Cristian Brenes. 24 julio

Su sentimiento refleja el una gran parcialidad de los seguidores de Alajuelense, a quienes les volvió la ilusión con el fichaje de Bryan Ruiz. Wílmer López es un aficionado más y le es imposible contenerse ante una noticia que conmocionó a los manudos.

El Pato se olvidó por un momento de la última final perdida ante Saprissa o de los siete años sin títulos que acarrea la Liga. Este jueves fue un día diferente para él y los erizos. Incluso, está convencido que de la mano de Ruiz llegará el campeonato 30.

“Como aficionado me siento contento y muy feliz, porque llega un jugador de mucha experiencia, capacidad y condiciones. Además, es un liguista, viene de las ligas menores del club y es una realidad que Bryan tiene mucho fútbol, a él le queda mucho por aportar y veremos muchos beneficios con su llegada”, manifestó López.

Casi que sin la necesidad de plantearle la pregunta y por impulso propio, Wílmer relacionó la contratación con una obligación de conquistar a como sea el Torneo de Apertura 2020.

Todo esto a causa de un movimiento en el mercado que a su parecer, pone a los erizos en un escalón más arriba y les da un valor agregado para olvidarse de su racha negativa.

“Alajuelense debe buscar el campeonato, hay que intentar acabar con esta sequía. Bryan viene a Alajuelense a tomar un estandarte. Con Bryan estamos más cerca de ser campeones que nunca. Las rachas, buenas o malas, son para acabarse”, añadió el ídolo rojinegro.

(Video) Nación Deportiva: ¿Era Bryan Ruiz la pieza que le faltaba a la Liga para pelear el título?

López ve con buenos ojos la forma en la que se maneja la dirigencia en el mercado y a su parecer, era necesario realizar una reestructuración profunda en las cabezas del plantel.

Más allá de que no culpa a Jonathan McDonald, Allen Guevara o Kenner Gutiérrez por los últimos traspiés del equipo, valora que se envió un mensaje correcto al resto del grupo.

“El quitar a figuras como Jonathan McDonald o Allen Guevara es un mensaje para los que quedan. Lo único que vale es ser campeón, porque no se puede pensar que solo por estar en el club se pueden quedar ahí seis o siete años sin ganar. Esto es un alto en el camino para los futbolistas”, recalcó.

Así mismo, añadió: “no importa quién sea o cómo se llame, lo que vale es ser campeón y solo así se pueden mantener en la institución”.

El Pato considera que Bryan no tendrá problemas en adaptarse rápido y asumir un liderazgo positivo. Desde su punto de vista, tampoco le afectará la prolongada inactividad que acarrea el capitán de la Selección (casi año y medio).

Wílmer, al igual que la gran cantidad de rojinegros, ya sueña con ver a Ruiz con la 10 rojinegra, no solo en el debut, sino que hasta levantando la 30 que tanto desean.

(Documental) Bryan Ruiz: 10 años lejos del barrio