Esteban Valverde. 30 abril
Bryan Ruiz anotó el gol de la victoria de Costa Rica sobre Italia en Brasil 2014. Fotografía: AFP
Bryan Ruiz anotó el gol de la victoria de Costa Rica sobre Italia en Brasil 2014. Fotografía: AFP

Bryan Ruiz vivió en Brasil 2014 el desquite que tanto añoraba. En el mundial más histórico de Costa Rica, donde se llegó a cuartos de final, la Comadreja fue capitán y pieza clave del cuadro que sorprendió al mundo.

Bryan marcó gol contra Italia, también brilló frente a Grecia y con estas actuaciones dejó atrás la amargura que había vivido un proceso antes al quedar eliminado de Sudáfrica 2010, en la fase eliminatoria. Después de tal proeza, el oriundo de Alajuelita dio a conocer que guarda una serie de tesoros de aquella gesta.

El capitán de la Selección en 2014 participó en una transmisión en vivo de la Escuela de Fútbol Halcones de Daniel Cambronero, tercer portero de aquella Selección Nacional. En la conversación Bryan contó lo que posee con especial cariño de aquella experiencia.

"Yo guardo un par de tacos, la cinta de capitán, las tenis que anduve durante toda la concentración, guardo una camiseta de cada equipo contra el que jugué y una de las que usamos en cada partido", admitió con una risa Ruiz.

Por su parte, Cambronero confesó que él tiene un pedacito de zacate del estadio Arena Fonte Nova, donde la Nacional quedó eliminada ante la representación de Holanda, en los cuartos de final.

Además, el portero recordó con especial cariño como consiguió conocer a uno de sus referentes mundiales, Gianluigui Buffon.

"Nosotros estábamos ahí esperando con Granados y Antonio Cassano nos dijo que si queríamos conocer a alguien y pues entramos a donde estaban atendiendo a Buffon y nos tomamos una foto y todo", dijo.

La conversación además de revivir esas históricas imágenes, también tuvo su momento didáctico porque tanto Ruiz como Daniel Cambronero hicieron sus reflexiones sobre el proceso de formación de un futbolista.

“No es solo preparar la parte física y técnica, sino también esa emocional, integral, de respeto a los demás. Todo eso nos puede hacer mejores. Cuando estaba niño habían mejores que yo pero que por alguna razón no llegaron. Al final, gracias a Dios, a mi esfuerzo y por mi abuelo, yo llegué; otros mejores no llegaron”, expresó Bryan Ruiz.

Para el jugador del Santos de Brasil, el niño que tiene condiciones técnicas posee más posibilidades para convertirse en profesional, pero considera que se debe dar un desarrollo completo porque sino se pierde esa ventaja competitiva.

La gran desventaja de la técnica, para Ruiz, es que este elemento con mucho entrenamiento se puede mejorar, por lo que el futbolista disciplinado puede sobrepasar al talentoso si el último está en una zona de confort.

"Hay niños con muchas cualidades técnicas que tendrán mayor oportunidad, pero llega un momento que usted necesita todo: lo mental, lo técnico y lo mental. Una ventaja es que lo técnico se puede mejorar. Un jugador técnico tiene más posibilidades, pero no lo hace todo. Un jugador técnico tiene más chance, pero mi punto de vista es que no llega si solo tiene eso", confesó.

Bryan agregó que entre sus planes a futuro no descarta la posibilidad de convertirse en entrenador, por lo que está formándose por medio de cursos impartidos en Argentina.

“Yo terminé el curso teórico de entrenador, ahora tengo que hacer el práctico, lo que pasa es que en esta situación tengo que esperar a que se solucione para ver. No sé si seré entrenador, pero como yo he estado ligado toda la vida al fútbol creo que tendré esa fiebre de seguir cuando me haga a un lado; entonces voy adelantando el estudio”, concluyó.

(Documental) Bryan Ruiz: 10 años lejos del barrio