Selección Nacional

El técnico formado por cuatro años en la Federación narra su sentir al verse fuera de un día para otro

La Fedefútbol le comunicó este lunes por la mañana a Douglas Sequeira que la etapa que inició en el 2017 se terminó para él

Desde que estaba en Saprissa se le puso en el club el pesado título de ser el técnico del futuro, pero su paso por ese banquillo fue breve.

Probó en Grecia y rápidamente se le abrieron las puertas para llegar a la Federación Costarricense de Fútbol (Fedefútbol) en el 2017. Cuatro años después y luego de pasar por la Sub-15, la Sub-23, asistir a Rusia 2018 y ser asistente de la Mayor, Douglas Sequeira fue despedido.

El propio timonel defiende que tuvo un gran crecimiento y aunque le hubiera gustado seguir, respeta las decisiones.

Eso sí, en conversación con La Nación defendió que “nadie me regaló nada” y recalcó que fueron los resultados los que terminaron por pesarle, aunque se siente capacitado y buscará demostrar en clubes que puede regresar pronto a la Selección.

¿Cómo toma su salida de la Fedefútbol?

La Federación me dio mucho, solo palabras de agradecimiento tengo a todas las personas que están ahí. Fueron más de cuatro años en la Fedefútbol y experimenté un crecimiento personal. Soy un entrenador joven, creo mucho en mi capacidad y en lo que me he preparado, así que trabajaré fuerte para demostrar lo que puedo dar y así más adelante volver a la Federación.

”Lógicamente que quería seguir, pero respeto la decisión que se tomó y aunque se cierra una puerta, sé que se van a abrir muchas. Me voy a seguir preparando, esperaré una oportunidad de trabajo y espero regresar”.

La Federación dio a entender que había un proyecto a futuro con Douglas Sequeira, ¿le sorprendió que lo destituyeran?

En el fútbol de alto nivel se sabe que esto puede pasar. Cuando llegué a la Federación en el 2017 lo hice con mucha ilusión, era el sueño que tenía y me costó mucho entrar, es más, mandaba currículos porque quería una oportunidad y nadie me regaló nada. Entre a la Sub-15 muy ilusionado con el proyecto de Marcelo Herrera, Óscar Ramírez me dio la oportunidad de visor y fui al Mundial de Rusia 2018, mientras que Gustavo Matosas me permitió trabajar con él y luego viví lo de la Sub-23 y estuve con Rónald González.

”Son experiencias únicas, se afrontaron partidos de gran nivel y ahora se tomó la decisión de que no siguiera. A mis 43 años no niego que me duele salir, pero ahora voy a moverme y tocar puertas. Me siento muy capacitado y tengo mucha ilusión de mostrar mi forma de ver el fútbol. Espero que pronto llegue una oportunidad y si no se da ya, trataré de buscar pasantías”.

Sin embargo, habla del crecimiento y de la formación que tuvo en la Federación, pero ¿por qué se cortó todo con usted?

Hice muchas capacitaciones, la Federación me mandó a muchos cursos y toda la información se la trasladé a la Fedefútbol. A mí la Federación me dio mucho y por eso tengo mucho agradecimiento, pero en lo otro es una pregunta para otras personas. Considero que en lo personal fueron cuatro años de mucho crecimiento y ahora tomaron la decisión de que no siguiera, pero quedo con la espinita y voy a volver.

¿Se desaprovecha lo que se invirtió en usted?

Viví un proceso, porque pasé por la Sub-15, hice varias giras con este equipo, fui asistente de Marcelo Herrera en Juegos Centroamericanos y del Caribe, asistí a muchos torneos y compartí con profesionales que lo hacen crecer a uno constantemente. Quería seguir, no lo puedo negar y tampoco escondo que me duele la decisión.

”Me dieron mucho y puse a disposición todo lo que aprendí. El Douglas que entró en el 2017 y el que sale en el 2021 creció muchísimo”.

¿Cuándo le comunicaron su salida y qué justificación le dieron?

Este lunes en la mañana me comunicaron que no seguía y de inmediato me comuniqué con mi esposa y me vine a mi casa. Respeto lo que decidieron, me despedí de las personas que estaban en la Fedefútbol y les externé mi agradecimiento. Quiero volver a trabajar en la Federación, me siento un entrenador con mucha capacidad y voy a trabajar fuerte. Me toca demostrar y hacer camino en esto. Me voy a empezar a mover, porque me apasiona mucho esto y quedo con muchas ganas.

¿Qué es lo que no funcionó en el proceso en el que estuvo con Rónald González?

En el alto nivel la línea de ganar y perder es muy corta. Si se sacan victorias todo está bien y sino, se olvidan muchas cosas. No es excusarse, sino que el rendimiento va de la mano en esta carrera y debemos de estar acostumbrados. Es como una montaña rusa, algunas veces se está arriba y otras abajo. Me quedo con que fuimos profesionales y se trabajó mucho.

Se cuestionaron las convocatorias que hicieron, el llamado de ciertos jugadores y si una figura quería o no venir a Selección, ¿qué piensa de esto?

Depende de cómo se vea y tengo claro que todo mundo tiene derecho a opinar, pero no todas las opiniones son respetables. Soy consciente de que la crítica ayuda, lo saca a uno de una zona de confort y le mueve el piso a uno, pero hay que analizar el juego y ver qué se hace bien y qué mal. Yo respeto, pero si se analiza que solo si se gana es bueno y si se pierde es malo, pues todos los fines de semana se despediría a la mitad de los entrenadores.

¿En qué se equivocaron en el cuerpo técnico de la Selección Mayor?

Estamos conscientes de que nos faltó ganar, pero esto no significa que no tenemos capacidad.

Cristian Brenes

Periodista en la sección de Deportes de La Nación. Bachiller en Periodismo en la Universidad Internacional de las Américas. Escribe sobre el Cartaginés.