Juan Diego Córdoba González. 8 abril
Gran número de trabajadores independientes permanecen sin seguro por el alto costo que implica. Se supone que la CCSS buscaría nuevas reglas para acercarlos, no obstante, el nuevo texto pareciera no lograrlo. Foto: Rafael Pacheco
Gran número de trabajadores independientes permanecen sin seguro por el alto costo que implica. Se supone que la CCSS buscaría nuevas reglas para acercarlos, no obstante, el nuevo texto pareciera no lograrlo. Foto: Rafael Pacheco

La Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) rechaza que haya un trato desigual en el cobro de las cargas sociales a trabajadores independientes, como lo denuncian colegios profesionales, a raíz de la discusión para reformar las reglas de aseguramiento obligatorio de esa población.

Por el contrario, la entidad sostuvo que las personas que laboran por cuenta propia con menores ingresos reportados, contribuyen menos que los trabajadores asalariados, quienes deben aportar un 9,5% de su remuneración mensual a la seguridad social.

“En el caso de los asegurados por cuenta propia, en la categoría, contribuyen en total a ambos seguros un 6,72% de su ingreso de referencia, lo cual es menor que el 9,5% que contribuye un asalariado.

“Ahí está el 44% de los asegurados por cuenta propia en el Seguro de Enfermedad y Maternidad (SEM) y el 18% de los asegurados por cuenta propia en el seguro de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM)”, aseguró la entidad, a través de su oficina de prensa.

Sin embargo, los independientes que pagan menor proporción de cuota frente a los asalariados, son solo aquellos trabajadores que reportan ingresos netos mensuales de apenas ¢297.044.

A partir de ese monto en adelante, según la escala de cotizaciones vigente, todos los asegurados comienzan a pagar más que los trabajadores contratados por empresas.

La diferencia en el porcentaje de la cuota de contribución a la seguridad social para los independientes, empieza a distanciarse de los asalariados a partir de la segunda categoría, donde están los trabajadores que perciben de ese monto base hasta los ¢639.000 mensuales.

Según la entidad, que niega desigualdades contra las personas que laboran por cuenta propia, en este caso la diferencia es “ligeramente superior”.

“En la segunda categoría los afiliados por cuenta propia contribuyen en total a ambos seguros el 9,65% de su ingreso de referencia, lo cual es ligeramente superior al 9,5% que contribuyen los asalariados.

“Ahí se encuentra aproximadamente el 53% de los asegurados en el SEM (entre independientes) y el 79% de los asegurados en el IVM”, aseguró la entidad.

Las diferencias son mucho más marcadas a partir de la tercera categoría, es decir, personas que ingresan más de ¢639.000 mensuales.

Esos asegurados, que reportan ganancias de hasta ¢1,27 millones, deben aportar un 13,44%.

Quienes perciban entre ese monto y ¢1,91 millones, deben cancelar un 15,67%. Mientras que quienes ganan más de ¢1,91 millones deben pagar un 18,78%, es decir, casi el doble de lo que aportaría un trabajador asalariado con esa misma remuneración.

Según la calculadora patronal de la CCSS, un trabajador asalariado con un sueldo de ¢1.917.448 —monto de quinta categoría— debe contribuir a la seguridad social ¢182.157 de su salario mensual.

Entretanto, un trabajador independiente que reporte esos ingresos tendría que contribuir ¢360.096 mensuales.

Un asalariado que gane ¢700.000 tendría que pagar ¢66.500 mensuales, pero un trabajador independiente con esos ingresos, ubicado en la categoría tres, tendría que desembolsar ¢94.080 por el mismo aseguramiento.

En el caso de los asalariados, el cálculo se aplica sobre su salario total. En el caso de los trabajadores independientes, se estima sobre los ingresos totales, reduciendo aquellos gastos “estrictamente necesarios” de su actividad económica.

“Cabe destacar, que los seguros sociales que administra la CCSS se rigen por una serie de principios doctrinarios dentro de los cuales el principio de solidaridad es fundamental. Esto se manifiesta en que, los que tienen mayores ingresos contribuyen más y son solidarios con los que menos ingresos tienen”.

