Fútbol Nacional

Paolo Jiménez: último sobreviviente de la final del 2013 del Cartaginés ve muy cerca su sueño de niño

Jiménez explicó lo que pasa por su cabeza al verse por segunda vez tan cerca de un título con los brumosos. Paolo representa a muchas generaciones que se quedaron a un paso o del todo no pudieron romper la sequía

Son pocos los que pueden decirlo, pero por segunda ocasión Paolo Jiménez ve de cerca ganar un título con el Cartaginés y acabar así con una racha de 82 años sin ser campeón. Jiménez no solo es un ídolo de los brumosos y ya tiene un capítulo especial en la historia del club por su recorrido, sino que es el único y último sobreviviente en el actual plantel de la final del Torneo de Verano 2013.

Al igual que pasó en aquella oportunidad, hace nueve años, Paolo fue testigo directo de una fiesta total en el Fello Meza, tras el partido de ida. En esta ocasión los brumosos derrotaron 1 a 0 a Alajuelense y están a solo un paso de acabar con las rachas, las maldiciones y las burlas de las que han sido víctimas por tanto tiempo. Eso sí, el volante ve una gran diferencia entre lo que pasó frente al Herediano en aquel Verano (gane 3 a 1 en la ida y derrota en penales en la vuelta), a lo que sucede con la Liga.

“Ahora tal vez la afición tuvo un comportamiento más inteligente que en el 2013, porque todas esas situaciones de festejos alimentan al rival y les levanta el ánimo. Igual, entendemos que la gente tiene que estar feliz, porque son aficionados, pagan para celebrar y disfrutar, pero nosotros como jugadores no, estamos claros, somos respetuosos y tenemos mesura, pese a la alegría, porque no son partidos fáciles”, comentó.

El referente de los blanquiazules tiene 20 años de jugar al fútbol profesional y muchos más de portar la camiseta del conjunto de la Vieja Metrópoli, ya que desde que era niño defendía estos colores y sabe mejor que nadie la necesidad y el sentimiento que tienen los fanáticos del equipo.

En el ocaso de su carrera es de los pocos, o el último que queda de planteles emblemáticos que podrían tocar la gloria. Él representa a figuras como Danny Fonseca, Rándall Brenes, José Villalobos Chan, Marco Tulio Hidalgo, Miguel Calvo, Leonel Hernández, Walford “Wally” Vaughns y muchos otros más que se quedaron a un paso o del todo no pudieron.

“Viví con muchos compañeros que pasaron esa sed de triunfo y esas ganas de lograr ese campeonato, pero por muchas razones no se dio, aunque igual la ilusión y la entrega ha estado. Ahorita que lo hacemos de buena manera y si lo logramos, pese a que falta y respetamos al rival, sería para todos esos jugadores que pasaron por acá... Con la experiencia que tengo veo las cosas de otra manera, no tan eufórico, aunque la alegría que tengo es inexplicable. Tengo 20 años en esto y ese trajín me dice cómo actuar en estos momentos, porque la alegría, el deseo y la ilusión no se pueden imponer por encima del respeto por el rival”, recalcó.

Jiménez pasó por todas las categorías inferiores del Cartaginés y aunque se marchó por un lapso y fue campeón con Brujas FC, es claro en que nada se compararía con levantar la copa con el equipo de su provincia, al que le enseñaron a defender y amar desde que era muy pequeño y donde se ve cerrando su carrera.

Eso sí, si algo le quedó de enseñanza del 2013 es no subestimar y jamás pensar que todo está ganado. Si hay algo que resalta el mediocampista es el respeto por la Liga y también destacó que en esta oportunidad los seguidores no invadieron el campo, sino que celebraron, porque están en su derecho, pero sin sobrepasarse.

“En el fútbol todos los partidos son diferentes y aunque deja muchas enseñanzas lo que pasó en el 2013, solo quedo yo de la última final y el fútbol es colectivo. Lo que si puedo decir es que con mi experiencia doy el ejemplo de que acá no vale el triunfalismo, que en aquel 2013 nos faltaron detalles y hay que detectar y atacar cualquier situación que se dé, más yo que soy uno de los líderes por ser el de más años en este club. Igual, lo estamos haciendo bien, no hay triunfalismo y respetamos muchísimo al rival, porque falta el 50% y vamos a tener que sudar sangre”, dijo el volante.

Jiménez es una persona de familia, sale poco y más hoy en día que acaba de ser padre por segunda vez. Claro, cuando sale no hay brumoso que no lo salude y le recalque que están ilusionado con el título y lo quiere ya. Paolo siempre sonríe y alienta a los suyos, aunque por dentro guarda mucha mesura. Si bien, no puede quitarse el traje de aficionado, que es, pero antes se comporta como profesional.

“Es mi sueño ser campeón con el equipo de mis amores, sería quedar en las letras doradas de este club y es la ilusión más grande, porque sabemos la alegría que podemos generar en muchísimas personas y hasta en los que ya no están. Sabemos que podemos quedar como inmortales acá”, agregó.

En el Torneo de Clausura 2022 le ha tocado jugar poco, apenas 129 minutos en 11 partidos en los que participó de 27 posibles, pero a sus 38 años no se queja y se siente un afortunado de estar viviendo una revancha y estar cerca del campeonato.

Eso sí, ¿Paolo Jiménez se retirará en esta temporada pase lo que pase en la gran final?

“Ni he pensado en eso del retiro, porque estoy totalmente concentrado en la final. Después del miércoles, pase lo que pase, pensaré esa parte. De verdad que lo veré después del miércoles y decidiré”, finalizó.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.