Fútbol Nacional

Alajuelense llega con la obligación de matar, Cartaginés se frota las manos por traer todas las dudas al Morera Soto

Brumosos y manudos se verán las caras: los primeros buscarán golpear anímicamente y deportivamente de cara a la gran final, mientras los manudos quieren evitar complicaciones que nadie les perdonaría

Alajuelense y Cartaginés están listos para la que los manudos quieren que sea la última batalla del presente torneo, mientras los brumosos anhelan sea el leñazo que siembre todas las dudas posibles.

La Liga solo tiene un camino si quiere campeonizar: ganar. En el caso de los brumosos una igualdad con goles les permitirá ilusionarse con ver el cetro de frente, porque les dará el pase a la Gran Final, igual escenario con un triunfo.

Después de lo que ha sucedido en el pasado, cuando la Liga ha visto cómo se le escapan títulos en el Morera Soto frente a Saprissa o Herediano, el conjunto manudo tiene la obligación de matar ahora, porque de lo contrario el mar de dudas volverá a invadir al conjunto y la presión llegará al límite.

“Sería un golpe durísimo porque el liguismo piensa que esto se acaba en este juego. Es mejor ni siquiera pensarlo, sería un golpe muy fuerte. Yo lo veo difícil, pero cualquier cosa puede suceder”, afirmó Pablo Izaguirre, símbolo manudo.

“Yo pienso que la Liga saca el resultado y gana. La Liga tiene que ganar, no debe extender a dos partidos más porque es darle aire al rival, siento que el equipo está para consagrarse campeón, juega favorito, de local, entonces tiene todo”, añadió.

Por su parte, el entrenador César Eduardo Méndez no escondió que Cartaginés, pese a tener un escenario complejo, tiene todo para mandar a la Liga a un panorama de tinieblas.

“Primero quiero ser claro que va a ser muy difícil que Cartago lo logre, pero en un escenario hipotético sí podría generar una incertidumbre difícil de controlar, de canalizar. La Liga debe ganar para ser campeón, pero no lograrlo, aunque tenga experiencia en sus jugadores, puede crear unos días de mucha incertidumbre y esto recaería en su entrenador y cuerpo técnico, siento yo”, acotó.

En las tiendas brumosas han sido inteligentes y desde que terminó el partido en el Fello Meza, el cual finalizó 0 a 0, han jugado con la presión manuda.

Michael Barrantes, volante que ya vio cómo la casa del ‘León’ puede jugar en contra en su época con Saprissa, fue de los primeros en comenzar a calentar el duelo.

“Yo les comentaba a mis compañeros y muy respetuosamente lo digo, el Estadio Morera Soto a ellos en ocasiones les ha jugado en contra porque la afición se desespera cuando el equipo tal vez no tiene la bola, cuando no marca los goles en el momento que ellos quieren”, dijo.

En Alajuelense no ven más allá.

“Hay que ganar y en eso nos centramos”, concluyó Bryan Ruiz.

Alajuelense siente que debe matar el torneo este jueves, por su parte la afición y los símbolos rojinegros también lo exigen; en Cartaginés lucharán por en 90 minutos llevar a la Liga a la tierra de las inseguridades y poner la lucha por el título en un 50 - 50.

En la aplicación se espera un Alajuelense totalmente tirado al ataque, en búsqueda de ese gol que los haga poner una mano en el cetro. Un equipo con orden defensivo pero profundizando por las bandas, buscando ese chance de desequilibrar el duelo.

Del lado brumoso, Géiner Segura tiene una ofensiva: rápida y explosiva, la cual puede terminar de hacer daño en contragolpes. Los brumosos confiarán en Allen Guevara, Jeikel Venegas, Ronaldo Araya y Marcel Hernández, hombres que no tienen inconveniente para resolver en espacio reducido las marcas de los zagueros, por lo que la concentración eriza en defensa será determinante.

Esteban Valverde

Esteban Valverde

Periodista en la sección de Deportes de La Nación. Licenciado en Periodismo Social en la Universidad Internacional de las Américas. Escribe sobre legionarios.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.