Manuel Herrera. 4 enero
Nigsia Gutiérrez le da de beber agua a su perrita Zoé en el Mundo Respirar, uno de los espacios de Oxígeno. Fotografía: Mayela López.

En San Francisco de Heredia, y bajo una moderna y llamativa estructura de 130 mil metros cuadrados de construcción, cinco mundos distintos confluyen con un objetivo común: ofrecer a sus huéspedes una experiencia que impacte sus sentidos.

A través de espacios dedicados al arte, la música, la aventura, el aprendizaje, la moda, la gastronomía, el consumo y el entretenimiento infantil, Oxígeno Human Playground se propuso ser el mayor y más reciente desarrollo urbano, sostenible y de experiencias para el público en general.

El proyecto se inauguró el 20 de noviembre del 2018, cinco años después de que Cuestamoras Urbanismo comenzara su desarrollo. Desde entonces, Oxígeno se ha convertido en un imán que atrae a miles de visitantes cada día (en un día del primer fin de semana de apertura, ahí coincidieron 30.000 personas), quienes buscan conocer qué se resguarda en su interior, sorpresas que van mucho más allá de una plaza de comidas y de tiendas de ropa, zapatos y tecnología.

Cristopher Sabat, director de Gestión de Proyectos de Cuestamoras Urbanismo, fue enfático en que Oxígeno no calza en el concepto de mall porque sus espacios fueron desarrollados para crear vivencias para todo tipo de público.

“No nos consideramos un mall, sino un centro de entretenimiento familiar con tiendas y espacios para eventos privados. Nos interesamos por generar comunidad y convivencia”, subrayó Sabat.

El Mundo Ser está dedicado a los más pequeños. Muchas de las atracciones ubicadas en ese espacio son gratuitas. Fotografía: Mayela López.
Un universo

En ese sentido, el proyecto está conformado hasta ahora –está prevista una segunda fase– por cinco espacios distintos: los “Mundos”.

Bajo el techo –y fuera de él– del edificio de Oxígeno confluyen el Mundo Vivir (O1), el Mundo Explorar (O2), el Mundo Sentir (O3), el Mundo Ser (O4) y el Mundo Respirar (O), todos con atracciones enfocadas a generar experiencias al variopinto público.

El O1 es el principal mundo de Oxígeno. Los visitantes encuentran en ese espacio los restaurantes, ubicados como tales y no bajo el concepto food court. Se ubican alrededor de una amplia circunferencia con entrada de luz natural. En el centro de ese mundo se ubica una plaza para el desarrollo de ferias de temporada y la instalación de atracciones como una pista de hielo de gran tamaño, que permanecerá hasta febrero próximo. Luego se instalarán nuevas atracciones sorpresa.

Asimismo es un espacio para presentaciones artísticas masivas como obras de teatro o conciertos con bandas o grupos nacionales. La agenda de este mundo la determina la época por la que transita el país; sin embargo, su amplitud también permite hacer los gustados espectáculos de mapping.

El O2 está orientado para satisfacer los gustos de los más osados, aventureros y exploradores. También de los aficionados a la vida saludable.

Ahí permanece un centro de aventura compuesto por una pared de escalar, canopy y cuerdas altas. A los alrededores de ese mundo se instala un gimnasio, una piscina olímpica, tiendas deportivas y de aventura, y comercios enfocados en promover la salud física.

Los amantes de la moda, los fashion shows y de la música de solistas o dúos son el público meta del O3. Ahí se ubican las tiendas de ropa y calzado y joyerías. Es un espacio con gran versatilidad, acondicionado con mobiliario que fácilmente se adapta a una pasarela para que las tiendas promuevan sus colecciones. El techo de ese lugar es de lona con mástiles invertidos que permite también espectáculos de proyecciones.

El bullicio y la felicidad de los niños son propios del O4. Este espacio se caracteriza por reunir las atracciones para el público infantil que van desde un gigante laberinto de 12 metros de alto, único en Latinoamérica y construido por un estadounidense, juegos gigantes como El Colocho, unas gradas con luces que emiten cada nota musical cuando son pisadas por los pequeños y el acceso al KidZania. La mayor atracción infantil de Oxígeno.

El complejo de cines de Oxígeno es el más moderno que la cadena Cinemark tiene en el mundo. En total hay ocho salas, todas de dos plantas con localidades general (en la foto) y VIP. La dulcería es de autoservicio. Fotografía: Mayela López.
Aire puro

Finalmente en la azotea de Oxígeno se ubica el mundo O, adornado por espectaculares vistas de las montañas de Alajuela, Cartago y Heredia (si está despejado, es posible observar los volcanes Turrialba, Barva y Poás) y parte de la ciudad de Heredia y San José.

