Fiorella Masís, Cristian Brenes. 15 octubre

Una de las principales críticas al Saprissa del Apertura 2020 es su bajo nivel de juego. El equipo morado no termina de verse cómodo en la cancha y mucho menos logra convencer a su exigente afición.

Jugadores de Saprissa reunidos en el Ebal Rodríguez de Guápiles en el juego disputado ante Limón el domingo anterior. Foto: Rafael Pacheco
Jugadores de Saprissa reunidos en el Ebal Rodríguez de Guápiles en el juego disputado ante Limón el domingo anterior. Foto: Rafael Pacheco

El próximo domingo (4 p. m.) tendrá un partido clave, cuando reciba a San Carlos en reposición de la novena fecha. De esta forma completará el calendario pendiente y si lo hace con una victoria, estará a un punto de Cartaginés.

Pero más allá de la posición en la tabla, los aficionados piden mejoría en el rendimiento.

A lo interno del cuadro tibaseño resaltan la exigencia para ganar y no permitirse otras derrotas e incluso empates.

Eso sí, el defensor Alexander Robinson no cree que el equipo esté pasando por su peor momento, aunque es primordial ocupar el liderato.

“Saprissa solo está bien cuando está en el primer lugar, pero tampoco estamos del todo mal. Con el partido de reposición nos podemos poner a un punto del líder. Vamos a luchar hasta el final por el primer lugar. No estamos del todo bien, pero tampoco del todo mal, como a veces se magnifica acá”, mencionó.

En el equipo incluso ya se echa un vistazo a las estadísticas. Hasta ahora Saprissa acumula cinco triunfos, tres derrotas y un empate, para un rendimiento del 59%.

Robinson afirma que los números dicen que tres o cuatro derrotas “son permitidas” y eso no significa que les impedirá levantar el título en diciembre.

“Las estadísticas se pueden tomar para bien o para mal, en nuestro caso las tomamos para bien desde la exigencia. Cuando hemos quedado campeones hay un promedio de tres o cuatro partidos que se pueden perder, entre comillas, y cuando se dan esos resultados normalmente quedamos campeones. Ya llevamos tres derrotas, para nosotros es muchísimo, máxime en esta primera fase. Lo que se habló, también con el cuerpo técnico, es que ese margen negativo no lo podemos hacer más grande y tenemos que pensar en ganar todos los partidos”, señaló.

Wálter Centeno se lo dijo al grupo, según comentó David Guzmán: los puntos que dejaron en el camino son los únicos que podían dejar.

El volante es claro en la mejoría que se le pide al conjunto tibaseño.

“Como grupo debemos salir adelante y si queremos ser bicampones debemos hacerlo ya , no podemos tener más traspiés. Estamos pasando una situación bastante difícil y debemos saberla manejar. Debemos darnos cuenta de lo que estamos haciendo mal, cometemos errores infantiles que no se pueden dejar pasar y ya empezamos a analizar los videos para corregir”, comentó.

Guzmán considera el duelo ante los Toros del Norte como la “oportunidad del bicampeonato”, es decir, de cambiar lo vivido en los últimos juegos para clasificar y después ir por el cetro.

“Desde que se inicia el torneo tenemos que ser diferentes, por algo somos Saprissa y somos el equipo más ganador. No podemos cambiar el discurso de que ahora sí vamos a ganar y ser distintos, sino que debemos seguir con la mentalidad ganadora y estas son rachas que pasan. No queremos perder, pero cuando se cae es cuando uno mejora. Tenemos una espinita, queremos ganar y llevarnos un bicampeonato. No es que ahora vamos a entrar a lo más bonito, sino que desde que se empieza estamos enfocados en este objetivo”, finalizó.

La primera tarea morada será ganar, en el mejor de los casos hacerlo jugando bien, agrega Robinson, pero lo esencial son las tres unidades.