Legionarios

Así es la vida de Elías Aguilar y Danny Carvajal en países sacudidos por el nuevo coronavirus

Volante que reside en Corea del Sur ha presenciado de cerca el comportamiento de la enfermedad covid-19. Tanto él como Danny Carvajal, quien vive en Japón, conversaron con La Nación.

Aunque el nuevo coronavirus ya llegó a Costa Rica y se extreman medidas para evitar que se convierta en una crisis, dos legionarios costarricenses ya se acostumbraron a vivir con noticias sobre el virus, además de lineamientos estrictos para evitar su propagación.

Elías Aguilar en Corea del Sur y Danny Carvajal en Japón explicaron cómo ha sido su convivencia con el coronavirus. Aunque en Asia el epicentro de la pandemia es China, en estos dos países los focos de contagio son grandes, principalmente en Corea del Sur, donde se contabilizan miles de casos.

Ambos atendieron a La Nación desde los países donde residen para contar su experiencia, el temor que sintieron en cierto momento y las sugerencias que tuvieron que seguir de las autoridades locales para evitar enfermarse.

Elías, volante del Jeju United, no esconde que la vida le ha cambiado de forma importante, sobre todo porque ahora prefiere quedarse en casa, en lugar de salir por un café, o a comer afuera.

En febrero fue cuando más temor sintió, aunque los consejos del club le ayudaron a tranquilizarse.

Corea del Sur reporta de momento 7.755 casos, de los cuales 288 han sido recuperados, hay 60 fallecidos y un total de 7.407 activos.

Aguilar vive en la ciudad de Jeju, una pequeña isla, que de momento solo reporta un caso. Una muchacha que logró salir sin problema de la enfermedad.

“Corea es un país desarrollado y se ha preparado muy bien. Los últimos tres días han bajado la cantidad de infectados y también los decesos y eso es bueno. Cuando surgió todo los que me ayudaron fueron los del equipo. Ellos nos dieron la posibilidad de desayunar, almorzar y cenar. Yo pasaba todo el día por ahí porque entrenaba en las tardes, entonces ahí se mantenía el higiene”, dijo.

El mediocampista creativo explicó que en la institución todos los días desinfectan las zonas comunes, además de que les toman la temperatura y le miden síntomas para garantizarse que ninguno tenga problemas.

“Acá en Corea particularmente se usa la máscara, pero desde antes de esto, porque el aire a veces está muy contaminado. La recomendación es lavarse las manos, usar alcohol en gel, también nos dijeron que no fuéramos al súper ni a restaurantes. Todas las semanas llega una empresa a desinfectar, hay alcoholes en gel por todo lado”, explicó.

El certamen coreano fue suspendido y se espera que vuelva la actividad hasta inicios de abril.

“Yo quiero que empiece ya porque los entrenamientos son muy fuertes, entrenamos doble, yo siento que estoy en pretemporada, hay pocos días libres, entonces es más difícil distraerse o hacer algo diferente”, declaró.

Una situación que preocupó al exherediano es que padece de alergias, por lo que optó por hablar con el cuerpo médico e informarse bien sobre el caso.

“Padezco mucho de alergias por el frío, entonces sí sentí temor, pero yo soy muy creyente en Dios y no ando buscando el peligro. Ahora uno se preocupa por el país de uno, ojalá se pueda superar rápido y en dos o tres meses estén bajando las tasas, como acá. También obviamente me preocupa mi familia, yo les he dicho que el virus no es jugando, por lo que les recomiendo que se queden en casa”, confesó.

Por su parte, Danny Carvajal vive una situación de menos riesgo. El arquero que milita en el FC Ryukyu de la segunda división de Japón contó su experiencia.

“Donde nosotros vivimos lo han controlado muy bien, Japón habilitó un aeropuerto para recibir los vuelos de ellos que vengan de China y Corea, ellos ya dijeron que cualquier persona que venga de allá con síntomas o sin síntomas, igual hará cuarentena”, añadió.

El portero vive en Okinawa, una zona que según él cuenta de momento está libre del virus. Japón tiene 639 casos con 15 muertes y 118 recuperados.

“Suspendieron las clases, los niños no tienen clases. Pese a que los niños no son tan vulnerables, sí hay mucho movimiento de tránsito de personas y el suspender las clases ha sido bueno porque no hay conglomeraciones”, afirmó Carvajal.

En la Tierra del Sol Naciente también se quedaron sin fútbol y la actividad volverá hasta el 4 de abril.

“Como se prohibieron las reuniones con más de diez personas, algunas canchas de fútbol las han cerrado. En un momento sentí temor porque aquí había mucho turismo de China, pero a día de hoy en la isla que hay 1.300.000 habitantes no hay un solo contagiado, hubieron tres pero están sanos”, expresó.

La vida de la familia de Carvajal se volvió muy casera, además de que sus niños se deben conectar todos los días a un sistema en el que reciben clases virtuales.

Esta es la vida de los ticos que son vecinos del país que vio nacer el coronavirus, China, y que además viven en lugar sacudidos por la enfermedad.

Esteban Valverde

Periodista en la sección de Deportes de La Nación. Licenciado en Periodismo Social en la Universidad Internacional de las Américas. Escribe sobre legionarios.