Juan Diego Córdoba González. 29 agosto, 2019
Las familias de clase media son las que normalmente tienen menos opciones de financiamiento, de ahí el interés de abrir posibilidades. La imagen corresponde a una urbanización en Aguacaliente de Cartago. Foto: Luis Navarro/ARchivo
Las familias de clase media son las que normalmente tienen menos opciones de financiamiento, de ahí el interés de abrir posibilidades. La imagen corresponde a una urbanización en Aguacaliente de Cartago. Foto: Luis Navarro/ARchivo

Un trabajo conjunto entre el Instituto Nacional de Vivienda y Urbanismo (INVU), el Banhvi, los bancos estatales y el despacho de la primera dama, Claudia Dobles, permitió desarrollar opciones de financiamiento para familias de clase media, es decir con ingresos de entre ¢600.000 y ¢1,6 millones mensuales.

Estas posibilidad se presentan en Expocasa, actividad que se realiza desde este jueves y durante el fin de semana en Parque Viva, en Alajuela.

Para Dobles, estas opciones conforman “una caja de herramientas” tanto para que esta población tenga acceso al crédito para adquirir una casa, como para generar empleo y contribuir con la reactivación de la economía en el sector construcción.

La primera dama también dio a conocer una línea de crédito para mujeres.

— ¿Cuál es el objetivo de esta nueva línea de crédito para mujeres?

— Esta es otra herramienta más para poder acceder a vivienda, pero esta tiene un enfoque importante a nivel de búsqueda de equidad de género en la colocación de créditos. Cuando nos damos cuenta de cuáles son las colocaciones, estamos hablando de una proporción casi de 70 a 30 entre hombres y mujeres. Eso no es que esté mal, lo que pasa es que nos llama la atención que en Costa Rica tenemos muchísimas familias jefeadas por una mujer, no tenemos la representación de esas mujeres en la colocación de créditos para vivienda.

“Entonces esta línea de crédito se enfoca en mujeres. No importa si están casadas, solteras, si tienen hijos o no; el programa está centrado en ellas con condiciones muy favorables".

— Las familias con ingresos medios son las que tienen más dificultades para adquirir una vivienda. ¿Estas líneas de financiamiento a cuáles hogares cubre y a cuáles no?

— La situación con la que nos encontramos es que, si bien es un sistema que no es perfecto y requiere de mejoras importantes, las familias en estado de vulnerabilidad están amparadas por el bono de vivienda. El otro extremo de familias, las que tienen mayores ingresos, están cubiertos por el sistema financiero y no tienen problemas para acceder a una vivienda.

"Donde encontrábamos un problema era en las familias de ingresos medios, sobre todo en aquellas donde los ingresos oscilan entre ¢600.000 y ¢1,6 millones, porque no están en condición de pobreza, pero sus ingresos no les permite acceder fácilmente a un crédito de vivienda, entonces se encontraban en un limbo.

FUENTE: Casa Presidencial. DISEÑO/LA NACIÓN.

— ¿Se ven como medidas para reactivar la economía en el sector construcción?

— Totalmente, esta medida está completamente relacionada con la reactivación económica.

"Existe la demanda y existe la oferta. Si yo como sector sé que mi público meta va a tener acceso al crédito, yo desarrollo. Entonces, esperamos que esto tenga un impacto que se convierta en un círculo virtuoso, que ya hay familias que comiencen a tener acceso al crédito y por ende el sector inmobiliario empieza a generar todavía más oferta.

“Así que hay un componente importante de reactivación económica y generación de empleo, porque el sector construcción es uno de los sectores que más encadenamientos genera en empleo, no solo en puestos directos sino también en indirectos. Aproximadamente, representa el 13% del empleo en el país y es un generador importante del producto interno bruto. Es un ganar ganar para todos los sectores".

— Atravesamos un momento de incertidumbre económica en donde las familias bajaron su consumo y postergan decisiones. ¿Cómo atraerlas a adquirir un crédito y hacer una inversión de esa magnitud?

— Primero, decirles a todas esas personas que nosotros estamos trabajando fuertemente en materia de reactivación, no solamente con estas medidas del sector vivienda, sino en muchas áreas. Es un plan de reactivación que se ha hablado y dialogado con el sector privado y en el que estamos trabajando.

“Tampoco podemos dejarnos llevar por el pánico. Yo pienso que las familias costarricenses tienen que hacer un buen manejo de sus recursos financieros, pero sí saber que se está trabajando y el panorama no es oscuro, aunque no vamos a negar que tenemos retos importantes y que (se debe) reactivar la economía.

“Justamente lo que estamos haciendo para que se sientan más seguras es bajando las tasas de interés, generando condiciones más favorables, muchas de estas líneas de crédito tienen muchísima estabilidad en la tasa de interés en los plazos. Muchas de estas familias de todas formas pagan una renta".