Fútbol Nacional

¿Y ahora qué pasa en Alajuelense?

La Liga que venía en alzada tropezó de nuevo contra su gran pesadilla, provocando que la atmósfera a su alrededor cambiara de manera drástica, otra vez

Todos en Alajuelense saben que tienen que ganar el clásico, pero no lo hacen. Así ha pasado en los últimos ocho duelos contra Saprissa por campeonato nacional y en otro más de Supercopa.

¿Y ahora qué pasa en Alajuelense? Esa es la gran duda que salta, luego de que la Liga que venía en alzada tropezó de nuevo contra su gran pesadilla, provocando que la atmósfera a su alrededor cambiara de manera drástica, otra vez.

Al reprobar el examen contra Saprissa, el diagnóstico generalizado de la afición es que a esta Liga no se le puede creer y es claro que la tensión seguirá hasta que termine el torneo. La única manera de que Albert Rudé y sus hombres puedan congraciarse con la feligresía rojinegra sería exclusivamente con el título en mano.

Lo irónico de todo es que Alajuelense hoy por hoy es líder, con 32 puntos, con cuatro unidades de ventaja sobre Cartaginés, con cinco sobre San Carlos y con seis sobre Herediano que cierra la zona de clasificación en este momento, a falta de cinco fechas para que concluya la fase regular.

Para añadirle sal a la herida, Saprissa es noveno, con apenas 19 puntos, de los cuales, seis los adquirió contra la Liga en el Estadio Nacional.

Bryan Ruiz habla insistentemente del tema mental en este tipo de partidos y alguna razón debe detener el capitán rojinegro; tanto así que el propio Albert Rudé admitió que aparte del trabajo con el psicólogo Cristian Rodríguez, están buscando qué otras opciones pueden tomar para dar un plus a ese aspecto, con otras formas de trabajar.

Sin embargo, el jerarca manudo Fernando Ocampo niega que esta nueva derrota contra la ‘S’ haya sido por algo mental, sino más bien porque el equipo no se encontró.

La percepción del aficionado es que en Alajuelense ven la camisa de Saprissa al frente y se asustan.

En el equipo confiesan que han dado énfasis a ese aspecto mental y que venían ganando con remontadas incluidas, pero en la prueba grande, de nuevo el equipo reprobó, porque a nivel colectivo el plan de juego no funcionó.

“Es responsabilidad de los jugadores y lo digo porque por qué entonces se le gana a los demás equipos y no se puede en estos partidos. Está claro que hay algo que está pasando mentalmente en los jugadores, que lo trabajamos, que insistimos, que intentamos mejorarlo, pero nos sigue costando”, aseveró Bryan Ruiz.

Según el capitán liguista, tienen que insistir en eso, en esos duelos directos, porque es muy probable que se topen de nuevo en instancias finales a los rivales con los que han estado luchando por el cetro en los últimos torneos.

“Que son Saprissa y Herediano y seguramente en este torneo se van a meter algunos más. Está claro que tenemos que mejorar eso y no puedo poner excusas, hay que seguir trabajando la parte mental de que nos meten un gol y el equipo se cae un poco, el partido no estuvo mal, pero perdemos y al final eso es lo que cuenta”, citó.

Como liguista, Ruiz admite que cualquier duelo con Saprissa es un campeonato aparte.

“Hay que reconocer que en este momento lo vamos perdiendo, pero volvemos al campeonato normal, en el que tenemos que seguir luchando por clasificar y conseguir ese primer lugar que nos garantice ese liderato. Quedan cinco partidos y la mentalidad es ganarlos, quedar en primer lugar y tener esa posibilidad de estar en la gran final”.

Ruiz también se pone en los zapatos de la afición, porque sabe todo lo que encerraba este último clásico, al que la Liga teóricamente llegaba envalentonada y se enfrentaba a una de las peores versiones de su archirrival.

“Enfrentábamos a Saprissa que estaba mal, que estaba en el último lugar, pero dentro del grupo sabíamos la dificultad del último partido, ellos se juegan el todo por el todo, es un campeonato aparte, es un partido aparte, se juegan más que tres puntos y todos lo sabemos, pero nos está costando la parte mental. Seguimos trabajando en ello, es duro, porque hemos intentado de todo”, confesó.

Y agregó: “Veníamos muy bien, de cuatro partidos seguidos ganados, Saprissa venía mal y por esas situaciones sabíamos la dificultad de este partido, que ellos iban a dar el todo por el todo, sabemos que no podíamos confiarnos”.

El golpe es fuerte dentro del grupo, pero Ruiz deja ver que tampoco tienen tiempo para quedarse tendidos en la lona.

“No nos vamos a echar a morir, hay que asumir las consecuencias con la afición y con las personas que pueden criticar el resultado, que es comprensible, pero hay que seguir adelante buscando la clasificación y el liderato general”, recalcó.

A Saprissa le sucede lo contrario, porque a pesar de lleva un torneo para el olvido, en los clásicos todo le sale.

“Es que un clásico te da un envión anímico muy importante, nosotros lo sabíamos y lo tomamos así, aparte de que no tenemos margen de error. Si no ganábamos quedamos afuera, estamos contentos, estamos felices del gran partido que hicimos, pero el domingo lo tenemos que repetir”, expresó el capitán morado Mariano Torres.

Al consultársele sobre el tema mental del que habla Bryan Ruiz, el argentino apuntó: “No sé si nos sentimos más fuertes, lo único que sé es que es un punto que tocamos antes de los clásicos, que los clásicos se juegan con carácter, con personalidad, que por momentos si se puede jugar bien buenísimo y si no se puede jugar bien hay que meter otras cosas y jugamos como se juegan los clásicos, estamos muy contentos, estamos felices por eso”.

En el balance general entre los equipos con las aficiones más numerosas del país, el periodista y estadígrafo Christian Sandoval señala que en Costa Rica está uno de los clásicos más disparejos del mundo, porque de 337 enfrentamientos por campeonato nacional, Saprissa ganó 132, Alajuelense se dejó 102 y se han registrado 103 empates.

“Saprissa tiene la diferencia más larga y pesada de toda la historia del clásico nacional sobre Alajuelense”, destacó el comunicador.

Para lo que resta de la fase regular, la carrera de la Liga es terminar con el liderato general que otorga el boleto a una eventual gran final; mientras que la ‘S’ está urgida de puntos para intentar clasificar.

En las cinco fechas que faltan, los rojinegros recibirán a Jicaral, irán a Grecia, se enfrentarán a Herediano en el Morera y luego a San Carlos. Su último juego de la fase regular será de visita contra Santos.

Mientras que Saprissa será casa contra Pérez Zeledón, visitará a Guadalupe, esperará a Jicaral, recibirá a Sporting FC y terminará con la salida a Grecia.

Fanny Tayver Marín

Fanny Tayver Marín

Graduada en la UIA. Con más de 15 años de experiencia, escribe sobre Alajuelense, ciclismo, ciclo olímpico y más. Entre sus coberturas destacan juegos eliminatorios de la Selección, el Tour de Francia, el Mundial de voleibol en Japón y los Juegos Olímpicos en Río de Janeiro.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.