Andrea Hidalgo. 25 marzo
Una de las mentiras más recurrentes es que la vacuna contra el sarampión causa autismo.
Una de las mentiras más recurrentes es que la vacuna contra el sarampión causa autismo.

Una de las armas a las que recurre el movimiento antivacunas para promover su agenda es la desinformación en redes sociales, especialmente mediante el uso de “noticias falsas” que reproducen mitos sobre los efectos secundarios de las vacunas.

En el país, las inmunizaciones contra el sarampión y el papiloma humano son dos ejemplos recientes de estos ataques, a pesar de que, como explica Leandra Abarca, epidemióloga de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), la seguridad y efectividad de estas vacunas está científicamente comprobada.

"La inmunización mediante la vacunación es uno de los mayores logros en favor de la salud pública, a tal punto que a excepción del agua potable, ningún otro factor, ni siquiera los antibióticos, ha ejercido un efecto tan importante en la reducción de la mortalidad como lo hacen las vacunas”, aseguró Abarca.

Páginas de Facebook como Despierta Costa Rica, que tiene unos 25.000 seguidores, realizan publicaciones antivacunas y comparten diseños elaborados por sitios que se oponen a la vacunación alrededor del mundo.

“Mientras en México logran eliminar al 100 % el VPH en 29 pacientes, en Costa Rica la CCSS pretende vacunar a miles de nuestras niñas y eventualmente a los niños también con la polémica inyección contra este virus”, dice una publicación reciente de Despierta Costa Rica.

Ejemplos del tipo de contenido antivacunas que se comparte en páginas de Facebook costarricenses. Foto: Reproducción.
Ejemplos del tipo de contenido antivacunas que se comparte en páginas de Facebook costarricenses. Foto: Reproducción.
Sarampión, el principal blanco

Hace 21 años un estudio falseado por el médico británico Andrew Wakefield relacionó la vacuna triple vírica (sarampión, paperas y rubéola) con el autismo. Desde ese momento y hasta la actualidad, los grupos antivacunas convirtieron esa investigación en una de sus banderas.

Ello a pesar de que en el 2010, el Colegio General Médico Británico le retiró la licencia a Wakefield por actuar de forma deshonesta e irresponsable, tras concluir que empleó métodos incorrectos y llegó a conclusiones falsas.

Posteriormente, varias investigaciones han comprobado, una y otra vez, que no existe relación alguna entre esa vacuna y el autismo.

Otro de los mitos que se reproduce en redes sociales, referente a la vacuna triple vírica, es que afecta el desarrollo del sistema inmunológico de los niños, porque incluye protección para tres enfermedades al mismo tiempo.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera que esa afirmación es falsa, ya que los humanos están expuesto, desde que nacen, a decenas de virus y bacterias a las que el sistema inmunológico tiene la capacidad de adaptarse.

“Las pruebas científicas revelan que la administración de varias vacunas al mismo tiempo no tiene efectos negativos en el sistema inmunitario del niño. Los niños están expuestos diariamente a varios cientos de sustancias ajenas que desencadenan respuestas inmunitarias”.

"El simple acto de comer introduce nuevos antígenos en el organismo y son numerosas las bacterias que viven en la boca y la nariz. Los niños se ven expuestos a muchos más antígenos en un resfriado común o una faringitis que cuando son vacunados”, dice la OMS en su página web.

La vacunación combinada o la administración de varias vacunas al mismo tiempo responde, simplemente, a una reducción en el número de inyecciones y molestias para el niño.

También es falso que la aplicación de la vacuna contra el sarampión deteriora considerablemente la salud de los niños y la afecta más que una infección natural.

"Las vacunas interaccionan con el sistema inmunitario y producen una respuesta inmunitaria similar a la generada por las infecciones naturales, pero sin causar enfermedad ni poner a la persona inmunizada en riesgo de sufrir las posibles complicaciones de esta”, explica la OMS.

En 2017, se presentaron en el mundo 110.000 muertes por sarampión, la mayoría en niños menores de cinco años.

En Costa Rica, el sarampión era una enfermedad que estaba prácticamente erradicada. Sin embargo, durante 2019 ya se reportó el caso de tres turistas franceses que llegaron al país el 16 de febrero, ninguno de ellos estaba vacunado.

Además, cuatro hijos de una pareja de estadounidenses que vive en Cóbano, Puntarenas, son sospechosos de portar el virus, tampoco estaban vacunados.

Sarampión
Sarampión
Papiloma humano en la mira

Otra de las vacunas que es blanco de la desinformación es la del virus del papiloma humano (VPH), especialmente después de que la CCSS anunciara que a partir de este año se le aplicará a las niñas de 10 años.

El argumento más recurrente en contra de esa vacuna es que existe la posibilidad de que “active” las células cancerígenas en el cuello uterino.

Sin embargo, como explica Rita Peralta, jefa clínica del servicio de Ginecología General y coordinadora de la Clínica del Adolescente del Hospital Calderón Guardia, la vacuna tiene un efecto preventivo y no aumenta el riesgo de una infección.

(Video) Conozca el papiloma humano

“El efecto que tiene la vacuna es prevenir el contagio con la infección del VPH. La vacuna no aumenta el riesgo de cáncer en la población, al contrario es un efecto preventivo”, afirmó la especialista.

Otro de los mitos recurrentes sobre esta vacuna es que impulsa a las niñas a empezar antes su actividad sexual. No obstante, no existe ninguna evidencia científica que avale esa relación.

“Principalmente el inicio de relaciones sexuales tiene que ver con la socialización, con la parte cultural, con el ambiente familiar en el que creció la niña más que con la vacunación. No existe relación”, agregó Peralta.

El cáncer de cérvix es causado por el virus del papiloma humano (VPH). Imagen: wikimediacommons
El cáncer de cérvix es causado por el virus del papiloma humano (VPH). Imagen: wikimediacommons

Aunque la mayor parte de las infecciones por VPH no provocan síntomas, la infección genital por VPH persistente puede causar cáncer de cuello de útero en las mujeres. La infección de determinados tipos de virus del papiloma humano es el causante del cáncer cervicouterino.

Este tipo de cáncer es el segundo más frecuente en las mujeres de las regiones menos desarrolladas del mundo, donde se estima que hubo unos 570.000 casos, en 2018, según datos de la OMS.

(Video) Vacuna contra cáncer de cérvix

Esta publicación forma parte del proyecto #NoComaCuento, una iniciativa de La Nación que busca analizar la veracidad de la información circula en redes sociales. Usted puede formar parte de este proyecto enviándonos información que le parezca falsa o poco confiable al WhatsApp 6420-7160 o al correo nocomacuento@nacion.com

También puede recibir nuestras publicaciones directamente en su celular uniéndose a este grupo de WhatsApp o al bot de Telegram.