Además, hay amplias zonas verdes para hacer picnic, un salón para actividades privadas, bancas de cemento y un sembradío de plantas y árboles que a futuro promoverán la llegada de especies animales a esa sector (INBio asesoró a Cuestamora Urbanismo sobre qué flora sembrar en el lugar).

En el mundo O también hay vistosos árboles solares y generadores de energía eólica con conexiones para cargar dispositivos móviles.

Por ahí también pasa una pista profesional de atletismo que bordea al edificio desde un sector de su parte inferior. La pista tiene kilómetro y medio de recorrido y busca generar comunidad, como todas las atracciones que posee el proyecto.

“Una de las ideas de nosotros es crear comunidad y para ello no podemos poner barreras”, refirió Sabat al indicar que la pista y el Mundo Respirar (O) en general, están habilitados todos los días desde antes del amanecer y hasta entrada la noche.

En cuanto a generar convivencia, Cristopher Sabat detalló que las aspiraciones de Cuestamoras Urbanismo son que los distintos espacios de Oxígeno propicien la interacción entre todos los visitantes, incluidas las mascotas.

Oxígeno Human Playground es Pet Friendly (amigable con las mascotas) en prácticamente el 95% de su construcción. Por regulaciones del Ministerio de Salud, en al área de restaurantes no pueden permanecer animales.

Ser Pet Friendly llevó a los desarrolladores del proyecto a capacitar a todo el personal humano que trabaja en Oxígeno para lograr esa armonía entre todos los visitantes.

“También se estarán realizando talleres donde se les ayudará a los dueños de los animales a definir cuándo una persona está incómoda con la presencia de los animales, de tal manera que logremos que toda la comunidad Oxígeno conviva”, adujo Paula Macía, encargada de experiencias de Cuestamoras Urbanismo.

Otro espacio de entretenimiento que ofrece Oxígeno es su complejo de cines. “Es la mejor versión de cine que tiene Cinemark en este momento en el mundo”, subrayó Sabat.

En total son ocho salas, todas de dos pisos y con sectores general y VIP. También destaca que la dulcería es de autoservicio, con un menú más amplio.

Este conjunto de mundos hacen de Oxígeno todo un universo de vibrantes emociones y de experiencias, hasta ahora únicas, en Costa Rica.

Los universos
El O1: Vivir en voz alta
El O1 es el más vibrante de Oxígeno. Ahí está la plaza para actividades masivas o instalaciones más ambiciosas, como esta pista de patinaje sobre hielo que permanecerá hasta febrero. Ahí se ubica el área de comidas. Fotografía: Mayela López.

Este mundo es conocido como el corazón vibrante de Oxígeno. Ahí tienen sede las actividades estelares de la agenda diaria del lugar. Conciertos, actividades deportivas, presentaciones artísticas y culturales, mucha diversión y gastronomía nacional y foránea son la razón de ser de este mundo. Su amplitud permite la instalación de grandes estructuras para el entretenimiento familiar, como una pista de hielo que se instaló para la temporada navideña y que permanecerá hasta mediados de febrero.

Las niñas Giuliana Gallardo (primer plano) y Mariángel Morales disfrutan de la pista de patinaje sobre hielo que Oxígeno tendrá habilitada hasta febrero. Fotografía: Mayela López.

El uso de la pista tiene un precio de ¢3.000 más cargos por servicio por cada media hora. La versatilidad de ese mundo es aliada para la instalación de ferias de temporada. “Habrá tanto entretenimiento acá que la idea es que haya restaurantes con balcones para que se pueda apreciar ese mundo”, enfatizó Cristopher Sabat, representante de Cuestamoras Urbanismo.

El O2: Nuevas sensaciones
Atracción ubicada en el centro del Mundo Explorar. Fue diseñada en Bulgaria y cuenta con Canopy, cuerdas altas y pared de escalar. Fotografía: Mayela López.

¿Tiene un espíritu aventurero? ¿Gusta de la adrenalina y del deporte? El O2, o el Mundo Explorador es su espacio imperdible de Oxígeno. La principal atracción de este sector del proyecto es un centro de aventura desarrollado en Bulgaria y que cuenta con una pared para escalar, un canopy y cuerdas altas. A esta atracción pueden ingresar todos las personas con una estatura igual o superior a 1.20 metros. Como parte de la seguridad todos deberán subir con un arnés. Disfrutar de esta atracción le costará entre ¢3.000 y ¢8.000 más cargos por servicio. Las entradas se venden en el mismo sitio o a través de la página oxigeno.com/tiquetes.

Esta piscina de 25 metros y siete carriles se aloja en uno de los locales de Oxígeno en el Mundo Explorar. Su uso requiere del pago de membresía. Fotografía: Mayela López.

