Esteban Valverde. Hace 6 días
Allan Miranda aprovecha para conocer las bellezas que ofrece Malta. Fotografía: Cortesía.
Allan Miranda aprovecha para conocer las bellezas que ofrece Malta. Fotografía: Cortesía.

Allan Miranda salió de Alajuelense para enrumbarse al balompié internacional. El exmanudo se adentró en una experiencia exótica en Malta, la isla europea de cerca de 700.000 habitantes, en la que lo sorprendió la alimentación para recuperarse luego del desgaste físico: una cerveza y pizza.

El futbolista confesó entre risas que no se imagina esa dieta en Costa Rica, además reveló que lo que se da es una bebida y las porciones de comida.

Miranda no escondió que de inicio le pareció curioso, pero luego comprendió que también debía verse desde el punto de vista cultural.

“Para ellos una recuperación es con pizza y cervezas. Hay una cerveza por persona, tampoco piensen que es para quedar borracho, pero dan una y eso se ve normal acá; en Costa Rica eso sería imposible”, dijo.

El jugador, que firmó un año con el Gudja United maltés, aseguró que fuera de Costa Rica encontró la tranquilidad que tanto añoraba, sobre todo por la presión a la estuvo expuesto cuando vistió la camisa rojinegra.

Allan se acostumbró a ser fuerte ante la constante crítica que le hacían como jugador erizo, pese a ser uno de los futbolistas más regulares del cuadro.

Allan Miranda llegó a Malta, en principio, por un año. Fotografía: Cortesía
Allan Miranda llegó a Malta, en principio, por un año. Fotografía: Cortesía

"Allá en la Liga no se podía perder porque ya lo querían matar a uno, en cambio acá es mucho más tranquilo. Ahora ese tema de lo que es la tranquilidad de acá no la cambio, porque eso es algo lindo", relató.

El futbolista vive la nueva experiencia deportiva con tanta intensidad como lo que debe enfrentarse fuera del campo.

En Malta, el zaguero encuentra un ambiente similar a Ibiza, España, en el que hay mucha playa y turismo.

“Aquí es muy relajado, la gente es amable, la gente no se mete con uno. El estadio se llena bastante, el equipo mío acaba de subir, pero es una afición pequeña porque es del pueblo. La verdad es que ha sido una experiencia muy buena porque Europa es otra cosa. Me hablaron varias personas de que Malta es un lugar muy lindo, el clima es muy fuerte por lo caliente. Se juega en tres estadios, hay 14 equipos, es un país de 700.000 personas”, declaró.

Miranda es el tercer jugador nacional que ha tenido experiencia en esa nación, después de Windell Gabriels y Luis Diego Cordero.

El exseleccionado nacional profundizó que el nivel deportivo que enfrenta no es malo y se siente contento para ampliar su vínculo si se presenta el chance.

Allan firmó por un año con el Gudja.

“A la gente le gusta el fútbol, pero también mucho el waterpolo. Siento que es una aventura bastante rentable porque yo me ahorro mucho dinero, ya que ellos me dan la casa y alimentarse no es tan complicado. La comunicación es fácil porque todo el mundo habla inglés”, expresó.

A sus 32 años Allan Miranda disfruta de nuevas costumbres deportivas como saborear una cerveza después del desgaste físico, además vive muy relajado en medio del mar Mediterráneo.

El invitado, Gianluca Lia, periodista del The Times of Malta

Él se ha visto muy sólido como defensor, parece que se está adaptando rápidamente a nuestro estilo de juego, particularmente porque el fútbol acá es lento y físico. Él tiene la estructura perfecta para ayudar a su club.

Él se ve muy bien en los balones aéreos, contra los Hibernians lo hizo muy bien, los Hibernians fueron los subcampeones la temporada pasada en la liga maltesa, por lo que se puede imaginar qué tan grande fue el reto para Allan.

Es un futbolista que ha llegado a aportar y hacerlo de buena forma en el campeonato.