No obstante, en el seguro obligatorio para trabajadores asalariados tampoco existen los rangos de cotización. Todos los trabajadores están obligados a pagar un mismo porcentaje. Evidentemente, cuanto más salario se perciba, mayor será el aporte a la seguridad social. Pero en el caso de los independientes, además de que hay una diferencia con respecto a los asalariados, también se establecen escalas de cotización.

El abogado constitucionalista, Rubén Hernández, declaró a La Nación que la diferencia entre independientes y asalariados en la seguridad social rompía el principio de igualdad en las cargas sociales.

Además, según dijo, también incumplía el artículo 23 de la ley constitutiva de la CCSS, según la cual la cuota de los trabajadores nunca debe sobrepasar el aporte que hacen los patronos. En este caso, el aporte de los patronos es de 14,5%.

“No hay ninguna razón para que los independientes paguen más cuota que los asalariados que reciban las mismas prestaciones. Si usted como independiente recibe el mismo trato que los asalariados, a cuenta de qué va a pagar más.

“No es que si usted se enferma lo van a llevar a un lugar especial, tienen médicos especiales, con labores especiales. Si usted recibe los mismos servicios tiene que pagar lo mismo”, aseguró Hernández.

Para el especialista en Derecho Administrativo, Alan Thompson, las cuotas son “abusivas” y, además, entorpecen la ruta hacia la reactivación económica tras la pandemia de coronavirus.

“Hay una gran desigualdad en las tasas que se cobran, pero no es solo este impuesto. Es en adición al impuesto sobre la renta que ya existe sobre las utilidades más todas las otras cargas como patentes, impuestos municipales y territoriales que un emprendedor tiene que costear. Si usted empieza a sumar todo esto, ahí le digo que se le estaría dando un gran golpe a los emprendedores que necesitamos estimular”, aseguró Thompson.

Trabajadores independientes: Lo que deben saber sobre las nuevas reglas que impulsa la CCSS

Los abogados también denunciaron, entre otras cosas, que la propuesta para reformar el Reglamento de Afiliación de Trabajadores Independientes también ocasionaría un aumento en el monto a pagar por parte de algunos independientes.

Las nuevas reglas que impulsa la Caja, contemplarían otros ingresos no laborales como dietas, dividendos y alquileres, como parte del monto para calcular la cuota.

Por estas razones, lejos de acercar, se teme que el nuevo texto aleje aún más a estos trabajadores de la posibilidad de contar con seguro y pensión en el futuro. Ellos representan el 26,8% de la fuerza laboral del país.

Fuerte rechazo

La propuesta impulsada por la Gerencia Financiera de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) enfrenta fuertes críticas de los colegios profesionales de Abogados, Cirujanos Dentistas y de Ingenieros y Arquitectos, los cuales objetaron públicamente el documento.

Este jueves, incluso, el Colegio Federado de Ingenieros y Arquitectos (CFIA) solicitó a la Junta Directiva de la CCSS, dejar sin efecto dicha reforma.

“El Colegio ha presentado una oposición fuerte a la propuesta que ha sacado la CCSS para la incorporación de trabajadores independientes al régimen social. Desde nuestro punto de vista, las rentas presuntivas que se establecen no corresponden a la realidad de los trabajadores y van mucho más allá del salario que eventualmente un trabajador independiente pueda tener”, afirmó el director ejecutivo de esa organización, Olman Vargas.

En esa misma línea se pronunciaron la Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones del Sector Empresarial Privado (Uccaep) y la Federación de Cámaras de Comercio y Asociaciones Empresariales de Costa Rica (Fedecámaras).

“Para la Uccaep es de máxima urgencia que las medidas que plantea la CCSS sean para acercar a más personas a la formalidad y ajustarse a las corrientes de cambio que vive la sociedad, por lo que, en caso de no impulsarse propuestas acordes con la realidad económica, y social, se opondrá a la aprobación de las normativas, pues estiman que a como están planteadas, generan mayor exclusión e informalidad, lo cual perjudicará a la propia institución”, señaló.

(Video) CFIA también se opone a reglas impulsadas por la CCSS contra independientes