Juan Diego Córdoba González. 24 julio
Los subsidios han representado una pequeño respiro para atender necesidades básicas de familias muy golpeadas por la crisis económica, que se profundizó con la pandemia Fotografía: John Durán
Los subsidios han representado una pequeño respiro para atender necesidades básicas de familias muy golpeadas por la crisis económica, que se profundizó con la pandemia Fotografía: John Durán

La posibilidad de recibir un cuarto depósito o incluso más allá se esfumó para los beneficiarios actuales de bono Proteger.

El subsidio creado por el gobierno desde marzo para atender a los más afectados por la crisis económica derivada de la pandemia, tenía una cobertura de tres meses, sin embargo, había una esperanza de prorrogarlo hasta por un periodo igual.

No obstante, ante el elevado número de solicitantes, ahora las autoridades responsables de las entregas se centrarán en colocar los recursos entre las personas que todavía no reciben ayuda económica.

Así lo informó Geannina Dinarte, jerarca del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS).

“Sé que hay muchas preguntas con respecto a un cuarto mes o incluso extender la cobertura, pero claramente la prioridad que se ha dado en este momento es poder alcanzar a la mayor cantidad de personas que han sido afectadas y que ya tenemos en la plataforma”, dijo Dinarte.

De esta manera, 238.000 personas que este mes recibieron su último depósito, se quedarán sin más subsidios estatales para los meses venideros.

Dinarte afirmó que la apuesta del Ejecutivo es reabrir progresivamente las actividades económicas bajo lineamientos sanitarios, con el objetivo de que se puedan retomar aquellos puestos de trabajo con contratos suspendidos y jornadas reducidas por la crisis.

“Por el momento, con respecto a Proteger, lo que nos corresponde es llegar al máximo de las personas afectadas y creo que uno de los termómetros para medir lo que está pasando es lo que vamos viendo en reducciones y suspensiones de contratos, donde vemos a algunas empresas, si bien en cantidad pequeñas, que empiezan a tener una recuperación de su actividad y un levantamiento de las medidas laborales”, dijo la jerarca.

Los diputados aprobaron en primer debate, el jueves, el segundo presupuesto extraordinario, el cual contempla ¢90.000 millones para la entrega de bonos Proteger.

Con esos recursos, el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS), así como el Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS), podrían entregar en conjunto más de 200.000 bonos de ¢125.000 mensuales por tres meses.

Ministra de Trabajo: 'La prioridad es poder alcanzar a la mayor cantidad de personas afectadas'

Se atenderán dos grupos diferentes. Trabajo distribuiría ¢50.000 millones entre personas con cero ingresos o con entradas mínimas debido a suspensiones de contratos o despidos.

Entretanto, el Instituto entregaría otros ¢40.000 millones en bonos a personas que enfrentan una condición de pobreza o pobreza extrema.

De acuerdo con la ministra de Trabajo, Geannina Dinarte, al tratarse de montos cada vez más limitados, los criterios de selección de beneficiarios también se ajustan cada vez más.

Por ejemplo, mencionó que entre las personas con cero ingresos o con entradas mínimas, se valorará si es jefa o jefe de hogar y cuántos miembros de la familia tiene a cargo.

También se considerará si la persona enfrenta alguna otra condición de vulnerabilidad, por ejemplo, que sufra una discapacidad, sea un adulto mayor o que de sus ingresos dependa una persona en esa condición.

A la fecha se han entregado 533.829 bonos Proteger de ¢125.000 o ¢62.500 mensuales, los cuales tienen una duración de tres meses.

Un total de 970.000 personas han solicitado el subsidio, mientras más de 200.000 solicitantes se quedarían sin la ayuda económica debido a la falta de recursos.