Juan Diego Córdoba. 7 abril
El proyecto más importante pretende crear tres etapas en el muelle Alemán de Limón, para crear una marina, un puesto de atraque de cruceros y tiendas, restaurantes y hoteles para los turistas. Fotografía: Rafael Pacheco.
El proyecto más importante pretende crear tres etapas en el muelle Alemán de Limón, para crear una marina, un puesto de atraque de cruceros y tiendas, restaurantes y hoteles para los turistas. Fotografía: Rafael Pacheco.

El Ministerio de Planificación y Política Económica (Mideplán) le traspasó ¢650 millones a la Junta de Administración Portuaria y de Desarrollo Económico de la Vertiente Atlántica (Japdeva) para que realice los estudios de preinversión de cuatro proyectos de infraestructura.

La iniciativa más ambiciosa es la que pretende transformar el actual muelle Hernán Garrón, conocido como muelle Alemán, en una terminal de cruceros y una marina en la ciudad de Limón.

El plan pretende dotar de infraestructura de atención a los visitantes en una primera etapa, establecer una marina en la segunda y, en la tercera parte, abrir un tercer puesto de atraque de buques y construir restaurantes, tiendas libres y hoteles.

“Es una excelente noticia. Un trabajo que viene de tiempo atrás con Mideplán y lo que se ha hecho en estos días es ponerlo en el top de prioridades de Japdeva para que de nuestra parte se acelere el proceso ”, manifestó la presidenta ejecutiva de Japdeva, Andrea Centeno.

El segundo de los proyectos crearía una zona de carga intermodal con centro logístico en el actual complejo portuario Gastón Kogan en Moín. Además, también se pretende crear un muelle pesquero en Cieneguita y otro centro de actividades logísticas en Liverpool, también en Limón.

El objetivo de estos proyectos es crear nuevos negocios para Japdeva, debido a que perdió su principal actividad económica. La atención de buques portacontenedores fue transferida a la Terminal de Contenedores de Moín, con la concesión que el Estado le otorgó a la transnacional APM Terminals en 2011.

A pesar de que estas obras de infraestructura están contempladas en el llamado plan de intervención inmediata, mediante el cual el Gobierno pretende atender la situación de desempleo en Limón, ninguna de las cuatro obras estaría lista en el corto plazo.

“Los proyectos no tienen ni prefactibilidad ni factibilidad. La intención para todos ellos es brindarles recursos para que, en mes y medio, arranquen los estudios necesarios, para entonces entrar en la fase de licitación”, explicó el viceministro de Planificación, Daniel Soto.

El Ejecutivo acordó con diferentes grupos sociales y empresariales, reunidos en la Mesa Caribe, priorizar la construcción de estas obras, muchas de las cuales se presentaron desde 2011, cuando se entregó la concesión a APM Terminals. Sin embargo, desde entonces continúan siendo solo ideas.