Cristian Brenes. 1 agosto

Sostener patrocinadores o concretar acuerdos con nuevos es una labor titánica, si se está en un club que no clasifica a una segunda ronda desde hace siete torneos y que finalizó en el sótano en el último certamen.

Lo lógico es que muchos se rehúsen a colocar sus marcas o prefieran marcharse. Esta cruda realidad la vivió Cartaginés, pero nuevos vientos soplan en la Vieja Metrópoli y la desbandada parece tener fin.

Los brumosos lograron atraer socios comerciales y pasaron de tener solo tres anunciantes que pagan en su uniforme (cuatro más están como canjes) a siete en total que realizarán desembolsos. Este cambio generará un ingreso aproximado de $500.000 (¢285 millones) anuales, según reveló Luis Fernando Vargas, presidente del club.

Este presente contrasta con los dolores de cabeza que experimentaron ante la marcha de empresas locales habituales en su indumentaria, como Jasec, Bancrédito (intervenido por Sugef), Mucap y la Municipalidad de Cartago. Además, al observar el sector de vallas televisivas del Fello Meza era evidente la disminución, lo que sumó a la crisis económica del equipo.

Kevin Fajardo (izquierda) y Josimar Pemberton (derecha) son titulares con Cartaginés en el Torneo de Apertura 2018. En el uniforme muestran las dos marcas principales que patrocinan al equipo actualmente. Fotografía: José Cordero.
Kevin Fajardo (izquierda) y Josimar Pemberton (derecha) son titulares con Cartaginés en el Torneo de Apertura 2018. En el uniforme muestran las dos marcas principales que patrocinan al equipo actualmente. Fotografía: José Cordero.

¿Qué factores produjeron este cambio?

El efecto Paulo César Wanchope tiene mucha injerencia, según señala Vargas, porque el timonel participa activamente en las reuniones con los potenciales anunciantes, acompaña a dirigentes y encargados de mercadeo para exponer su proyecto deportivo y la forma en la que pretende devolver a los blanquiazules al protagonismo.

“La camiseta generará más de $500.000 anualmente, entonces nos da un alivio importante”, Luis Fernando Vargas, presidente de Cartaginés.

Aunado a esto, Paulo conformó un plantel prácticamente nuevo (12 fichajes y 12 salidas) y en el inicio del campeonato muestra buen fútbol, lo que se traduce en un debut alentador; aunque aún les queda mucho por demostrar.

“Paulo nos acompañó en el 90% de las reuniones con patrocinios que cerramos, él fue una herramienta importante… Presentamos a Gollo y Vymisa, con ellos tenemos tres firmados que irán en pecho, espalda y pantaloneta, y esta semana sumaremos otro en la espalda. En vallas viene Fruta Internacional y Shut. Que el equipo tenga un buen rendimiento incide en las finanzas, esto nos da un alivio”, señaló Vargas.

Wanchope era consciente de la problemática y por lo mismo no dudó en participar de las reuniones y en aportar su conocimiento gerencial, ante el pedido de la directiva.

“Estamos acá para colaborar en todo sentido. No es común, pero lo considero importante y necesario para que las empresas escuchen de mi boca lo que queremos de la institución. Gracias a Dios esto ha ido de la mano del resultado, pero acá estamos para hacer de todo. El compromiso es grande para que esta institución esté donde debe”, señaló el técnico.

Los brumosos también hicieron un cambio a nivel administrativo y modificaron en mercadeo, con la incorporación en la parte comercial de Adrián Figueroa, dedicado principalmente a buscar nuevos ingresos.

Además, cuentan con un grupo de apoyo conformado por personas allegadas al club que dan una mano para la alimentación de los jugadores después de cada entrenamiento y las meriendas antes de los partidos.

“Nos preocupaba y nos ocupaba. Estábamos flojos en este tema, pero ahora veremos una camiseta con buenos patrocinadores. Antes también se daban ingresos por indumentaria, pero había canjes, ahora es todo en efectivo y esto es sumamente importante para nosotros”, agregó el dirigente.

Chope afirma estar anuente a seguir con sus funciones fuera de la cancha y espera que el equipo siga en crecimiento para concretar más opciones con empresas.

“He tenido experiencia en ese campo (gerencia) y hay que ponerlo a disposición de la institución. Al final es una sinergia todo, los muchachos están comprometidos, la directiva y la afición también. Los seguidores poco a poco irán creyendo más en nosotros. Todo es trabajo duro, constancia y perseverancia para que esto salga adelante”, finalizó el timonel.