Sofía Chinchilla Cerdas. 9 junio
El centro médico indicó que no elaborará ninguna base de datos de particulares interesados en comprar la vacuna. El Metropolitano dijo que su call center cometió “un error involuntario” al enviar el mensaje y tomar los datos de quienes llamaron. watermark-flex watermark-mobile
El centro médico indicó que no elaborará ninguna base de datos de particulares interesados en comprar la vacuna. El Metropolitano dijo que su call center cometió “un error involuntario” al enviar el mensaje y tomar los datos de quienes llamaron.

Hace algunos días, decenas de personas recibieron en sus celulares un mensaje que los instaba a contactar al Hospital Metropolitano, para ser incluidos en una lista de espera que, supuestamente, les permitiría adquirir la vacuna contra la covid-19.

Muchos así lo hicieron: llamaron a la central, dejaron sus datos y quedaron a la espera de ser contactados de vuelta, con la expectativa de que sus dosis llegarían pronto al país.

Sin embargo, el Hospital Metropolitano ahora rectifica, e informa que no elaborará ninguna base de datos de personas interesadas en comprar la vacuna.

Según el centro médico, su call center cometió “un error involuntario” al enviar el mensaje y tomar los datos de quienes llamaron.

El hospital emitió la explicación cuando #NoComaCuento lo contactó para corroborar la veracidad del mensaje de texto, el cual fue reportado al servicio de verificación de La Nación por múltiples usuarios.

Algunas personas indicaron que recibieron la comunicación directamente desde el hospital, mientras que a otros les avisó un conocido o familiar.

Una periodista de La Nación siguió las instrucciones del mensaje: llamó al número 2521-9595, el cual corresponde a la central telefónica del hospital, y pidió ser incluida en la lista de espera.

El funcionario que atendió la llamada tomó los datos de la comunicadora, le indicó que sí se estuvo levantando una lista de potenciales compradores, pero que la misma se debió cerrar debido a la gran cantidad de llamadas que ingresaron.

Según el recepcionista, el centro médico avisaría cuando fuera a retomar la elaboración del listado. De acuerdo con el empleado, la inoculación tendría un precio aproximado de ¢10.000.

No obstante, la respuesta oficial del hospital dejó ver que en este momento se desconoce si las personas podrán adquirir la vacuna directamente.

“Por un error involuntario en nuestro call center se levantó una lista de personas interesadas en adquirir la vacuna contra el covid-19. Sin embargo, el Hospital Metropolitano aclara que no se realizarán bases de datos de particulares, sino solamente a nivel empresarial”, indicó el Metropolitano, por medio de su encargada de prensa.

El Metropolitano indicó que forma parte del esfuerzo que promueven varias cámaras empresariales para importar inoculaciones.

No obstante, dicha iniciativa está dirigida exclusivamente a compañías que deseen adquirir dosis para distribuirlas entre sus empleados.

Según el centro médico, de momento solo pueden anotarse empresas que quieran formar parte del plan.

Esta versión coincide con la explicación que dio José Álvaro Jenkins, presidente de la Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones del Sector Empresarial Privado (Uccaep).

Según el dirigente, el Hospital Metropolitano es una de varias “empresas líderes del sector de la salud” que procuran traer vacunas al costo, sin ánimo de lucro.

Otras compañías que integran el esfuerzo, según Jenkins, son el Hospital Clínica Bíblica, la distribuidora de medicamentos CEFA y las farmacias Fischel y La Bomba, las cuales también ofrecen su infraestructura y personal para acelerar la campaña de inmunización con las dosis que ya compró el Gobierno.

La administración Alvarado asegura ver con buenos ojos el deseo del sector privado de importar sus propias vacunas.

Según el ministro de Salud, Daniel Salas, las autoridades están listas para ejecutar un proceso de registro acelerado, en cuanto alguna compañía farmacéutica acceda a la compra.

El problema, de acuerdo con el jerarca, es que las famarcéuticas que están fabricando el medicamento por el momento solo negocian con los Estados.

Fuentes consultadas:

-Hospital Metropolitano

-Uccaep

Esta información forma parte del proyecto #NoComaCuento, una iniciativa de La Nación que busca analizar la veracidad de la información que circula en redes sociales. Usted puede formar parte de este proyecto enviándonos información que le parezca falsa o poco confiable al WhatsApp 6420-7160 o al correo nocomacuento@nacion.com.

También puede recibir nuestras publicaciones directamente en su celular uniéndose a este grupo de WhatsApp o al bot de Telegram.