabajo que le encanta a ella y con el que encanta a muchos, y por esa vida que tiene ahora es que pudo regresar al pasado, quizá para expiar parte de los fantasmas que nunca faltan. Pero que tenga por seguro Natalia Rodríguez que su testimonio nos permeó a miles, para bien, para soltar, para dejar ir, para mejorar, para (insisto) vivir y sobrevivir basados en “El lado bueno de las cosas”.

GRACIAS, Natalia. Por su valentía y honestidad. Un día de estos nos tomamos un cafecito, pérese y verá.

Ahora entendemos por qué Natalia Rodríguez se conmueve hasta las lágrimas cada vez que emprende la lucha pro-Teletón, como presentadora estelar. Foto Instagram.
Ahora entendemos por qué Natalia Rodríguez se conmueve hasta las lágrimas cada vez que emprende la lucha pro-Teletón, como presentadora estelar. Foto Instagram.
Natalia Rodríguez con su esposo, Emilio Garro, y las mascotas que tanto adoran. Cortesía
Natalia Rodríguez con su esposo, Emilio Garro, y las mascotas que tanto adoran. Cortesía

En un tema relacionado pero diferente: qué lástima lo que hace con la mano, lo borre con el codo Douglas Sánchez, quien a no dudarlo tiene una gran capacidad de trabajo porque en Multimedios hace de todo: desde conducir espacios como Íntimo, con el que la ha pegado de jonrón varias veces, hasta ser el capitán de Telediario... y por ende, de las entrevistas de fondo.

Douglas Sánchez lo tiene todo para ser un excelente comunicador. Lástima que se
Douglas Sánchez lo tiene todo para ser un excelente comunicador. Lástima que se "enchuquiza" rarísimo con sus entrevistas en Telediario. La que le hizo a don Eduardo Cruickshank este jueves, fue lamentable. Foto Jorge Navarro

Todavía estábamos secándonos las lágrimas tras escuchar el increíble testimonio de Natalia Rodríguez y su casta heroica, no solo de contar algo tan privado, sino en confesar su lucha y su promesa ante ella misma de no repetir el patrón de agresión que vivió con su padre. La historia del perdón entre ambos fue tan estremecedora como hermosa.

En eso, sintonizamos Telediario y qué jue aquello: estaban en medio zafarrancho --porque no, eso NO es una entrevista-- Douglas Sánchez y el presidente de la Asamblea Legislativa, Eduardo Cruickshank, quien en ese momento estaba siendo cuestionado por Sánchez por el tema del parque acuático que don Eduardo intenta establecer en su natal Limón.

Independientemente de los argumentos del uno y del otro, fue asombroso ver la forma agresiva e irrespetuosa en la que el periodista Sánchez abordó el tema y precipitó el diálogo hasta que finalmente don Eduardo también se encanfinó y terminaron casi a los gritos y con expresiones de Douglas que, literalmente, le espetaba al presidente de la Asamblea “¡Usted no me tiene que decir a mí cómo hacer mi trabajo”.

Bueno... toda la admiración por la forma en que manejó la entrevista con Natalia Rodríguez se nos bajó como 10 rayitas (en escala de 10). Acharita: tan buen pan que hacía Douglas Sánchez en sus arranques como presentador y reportero.

Pero a todas luces algo ha mutado en él, lo más lamentable es que estamos seguros de que en temas de fondo, es un gran periodista. Pero la forma tan burdamente agresiva en que se planta a veces, como aquellos periodistas pelioneros de hace 30 o 40 años, es inexplicable.

¿Será que maneja dos estilos de entrevistador, uno empático como el de Íntimo y otro innecesariamente confrontativo para el noticiario? Ahí se la dejamos porque insistimos en que es un excelente periodista eso sí, con tremendas oportunidades de mejora en asuntos de forma.

Ligas mayores: el actor nacional Leynar Gómez recibió tremendo obsequio que lo ubicó, nada menos, en medio de Los Simpson. Foto FB
Ligas mayores: el actor nacional Leynar Gómez recibió tremendo obsequio que lo ubicó, nada menos, en medio de Los Simpson. Foto FB

El destacado actor costarricense (ante todo, puntarenense, diría él) Leynar Gómez, se encuentra desde octubre pasado en España grabando su nueva película Borrego, proyecto del que pronto tendremos más información. La cosa es que, como le bromean sus amigos, donde está él parece transportar el llamado “Efecto Leynar” donde ocurre a la inversa que le pasa a Murphy con su ley: por un asunto de karma o lo que sea, a Leynar hasta lo que le sale mal, le sale bien y siempre se le alinean los astros, no solo por su talento, sino por su humildad y don de gentes, dicen sus allegados.

Pero a veces, se pasa. Que lo digamos los acérrimos fanáticos de Los Simpson. ¿Qué daríamos por una aventura como la que vivió Gómez en estos días, allá en España? Así mero lo narró él en sus redes sociales este jueves, en un texto acompañado, por supuesto, de una imagen que causó envidia en muchos.

