Fiorella Masís. 23 julio, 2020

“Gracias al BAC por influir para que Bryan pudiera venir a Alajuelense”, asegura Agustín Lleida mientras anuncia el fichaje más esperado por los manudos, un día después de haber señalado que la Liga designa $97.700 mensuales al pago de deudas, lo que a su entender limita el presupuesto para fichajes.

Fernando Ocampo llamó a la calma a la afición manuda sobre la situación financiera del equipo. Aseguró que en este momento hay más ingresos que egresos. Fotografia: John Durán
Fernando Ocampo llamó a la calma a la afición manuda sobre la situación financiera del equipo. Aseguró que en este momento hay más ingresos que egresos. Fotografia: John Durán

La Liga halló una mano, casi caída del cielo, para cerrar el regreso de su hijo prodigo.

En medio de una crisis económica, la llegada de Bryan Ruiz al fútbol nacional genera una pregunta obvia: ¿dan los números para pagar lo que cuesta?

En Alajuelense tienen clara la respuesta: sí dieron. De acuerdo con Lleida y Fernando Ocampo, la institución se mantiene dentro del presupuesto establecido en este mercado de piernas. Es decir, las finanzas no caen en un abismo por cumplir el sueño de tener a la Comadreja.

Pero también necesitaron ayuda y en medio de negociaciones apareció un socio comercial.

La Liga le pagará un salario a Ruiz dentro de sus posibilidades, aseguran en el equipo, pero el experimentado jugador redondeará sus números con el patrocinio del BAC.

Incluso, Agustín Lleida calificó de “cómodo” el fichaje, en referencia al costo del mismo. Después, el jugador hizo la suma de ambos y se decidió por volver al país.

Lleida mencionó que con la salida de varios futbolistas, quedaron fondos para una o dos contrataciones.

“Al final lo de Bryan no es una locura a nivel económico, es una propuesta de valor, Bryan regresa a su país, donde él quiere estar, y además se suma un socio comercial como es BAC Credomatic, que lo incluye en su familia de deportistas, la suma de todos esos valores de marca han hecho que Bryan tome esta decisión. No compromete en nada a la institución a nivel económico”, recalcó el gerente deportivo de los alajuelenses.

La definición encontrada por Fernando Ocampo es que se alinearon los astros, aunque también le dio mérito a Lleida por acomodarse al dinero disponible.

Según el presidente manudo, él no sabe nada sobre el trato hecho entre Ruiz y el BAC, aunque mostró su felicidad, incluso bromeando en que ahora tendrá más productos de la entidad bancaria. Al mismo tiempo, dijo que este tipo de negociaciones no son nuevas y anteriormente intentaron algo similar con Shirley Cruz.

“Yo no sé nada entre el arreglo entre el BAC y Bryan, es una negociación personal que hacen ellos, le puedo asegurar que el salario que la Liga le paga a Bryan está entre los números del presupuesto, lo otro no lo sé. Esto es un cúmulo de elementos que hacen que esto sea posible, estoy muy agradecido con el BAC, pero no tengo ningún detalle de la negociación. Nosotros no intervenimos, pero ayuda a armar ese rompecabezas”.

Después, en otra pregunta al respecto, agregó: “Nosotros negociamos con patrocinadores todos los días, esto no es nuevo, cuando estábamos con Shirley, si ella seguía, íbamos a buscar un patrocinador que la apoyara. Nosotros no entramos a esas negociaciones, pero simplemente a veces uno dice: converse a ver qué se puede hacer”.

Ante las constantes consultas sobre este convenio BAC-Ruiz, la Liga no deja claro qué tipo de acuerdo estableció con el banco sobre este fichaje. Lo cierto es que el equipo tiene diversos patrocinadores y en la conferencia de este jueves el único que apareció en las pantallas fue el BAC.

Sin números rojos. En esa misma línea, Ocampo también le quiso dejar claro a los manudos que las finanzas del club están bien.

Esta deuda es conocida por los socios, dice Ocampo, y además, destaca, es sostenida. En este momento siguen reportando más ingresos que gastos, pese a la crisis, y pronto darán informe a los socios.

Por eso la llegada de Bryan no los compromete y más bien planean sacarle mucho provecho comercial.