En el Mundo O2 también se ubica una piscina de 25 metros y siete carriles y un gimnasio. El uso de esos espacios requiere del pago mensual de una membresía. Asimismo en ese mundo están las tiendas deportivas y las que promueven la salud física y ocular.

El O3: Sentir inspiración
El Mundo Sentir está orientado para los amantes de la moda. El espacio fue diseñado con una pasarela digital y el mobiliario es adaptable a una pasarela física para los 'fashion shows' de las tiendas ahí ubicadas. Fotografía: Mayela López.

En este mundo vibra la moda. Fue conceptualizada para que las tiendas de ropa y calzado y joyerías que se ubican en ese sector realicen sus propios desfiles de moda y presentación de sus últimas colecciones. En este mundo hay tres pantallas rectangulares colocadas en posición vertical que simulan una pasarela digital, el mobiliario de la zona es versátil y si se unen forman una pasarela de varios metros.

El O3 es versátil y permite el desarrollo de instalaciones efímeros, como esta estructura diseñada por el costarricense Dino Real que permite la interacción del público con el espacio. Fotografía: Mayela López.

En ese mundo hay espacio para las presentaciones musicales de solistas o dúos y también la lona del techo con mástiles invertidos permite realizar proyecciones y shows de luces. También en ese espacio se pueden realizar instalaciones artísticas, exposiciones o talleres de barismo, por ejemplo.

El O4: niño otra vez
En KidZania los niños disfrutarán de su propio país. Es una franquicia mexicana que estimula la responsabilidad, el trabajo y el aprendizaje en los niños a través de actividades interactivas. Fotografía: Mayela López.

Es el mundo más genuino de todos. Está dedicado al entretenimiento infantil. La principal atracción del Mundo Ser es KidZania, una franquicia de edu-entretenimiento familiar reconocida en el mundo por el nivel de aprendizaje que transmite. KidZania es el país de los niños y en 4.000 metros cuadrados el lugar replica una ciudad real pero tamaño infantil. Ahí hay edificios, tiendas, teatro, compañías, bulevares y cafés. Hay vehículos y peatones que se desplazan a lo largo de sus calles, policías, bomberos y cruzrojistas.

KidZania tiene a escala todas las cualidades de un país, de hecho está conceciba como el país de los niños. Fotografía: Mayela López.

En KidZania, se dice Kai en lugar de ¡Hola! y la moda oficial es el KidZo. El ingreso a este “país” gobernado por niños es similar a un proceso de embarque de avión comercial y al llegar al país se deben acatar todas las leyes. En KidZania, los niños aprenden sobre el valor del trabajo y el ahorro. También se educan sobre algunos oficios y hasta se paga impuestos. ¡Es un mundo sorprendente! Los precios para ingresar a este lugar dependerán de la temporada, para enero Oxígeno anunció que el ingreso costará ¢5.700 para niños entre 2 y 3 años y mayores de 15 años, y de ¢ 11.500 para niños entre 4 y 14 años. Con la excepción de KidZania, todas las demás atracciones existentes en este mundo (laberinto gigante, juegos gigantes, gradas musicales...) son de acceso gratuito.

El O: Respirar lo esencial
Desde la azotea de Oxígeno (el Mundo Respirar) se pueden apreciar las montañas del Gran Área Metropolitana, así como las ciudades de San José y parte de Heredia. Fotografía: Mayela López.

Desde el intenso Sol hasta la tranquilidad que emana de una Luna llenase confabulan con los fuertes vientos que soplan desde cualquier azotea para refrescar los sentidos a los visitantes de este mundo. El O ofrece al público hermosas vistas de las partes altas del Gran Área Metropolitana, así como espaciosas zonas verdes para hacer picnic. Ese sector permanece abierto desde las madrugadas hasta entrada la noche de cada día y su funcionamiento independiente del resto del complejo hizo que tuviera su propia batería de baños para hombres y mujeres. También se ubica como uno de los principales atractivos árboles solares y generadores eólicos.

El Mundo Respirar está habilitado prácticamente todo el día (desde la madrugada) esto porque es de acceso independiente con el objetivo de estimular la vida en comunidad. Es perfecto para tomar un picnic, hacer ejercicio, pasear a las mascotas o sentir el sol y los vientos de Heredia. Fotografía: Mayela López.

También posee un amplio salón de eventos. El Mundo O conecta directamente con el moderno complejo de cines que funciona en Oxígeno. Por ahí pasan varios metros de la pista de atletismo que bordea la estructura de Oxígeno y cuenta además con plantas y árboles que atraerán a espacies animales variadas a futuro. Todas las actividades que se puedan desarrollar en este sector son gratuitas.