Fútbol Nacional

Salieron de Alajuelense y Saprissa por la puerta de atrás, pero en Cartaginés viven su gran revancha

Cuatro piezas clave de los brumosos atravesaron un momento muy duro cuando fueron descartados por sus exequipos. Hoy están en la final y le demuestran a la Liga y la ‘S’ que se equivocaron

Alajuelense le dio las gracias y sacó del equipo a Allen Guevara pese a tener 10 años en el club y la propia Liga puso a Marcel Hernández a préstamo y casi de regalo, en una movida que aún cuesta creer, luego de pagar $150.000 por el goleador. Mientras que Saprissa consideró que Michael Barrantes ya no daba para más en cancha y le ofreció retirarse; así mismo, Kevin Briceño fue descartado en la S, pese a que se le llegó a ver como el arquero del futuro.

Lo más increíble de todo es que por las vueltas de la vida, hoy en día Guevara es el capitán de los brumosos, Barrantes es titular indiscutible y maneja la media cancha, Hernández es el goleador de los blanquiazules y del Torneo de Clausura 2022 y Briceño no solo es estelar, sino que sus tapadas han sido cruciales. Todas estas figuras revivieron y tienen su revancha luego de salir por la puerta de atrás de sus exequipos; es más, están en la final de la segunda fase y Allen y Marcel hasta pueden dar la vuelta frente a los manudos.

Las dirigencias de los rojinegros y los tibaseños tendrán sus razones para justificar lo que hicieron, aunque estas cuatro figuras dejan claro en la actualidad que posiblemente merecían una oportunidad más.

Lo cierto del caso es que en la Vieja Metrópoli les abrieron las puertas sin problema a los cuatro, como ellos mismos afirman, les dieron la confianza que habían perdido y ahora no solo tienen su venganza, sino que se proponen a ganar un título para recalcarle a quienes los descartaron que estaban equivocados.

“Le doy gracias al presidente del Cartaginés, a su hijo, a la institución y a la afición, porque me abrieron las puertas para seguir disfrutando, independientemente del lugar del que vengo. Desde el inicio le dije al grupo que quería sumar para hacer historia... Aún tengo hambre, creo en mí mismo y todos saben la situación que pasé, pero estoy demostrando que todavía tenía para seguir jugando un ratito más. Le pido a Dios que me dé la oportunidad de seguir disfrutando, porque mi retiro está muy cerca. No veo esto como revancha, sino que es una bendición, porque estoy viviendo un sueño”, afirmó Michael.

El contención rechazó la oferta de la S de unirse al cuerpo técnico al terminar el certamen anterior. Con Cartaginés ratificó su valía, al punto de participar en 19 de 24 partidos (16 titular), acumular cinco asistencias y ser un líder dentro y fuera de la cancha.

Lo del cubano sin duda es lo más complejo de entender. El León se lo compró a los propios brumosos y un año después lo envió de regreso, sin importar que con la Liga marcó 20 tantos y dio 13 asistencias en todo el 2021. Ni los propios blanquiazules comprendieron el por qué de tal “regalo” y jamás quedó clara la justificación de que el técnico Albert Rudé solo utiliza un “9″ y por ende, el isleño sobraba. Al final, Hernández tiene 15 dianas en el Clausura 2022 y es la gran amenaza de los erizos en la final de la segunda fase.

“Es hermoso estar viviendo esto... Estoy contento, feliz, agradecido con Dios, con los compañeros y con la institución. Acá confiaron, nos alineamos en que se podía lograr y dimos un paso más para seguir creyendo en lo que tenemos. Es reconfortante volver y llegar a una final, más aún al ver a esta afición siempre apoyando y que no para de gritar, pero hay que tener mesura porque se viene algo más difícil”, dijo Marcel.

Los casos de Allen Guevara o Kevin Briceño se pueden entender un poco más, ya que ninguno de los dos pasaba por su mejor momento cuando Alajuelense y Saprissa los descartaron.

Es más, a Guevara le tomó 12 meses asimilar el golpe y su primera etapa con Cartaginés no fue sobresaliente. Eso sí, con la llegada del técnico Géiner Segura todo cambió, el volante se enfocó en sus errores, le hicieron ver las falencias y le devolvieron la confianza hasta sentirse vivo de nuevo en el fútbol. Hoy en día es el capitán de los blanquiazules, tiene ocho goles y fue titular en todos los partidos de los centenarios.

El propio futbolista comentó: “No sé si será mi mejor momento, pero me siento con mucha confianza y alegría en este club, donde se me han dado cosas muy bonitas que al final en la Liga no había sentido, por la situación que se vivía. Uno debe sentirse a gusto donde va y acá es un bonito club para jugar”.

En lo que respecta a Briceño, luego de salir del Monstruo se marchó a Jicaral y lejos de las cámaras y la atención mediática resurgió. El Cartaginés fue por el portero y pagó por su ficha, en una muestra clara de confianza.

El arquero respondió en cancha a esta apuesta de la dirigencia y llevó calma a una portería que no contaba con la misma seguridad antes de su llegada. El guardameta se perdió solo cuatro choques por lesión, pero en la semifinal fue determinante cuando se le exigió.

Estas cuatro figuras ya demostraron que tenían algo más por dar y revivieron, aunque esto no es suficiente y pretenden hacer historia con el club que les abrió las puertas y los rescató.

Cristian Brenes

Cristian Brenes

Periodista en la sección de Deportes de La Nación. Bachiller en Periodismo en la Universidad Internacional de las Américas. Escribe sobre el Cartaginés.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.