Cine

En defensa de Robert Pattinson, el nuevo Batman: Cinco películas que demuestran su calidad como actor

Más allá del romántico vampiro, Pattinson ha sido astronauta, farero, mafioso y otros roles que confirman sus cualidades y versatilidad como intérprete

Por más culto que exista alrededor de la saga Crepúsculo, resulta difícil defender la actuación de Robert Pattinson como Edward Cullen, el vampiro enamorado de una mortal que puso a toda una generación a agarrarse a golpes por un triángulo amoroso que incluyó a un hombre lobo.

En fin. Suficientes memes han aparecido ocho años después del fin de aquella tetralogía, que sin dudas, no ha envejecido más que como un cúmulo de chistes y parodias.

Pero en ese período, Robert Pattinson ha logrado lavar su imagen lo suficiente, al igual que su entonces compañera de rodaje Kristen Stewart. Para redimirse, ambos tomaron un mismo camino: el cine independiente.

De Stewart también se podría hablar bastante, pero ahora conviene enfocarse en Pattinson, quien es la comidilla de domingo tras ser anunciado como el nuevo Batman, tras el paso sin pena ni gloria de Ben Affleck como el caballero de la noche.

Para una improvisada maratón de fin de semana, recomendamos algunos filmes en los que Pattinson demuestra su madurez como intérprete, una que puede hacernos tener esperanza en que su Batman sea memorable. Por ejemplo, El Rey está disponible en Netflix, mientras que las otras películas pueden comprarse o alquilarse en Google Play.

High Life

La directora francesa Claire Denis, conocida por su elegante trazo fílmico, tejió una filosófica odisea en el espacio protagonizada por Robert Pattinson y Juliette Binoche. Es la historia de un grupo de condenados a muerte que se dirige, en una nave espacial, hacia los confines del sistema solar para ser parte de un experimento científico con el que se pretende investigar agujeros negros.

Pattinson interpreta a Monte, uno de los convictos que se encuentra en la nave. Aunque no conviene adelantar demasiado sobre la trama, el actor interpreta a un personaje muy contenido pero de gran sensibilidad, consternado por su pasado y enfocado en encontrar un futuro desde la soledad del espacio, sobre todo cuando un ser querido aparece en el filme.

El faro

Este filme es una gran oportunidad de ver a Pattinson en un género complejo, como lo es el terror psicológico. El director Robert Eggers, en su ópera prima La bruja, demostró que tiene una gran capacidad para dirigir a sus actores y con el Faro, su segundo filme, comprende que la película pasa por completo por los sentimientos del dúo actoral protagonista.

Grabada en blanco y negro, El faro es una pesadilla que ocurre en una remota isla de Nueva Inglaterra. Willem Dafoe y Robert Pattinson son dos fareros que comienzan a perder la cordura cuando una tormenta los deja aislados de la sociedad.

Además, El faro es una oportunidad para visualizar a Pattinson en un rol de villano, uno que pone en aprietos a los protagonistas del filme y cuyo desenlace es inolvidable.

El rey

Para cumplir la cuota de drama histórico, Robert Pattinson ejecuta una poderosa actuación que no requiere de demasiados minutos de metraje para mostrar sus cualidades.

El Rey presenta la historia del primogénito de Enrique IV, destinado a tomar el trono. El problema es su actitud adversa al poder y a la político, por lo que desde pequeño prefiere aislarse y, en su temprana adultez, decide abandonar los lujos por una vida de tragos en tabernas.

Este nuevo rey (Timothée Chalamet) finalmente debe enfrentarse a Luis, Delfín de Francia (Pattinson), en un guerra histórica: la Batalla de Azincourt. Toda la previa a este enfrentamiento desarrolla el personaje de Pattinson, quien roza la locura con el hambre por el poder.

La ciudad perdida de Z

Pattinson se convierte en un explorador selvático que emprende la búsqueda de la legendaria Ciudad de Z, en la región de Barra do Garcas, en el Pantanal de Brasil. James Gray, director que volvió a sacudir el medio recientemente con Ad Astra: Hacia las estrellas, utiliza a Pattinson y compañía como una brújula moral en la que la ciudadanía vive un fuerte cambio político y social a causa de la Gran Guerra.

Robert Pattinson interpreta al cabo Henry Costin, en un rol que en un comienzo asumiría Brad Pitt, pero que dejó satisfecho a Grey.

Good Time: Viviendo al límite

Este largometraje es una grata manera de ver la inmersión de Pattinson en un rol de crímenes y mafias. Después del robo de un banco que deja a su hermano en prisión, el personaje interpretado por este actor se mete de lleno en el mundo subterráneo de la ciudad para conseguir el dinero que le permita sacar a su hermano de la prisión, en una actuación muy física y exigente.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.