Esteban Valverde. 12 enero
Giovannie Clunie en un acto oficial de su nuevo club, el Zweigen Kanazawa. Fotografía: Facebook de Giovannie Clunie.
Giovannie Clunie en un acto oficial de su nuevo club, el Zweigen Kanazawa. Fotografía: Facebook de Giovannie Clunie.

Hace 10 años el fútbol asiático era, prácticamente, desconocido para los costarricenses. Se sabía que en China jugaba Johnny Woodly, un espigado delantero, pero más de eso era poco lo que se investigaba; ahora el panorama es muy distinto.

En los últimos cuatro años, Costa Rica ha exportado mucho a ligas asiáticas, desde Tailandia hasta Bangladés y de hecho Ariel Rodríguez, exdelantero de Saprissa, está a las puertas de su cuarta temporada en Tailandia.

Ir al otro lado del mundo es llamativo para los nacionales, al punto que un cuidapalos como Danny Carvajal prefirió abandonar España para enrumbarse al fútbol japonés, a mediados del 2018.

Costa Rica, en este momento, cuenta con seis representantes en esta zona, en Japón están Danny Carvajal (FC Ryukyu) y Geovannie Clunie (Zweigen- Kanazawa), mientras que en Tailandia se mantiene Rodríguez (Rayong FC), en Corea del Sur juega Elías Aguilar (Jeju United) y en destinos más exóticos como Bangladés está Daniel Colindres (Bashundhara Kings) y en la India Johnny Acosta (East Bengal).

De hecho, hasta este sábado eran siete los ticos pero se confirmó la salida de John Jairo Ruiz del Al-Fayha FC de Arabia Saudí, plantel que fue su casa las últimas dos campañas.

Pero, ¿qué tienen las ligas de aquel sector que están atrapando a los jugadores?

El agente de futbolistas, Juan Vicente Carvajal, quien ha trabajado este sector al tener a cargo las negociaciones de Danny Carvajal, reveló las razones por las cuales ahora los ticos sí sienten atractivo por aceptar ofertas de esa zona.

“Básicamente es un mercado con características muy interesantes, por ejemplo, está en crecimiento, tiene ligas muy competitivas como la japonesa y la china, de hecho, si usted nota en esa zona del mundo juegan futbolistas de mucho renombre, así se tiene un campeonato bastante bueno”, describió el asesor.

Carvajal se refiere a nombres como el seleccionado de Brasil, Paulinho, también a Yannick Carrasco, exjugador del Atlético de Madrid e integrante de la selección de Bélgica, estos dos forman parte de equipos chinos.

En Japón está Fernando Torres, también Andrés Iniesta.

Según el ranquin de Ligas Más Fuertes del Mundo de la Federación de Historia y Estadística del Fútbol, el campeonato de Corea del Sur quedó de número 28 del orbe, mientras que el de Arabia Saudí de 29 y el Japón de 30.

Danny Carvajal, en una entrevista con La Nación cuando decidió continuar en Asia y no volver a España, reveló que pese a estar en una liga de ascenso, él tiene condiciones que en Costa Rica no se encuentran en su Primera División.

"Acá hay buenos salarios, estadios de primer mundo y el jugador es el principal beneficiado; se le entrega casa y también carro", describió.

Johnny Woodly, exjugador que estuvo en China, contó que acá en el país los equipos ticos ni siquiera pueden igualar económicamente a los que integran el ascenso.

"Sinceramente, está lejos Costa Rica, acá no hay ningún equipo que pueda igualar las cifras que se manejan allá, es más los equipos de segunda de Asia pagan más que los mejores equipos de Costa Rica", dijo.

Con este criterio coincide Juan Vicente Carvajal, quien añadió que Asia puede competir sin ningún problema con mercados como el europeo y el de la MLS.

Simone Ghirlanda, otro agente de futbolistas y quien ayudó a llevar a Daniel Colindres a Asia, explicó, desde su punto de vista, los motivos por los que Asia es un buen lugar para hacer carrera futbolística.

“Puede ser que en cuanto a salario a ellos les va mejor que hasta en la MLS, porque Estados Unidos premia al futbolista que juega en Europa, no el que sale de Centroamérica. Podría decirte que Japón y Corea del Sur son ligas hasta mejores que la estadounidense. Ir a Japón y Corea es estar en el primer nivel de Asia, luego está China y las ligas medias como Emiratos, Arabia Saudí, Tailanda, en ellas encontramos buenos extranjeros por los buenos salarios”, concluyó.

Sin miedo al reto. Otro factor que en el pasado pudo incidir fue el miedo a enfrentarse a una cultura totalmente diferente a la americana.

El idioma, la comida, el cambio horario, la forma de ser del tico, son situaciones que el propio Woodly recuerda, preocupaban a quienes recibían un chance en Asia.

"Acá yo le decía a los colegas, el primer año es duro, pero ya después uno se acostumbra", relató.

Este miedo ha quedado atrás.

"Mi familia está cómoda en Tailandia y yo también", destacó Ariel Rodríguez en noviembre pasado.

El reto que queda por superar para los jugadores ticos es lograr conservarse en Asia y a la vez en la Selección Nacional, debido a que de todos los que se fueron para este sector del planeta, el único que ha sido tomado en cuenta, últimamente, es Elías Aguilar.

El mercado asiático crece, ya posee jugadores destacados, también ligas que juegan a ritmo alto y con salarios competitivos con las potencias deportivas. Ahora los costarricenses no tienen problema en viajar un día entero para jugar en Asia, adaptarse a una comida diferente, aprender un nuevo idioma y convertirse en legionarios en un lugar impensado hace 20 años.