Fútbol Nacional

Mamá de Ian Lawrence se soltó a llorar al ver a su hijo anotar con Alajuelense

Doña Kimberly Escoe cuenta cómo vivió ese instante en el que el lateral izquierdo de 19 años consiguió su primer gol en la máxima categoría

Doña Kimberly Escoe jamás olvidará la noche del 12 de octubre de 2021. Ella hacía teletrabajo y tenía encendido el televisor, porque había fútbol. Solo que no sospechaba que sería un juego tan especial para ella y su familia.

Alajuelense se enfrentaba al Santos de Guápiles, a las 7 p. m., en el Estadio Alejandro Morera Soto y, su hijo, Ian Lawrence jugaría como titular, en la primera alineación diseñada por Albert Rudé.

Espontánea y en medio de risas, doña Kimberly trata de describir la reacción que tuvo en el minuto 53, cuando su hijo convirtió el único gol del partido, que le dio los tres puntos a una Liga que estaba urgida de ganar y que no tenía disponibles a Leonel Moreira, Fernán Faerron, Bryan Ruiz, Celso Borges, Johan Venegas, Alonso Martínez, Alex López y Gabriel Torres.

“Yo me encontraba trabajando y viendo el partido y como todos sabemos soy un poco eufórica, vino esa jugada y me quedé como congelada viendo y cuando entró el gol solo se me vinieron las lágrimas de felicidad. No podía ni hablar, me quedé como congelada viendo el televisor y la repetición y me sentí no aliviada, pero sí muy impresionada”, recordó.

Ella sabía que en algún momento iba a ocurrir eso, pero una cosa era pensarlo como una posibilidad y otra caer en cuenta que de verdad pasó y que su hijo acaba de conseguir su primera anotación en la máxima categoría.

“Para mí es un orgullo ver a mi negrito en los libros de anotadores de la Primera División. Mi familia estaba abajo, en el apartamento de mi mamá y la señal mía siempre va adelantada un poquito, entonces yo no podía ni hablar y en eso solo escucho los gritos, todo el mundo feliz y emocionado, celebrando y empieza el teléfono a sonar”.

Muchos excompañeros de Lawrence se comunicaban con ella, felicitándola, compartiendo la emoción que ella sentía y mientras eso pasaba, la orgullosa mamá del lateral izquierdo de Alajuelense no dejaba de llorar.

“A veces como que se me olvida que él está en Primera, porque en mi corazón yo siento que él tiene como ocho años, pero muy agradecida con Dios, ha sido mucho esfuerzo, mucha valentía. Hay momentos difíciles, pero yo estoy muy satisfecha y muy bendecida de ver el proceso, del crecimiento de Ian”, mencionó.

Y agregó: “Toda la familia lo apoya, la que lleva la batuta soy yo, pero siempre lo apoyamos mucho y él siente ese respaldo familiar. No importa si las cosas salen excelente, bien, o mal, siempre sabe que tiene ese colchón de la familia, que siempre lo va a amar y respetar”.

En gran parte ella es la responsable de que él se involucrara en el fútbol y cuenta que cuando hay un partido no está asustada, pero sí tensa, con una sensación que describe como un nerviosismo bonito.

“Ya esto del fútbol es un trabajo, ya no es un chiquillo, aunque tiene apenas 19 años y aunque a mí me cueste. Fue el primer gol y que sea el primero de muchos más. Tratamos de mantener los pies en la tierra, siempre intentamos que no se nos vaya ni muy allá, ni que se la crea, que sea confiado, pero que no se agrande, ni se ponga a jugar de vivo, ni nada de eso”.

Cuando Lawrence llegó a su casa después de ese partido, ella lo estaba esperando. Lo abrazó y lo felicitó.

“Estaba feliz el negro por dicha y le dimos gracias a Dios. Luego a descansar, porque en esto del fútbol la memoria es muy corta, si algo pasó mal qué lamentable y mañana otra vez para el partido. Y si pasan cosas buenas también, qué bonito todo, pero de inmediato a pensar en el próximo juego”.

Contó que en su casa siempre tratan de hacer un balance entre motivación y exigencia. En eso ayuda un tío de Ian.

“Mi hermano menor, Richard, él es entrenador personal y nutricionista y él trabaja con Ian aparte siempre, ven videos, lo corrige, le ayuda, le enseña. Hay que tratar de nutrir conocimientos, a Ian lo tenemos en clases de francés para que aprenda un tercer idioma, por si Dios quiere que en algún momento estemos en Europa”, reseñó doña Kimberly.

Este año ella lo está disfrutando mucho, porque disfruta de ver a Ian creciendo en la cancha, partido a partido, al igual que otro jugador que ella conoce desde muy niño: Aarón Suárez.

“Aaroncillo, sí... Cindy (la mamá de Aarón) y yo hemos estado en esto toda la vida. No sé qué vamos a hacer cuando nos separen, son diez años consecutivos que tienen de jugar juntos y a él yo lo quiero como de la familia y ellos a Ian también”.

El lateral y el volante son de la misma generación, estuvieron en las divisiones menores de Saprissa y prácticamente al mismo tiempo tomaron la decisión de marcharse a Liga Deportiva Alajuelense.

Con los rojinegros estuvieron en el alto rendimiento, jugaron en la Segunda División y fueron ascendidos al primer equipo de manera oficial a principios de este año.

“Se nota la química de ellos dos en la cancha, son los años que tienen de estar jugando y de conocerse, como corren, como vienen, como van y claro que Aarón es un compañero muy querido de parte de nuestra”.

Ian Lawrence ya contabiliza 17 partidos en la Primera División y juego a juego se nota cada vez más seguro.

No son tantos encuentros, pero si se compara al carrilero en sus primeras presentaciones con lo que ha hecho en estos últimos duelos, se refleja la progresión.

Con todo lo que ha pasado desde el primer día en el que Lawrence llegó a la Liga, doña Kimberly está convencida de que tomaron la decisión correcta.

“Este proyecto cuando Agustín nos lo propuso, que aún no estaban los edificios en el Centro de Alto Rendimiento y que la oficina de él era medio contenedor y toda esta experiencia, sí hemos visto que fue una decisión muy apropiada, muy acertada y lo más gratificante es ver el profesionalismo de Ian”, subrayó la mamá del futbolista.

Doña Kimberly recibió una doble alegría esta misma semana, porque al día siguiente de que su hijo anotó, el gobierno anunció que la afición podrá volver a los estadios a partir del 15 de noviembre, al habilitar el 25% de la capacidad de cada estadio.

“A mí me hubiera encantado vivir ese partido en vivo, pero mis vibras y apoyo siempre están con el equipo. Yo soy de las que haya que pagar lo que haya que pagar vamos a ver al equipo y a apoyarlo. Yo estoy vacunada y claro que iré, es una parte muy importante del deporte. Además, ir al estadio genera desestrés para quienes apreciamos el deporte”.

Mientras llega ese momento, ella espera con ansias este sábado, porque Alajuelense visitará a Herediano en Guadalupe, a las 8 p. m.

Los florenses son líderes del Apertura 2021 con 30 puntos en 15 presentaciones, mientras que la Liga tiene 24 unidades.

Si desea unirse al canal AlajuelenseLN en Telegram, aquí encontrará el enlace directo.

Fanny Tayver Marín

Fanny Tayver Marín

Graduada en la UIA. Con más de 15 años de experiencia, escribe sobre Alajuelense, ciclismo, ciclo olímpico y más. Entre sus coberturas destacan juegos eliminatorios de la Selección, el Tour de Francia, el Mundial de voleibol en Japón y los Juegos Olímpicos en Río de Janeiro.