Leynar Gómez se encuentra en España donde filma la película 'Borrego', además de estar inmerso en varios proyectos de gran envergadura. Foto IG
Leynar Gómez se encuentra en España donde filma la película 'Borrego', además de estar inmerso en varios proyectos de gran envergadura. Foto IG

“Puedo decir que estoy junto a Bart Simpson. Nuestra actriz y productora de la película Borrego, Nancy Cartwright, es es quien hace la voz de Bart Simpson y de muchos otros personajes de esta maravillosa producción. Hace poco llegó una caja a mi casa con este bello presente, en el cual retrataron a mi personaje ‘Thomas’, mi último personaje de cine junto al mítico Bart Simpson”...

Paramos en seco un tirito para que se nos baje el verde de la envidia.

El bueno de Leynar concluye: “Gracias Nancy por tu amistad, por tus buenos consejos, por tu agradable forma de ser y por tenerme en cuenta para este hermoso regalo (...) Pura vida and Let’s keep rocking”.

Montserrat del Castillo en 'El Chinamo': más bonita que un milagro. Foto Cortesía
Montserrat del Castillo en 'El Chinamo': más bonita que un milagro. Foto Cortesía

Es un hecho: Montserrat del Castillo luce más bella luego de su maternidad. Se nos había quedado en el tintero resaltar cómo deslumbró con su elegancia y excelente conducción en El Chinamo. Definitivamente buena elección por parte de la producción.

Eso sí, insistimos, al igual que en el caso de Keyla Sánchez, ¿por qué diantres les encaraman esos pestañones que lucen aparatosos? Hasta que da congoja cuando pestañean, pues se ven tan pesadas y artificiales que da la impresión de que les cuesta volver a abrir los ojos.

Conste que estos Topos no somos expertos en maquillaje, pero con más razón nuestra mirada “virgen” tiene doble puntaje, amén de que desde siempre recordamos aquella frase famosa del no menos célebre, el veterano maestro del maquillaje, José María ‘Milo’ Junco: muchachas, menos es más.

Montserrat: menos es más. Que se pellizquen en Maquillaje y le bajen el tamaño a esos paraguotas que les ponen el lugar de pestañas. Foto Cortesía
Montserrat: menos es más. Que se pellizquen en Maquillaje y le bajen el tamaño a esos paraguotas que les ponen el lugar de pestañas. Foto Cortesía

Mongo Mongo aclara que no está grave: varias generaciones de esas que ya peinan canas recordarán al gorila en patines que se dio a conocer --y a querer-- durante varios lustros por su participación en el programa Fantástico, de Canal 7 (años 80-90).

El caso es que en las últimas horas se corrió la voz de que José Manuel Masís Brenes --su nombre de pila-- estaba grave como consecuencia de la covid-19. Este jueves 14 de enero, el mismo José Manuel posteó en sus redes sociales: “Para no crear chismes o malos entendidos... todo hace indicar que tengo covid... fatal con todos los síntomas, el domingo me dan resultados... para la estadística, sería el primer caso de un gorila tico”, bromeó el querido Mongo Mongo antes de contar que no perdía la fe pero que era muy duro. Y agregó: “Por fa... no me llamen, tengo que estar con mucha tranquilidad... los quiero mucho”.

La foto de perfil que usa Mongo Mongo en sus redes sociales no puede ser más evocadora y elocuente... ¡los patines! Foto FB
La foto de perfil que usa Mongo Mongo en sus redes sociales no puede ser más evocadora y elocuente... ¡los patines! Foto FB

En redes abundaron los rezos, oraciones y novenas por la salud del querido gorila y varios medios de comunicación lo reportaron “grave”, ante lo cual este viernes por la mañana José Manuel volvió a utilizar sus redes y aclaró: “Hola, hola, para no crear confusiones... no estoy grave, aunque ya llevo una semana con esto, 39.5 temperatura, sin gusto y sin paladar y dolor de cuerpo. Voy un día a la vez, lógico... que no pase de más”. Entendido, anotado y acuerpado, querido Mongo Mongo: que salgás con bien de este trance y pronto hasta te estés dando unas patinadas de veterano, así sea.

Con cierta frecuencia nos encontramos alguna foto de archivo que realmente vale reflotar. Esta es de Maribel Guardia, año 1978.
Con cierta frecuencia nos encontramos alguna foto de archivo que realmente vale reflotar. Esta es de Maribel Guardia, año 1978.

Qué gata que es Maribel Guardia, aparte de bella y encantadora, nos sorprende siempre con su prudencia e inteligencia. Recién esta semana se armó un medio zaperoco en la farándula mexicana por unas polémicas declaraciones que dio Juliana Figueroa, una de las hijas extramaritales del fallecido cantante Joan Sebastian, ex de Maribel y padre de Julián, el hijo de la diva costarricense.

Juliana, quien vive en Estados Unidos, posteó un reclamo bastante encendido en redes sociales, en los que acusa a los parientes de Joan Sebastian de haberla dejado sin un cinco en la repartición de bienes que supuestamente se habría realizado ya. A Maribel los medios la esperaron en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, cuando regresaba de su reciente viaje a Costa Rica, y al ser consultada sobre el tanate ella muy sonriente, contestó fuerte y claro y dejó a los periodistas sin repregunta:

“De la herencia no sé absolutamente nada. La herencia que yo sepa no se ha repartido todavía, entonces yo creo que deben hablar con los hermanos que son los que saben. Julián se lleva muy bien con sus hermanas en general y a Juliana tiene mucho tiempo de no verla porque vive en Estados Unidos, pero él la adora, habla bellezas de ella”. Y chan chan.