Cristian Brenes. 19 marzo

El mundo está paralizado ante la pandemia generada por el nuevo coronavirus y el fútbol no es la excepción. La mayoría de ligas frenaron por completo y al analizar lo que pasa en Concacaf, las más destacadas siguen los lineamientos de salud, a excepción de Nicaragua, donde se juega sin restricciones y hasta se presumen sus partidos.

La Nación hizo un repaso por los torneos más importantes del área y conversó con la periodista pinolera del medio diariolibre.digital, quien recalcó que no hay ningún lineamiento para frenar el certamen, disputar los choques a puertas cerradas o seguir alguna disposición, todo lo contrario, los estadios se llenan para los duelos que se consideran clásicos y se programan compromisos como si nada sucediera.

“Nuestra liga sigue funcionando con total normalidad, el sábado se jugó el clásico entre el Cacique Diriaguen y el Real Estelí, se disputó con toda la normalidad del mundo, nada de hacerlo a puerta cerrada, sino que se tuvo público. Incluso, la liga continúa este miércoles, hay partidos del campeonato, en paralelo se desarrolla la Copa Primera, que enfrenta a equipos de la primera y la segunda. Por lo visto, acá no se dará suspensión de ningún tipo, porque el gobierno dice que no hay covid-19 y que todo está normal. Es la imagen que se vende y la liga de fútbol se presta a este juego”, manifestó Sevilla.

En Costa Rica la jornada 15 del Torneo de Clausura 2020 se disputó a puerta cerrada y fue la última antes de la suspensión por el nuevo coronavirus. Fotografía: Alonso Tenorio
En Costa Rica la jornada 15 del Torneo de Clausura 2020 se disputó a puerta cerrada y fue la última antes de la suspensión por el nuevo coronavirus. Fotografía: Alonso Tenorio

Incluso, el Real Estelí., club de la primera división de los vecinos del norte, resalta en su página web que los “ojos del mundo están sobre el fútbol” nicaraguense. En esta nota añaden que: “esta condición se debe al covid-19 en todo el continente, que aún no ha ingresado al país pinolero. Obviamente, los adeptos del fútbol se deleitarán viendo a través de plataformas digitales el partido del Campeón Nacional de Nicaragua”.

La comunicadora denunció que de parte del presidente Daniel Ortega y su gabinete no hay directrices con respecto al covid-19 y tampoco información. Al momento de la redacción de este artículo solo reportan un caso.

“La gente no toma consciencia de lo que pasa. Creemos que se oculta información, pero me sorprende que para el clásico llegó muchísima gente, el estadio estaba lleno como si no pasara nada. Incluso, los visitantes viajaron para ver el partido. Aparte de que hay poca orientación gubernamental, caso omiso a que es una pandemia y las autoridades del fútbol siguen esa línea y la gente también”, añadió.

Repaso por principales ligas de Concacaf

Este comportamiento en Nicaragua contrasta con lo que ocurrió en Costa Rica, donde se disputó la jornada del fin de semana anterior a puerta cerrada y luego se suspendió todo hasta el próximo 13 de abril, cuando se analizará si es posible reanudar el 19 de ese mes.

De igual manera sucedió en México, donde por ahora está todo el fútbol paralizado, pero no se valora dar por desiertos los torneos, explicó León Lecanda, comunicador de ESPN.

“Por ahora no hay fecha de reanudación, la Liga MX estará pendiente de lo que resuelvan las autoridades para saber cuándo podrían echar a andar el Clausura 2020 otra vez. Para nada se considera dar por concluido el torneo, al menos no hasta hoy”, afirmó Lecanda.

Por su parte, en Panamá tomaron una medida más extrema y dieron por concluido todo el 17 de marzo, esto pese a que aún faltaban partidos por disputar y no hay campeón ni descendido. La federación canalera determinará en los próximos días lo que ocurre con los temas administrativos de su liga.

“Las decisiones deportivas relacionadas con esta medida serán analizadas y se comunicarán una vez el Comité Ejecutivo haya tomado una determinación al respecto”, destacó la Fepafut.

La MLS de los Estados Unidos también optó por frenar su competencia por dos meses y dio la orden de cancelar los entrenamientos. Por su parte, Guatemala canceló de manera indefinida y en tres semanas valorará si es factible reanudar.

El Salvor recurrió a parar por 30 días toda competición y en Honduras por el momento apenas se reprogramó la jornada del fin de semana (la 14 de 18 en total) y las restantes fechas siguen en pie, aunque determinaron analizar la evolución de la pandemia para definir si prolongan la medida o siguen.