Fiorella Masís. 12 julio

Reducir la planilla, contratar futbolistas de peso y darle oportunidad a la cantera. Esos son los tres ejes que guían la estrategia deportiva de Saprissa tras obtener su corona 35 el pasado 29 de junio.

Juan Carlos Rojas y Christian Bolaños compartieron tras la obtención del título 35 de los morados, tras vencer a Liga Deportiva Alajuelense. Fotografía José Cordero
Juan Carlos Rojas y Christian Bolaños compartieron tras la obtención del título 35 de los morados, tras vencer a Liga Deportiva Alajuelense. Fotografía José Cordero

Pasaron tan solo diez días después de ese título y en el conjunto morado ya se habían desprendido de diez futbolistas, una estadística inusual para un club campeón.

Al mismo tiempo también anunciaron otras renovaciones y tan solo hacía falta lo que inquietaba a la exigente afición: fichajes.

Después de mucha especulación y secretos a voces, el viernes la S presentó a Daniel Colindres, Jimmy Marín y Esteban Espíndola.

Es decir, quedaron siete “vacantes”. Anteriormente se fueron Yostin Salinas, José Rodolfo Alfaro, Juan Gabriel Guzmán, Jean Carlo Agüero, Jaikel Medina, Yael López, Roy Miller, David Ramírez, Byron Bonilla y Kevin Briceño.

La razón de estas decisiones es simple y Juan Carlos Rojas lo explicó así este domingo, en una entrevista transmitida por el Facebook oficial de Saprissa.

“Nosotros vimos que lo que nos convenía en este momento era reducir el número de jugadores, quedar con una planilla de 21 o 22 jugadores profesionales, y eso implicaba sacar o no renovar a muchos jugadores. Y eso sí, traer algunos pocos, pero que vengan a hacer diferencia, jugadores como los que presentamos el día viernes, son jugadores que quieren estar en el club y marcarán diferencia”, detalló.

En el Clausura 2020, Wálter Centeno echó manó de 28 jugadores, de ellos solo uno debutante, el defensa de 18 años Jordy Evans, quien jugó 23 minutos. Ahora la idea de los morados es pasar de 27 futbolistas profesionales a 22, aproximadamente.

Con esto también se quiere dar más chance a los jóvenes, pues en el torneo anterior no fueron protagonistas, con excepción de Manfred Ugalde, quien ya se ganó un campo en el equipo y más bien está cerca de irse al exterior.

José Rodolfo Alfaro y Yael López, de 18 y 20 años, llegaron como la renovación en la planilla, pero jugaron poco y terminaron saliendo.

Probablemente, de esa poca participación de promesas, también llega el segundo eje deportivo comentado por Rojas, así como extender algunos contratos.

“(...) Al final del día (queremos) abrir campo para la siguiente gran generación que pueda tomar minutos y agarrar confianza. En eso se basa la estrategia deportiva que estamos siguiendo, renovar y mantener la base, por eso hemos anunciado renovaciones clave (Mariano Torres, Michael Barrantes y Alejandro Gómez). Por otro lado, traer jugadores que marquen diferencia y finalmente abrir campo para varios de los muchachos de divisiones menores”, mencionó.

De acuerdo con el presidente tibaseño, gran parte de la estrategia se viene pensando desde hace semanas e incluso meses.

“Cuando uno viene planificando, el tomar las decisiones se hace un poquito más fácil porque ya hay un plan que se viene ejecutando, pero como lo dijo Víctor Cordero, qué difícil es sentarse con jugadores, y esa labor le toca a él, a decirles que no se les va a renovar y esa parte no es bonita para nadie. Han sido muchos los jugadores que no continúan, les agradecemos cuando vistieron la camisa morada, pero es parte de decisiones duras que se deben tomar en una institución”, agregó.