Juan Fernando Lara Salas. 30 junio
Miembros del Consejo Europeo en una reunión el 21 de marzo de 2019 en Bruselas el primer día de una cumbre de la Unión Europea centrada en 'brexit'. Foto: AFP
Miembros del Consejo Europeo en una reunión el 21 de marzo de 2019 en Bruselas el primer día de una cumbre de la Unión Europea centrada en 'brexit'. Foto: AFP

El Consejo de la Unión Europea (UE) dejó por fuera a Costa Rica de la lista inicial de países autorizados para retomar vuelos comerciales hacia las 27 naciones que componen el bloque.

La decisión la tomó este martes en una reunión donde definió el levantamiento gradual de restricciones para viajes no esenciales desde países externos a la UE.

A partir de este miércoles, la UE solo reabrirá fronteras a ciudadanos de 15 países que juzga con menor riesgo por el nuevo coronavirus causante de la enfermedad covid-19.

Se trata de Argelia, Australia, Canadá, Georgia, Japón, Montenegro, Marruecos, Nueva Zelanda, Ruanda, Serbia, Corea del Sur, Tailandia, Túnez y Uruguay. China está en la lista, pero sujeta a un acuerdo recíproco aún pendiente, declaró el Consejo en un comunicado.

Los residentes de Andorra, Mónaco, San Marino y el Vaticano también deben considerarse residentes de la UE para los efectos de esta recomendación.

El Consejo, una de siete altas instituciones del bloque de 27 naciones y que orienta políticamente al grupo, aseguró que la lista se revisará a diario y, según cada caso, se actualizará cada dos semanas con nuevas entradas y salidas si es necesario conforme la evolución del coronavirus en los países.

La próxima revisión será el 14 de julio.

La noticia llegó el mismo día que Costa Rica reportó su décimo sexta muerte en menos de cuatro días al pasar el registro 12 a 16 decesos desde el sábado anterior con el cuarto fallecimiento al hilo de cuatro mujeres.

Este mismo martes, además, el país alcanzó la cifra récord de 44 hospitalizaciones por la coronavirus y 190 contagios en la misma jornada para un total de 3.459 casos.

Según el Consejo Europeo, los criterios para determinar el ingreso de ciudadanos de terceros países cubren en particular la situación epidemiológica y las medidas de contención de cada nación; incluido el distanciamiento físico.

En cuanto a la situación epidemiológica, los parámetros contemplan que el número de casos nuevos de covid-19 en los últimos 14 días por cada 100.000 habitantes esté cerca o debajo de la media de la UE o que registren una tendencia estable o decreciente de nuevos casos en comparación a los 14 días anteriores.

Otra consideración es la respuesta general de las autoridades al brote teniendo aspectos como realización de pruebas, vigilancia epidemiológica, localización de contactos, contención, tratamiento e informes, así como la fiabilidad de la información.

Y, finalmente, el bloque juzga si hay reciprocidad de parte de terceros países a abrir sus fronteras a naciones europeas; un aspecto que también se revisará regularmente y caso por caso; recalcó el Consejo.

En el caso costarricense, los aeropuertos internacionales, Juan Santamaría (Alajuela) y Daniel Oduber (Liberia) siguen cerrados a vuelos comerciales de Europa y otras naciones.

Las dos terminales reanudarían sus operaciones regulares el 1.° de agosto (un mes después de lo que estaba previsto) con vuelos que vendrían en principio solo de países o ciudades que tengan la “enfermedad más controlada”.

Así lo divulgó el 26 de junio el ministro de Salud, Daniel Salas, durante la conferencia de prensa para actualizar sobre los datos de la covid-19.

Las fronteras terrestres y marítimas también permanecerán cerradas al turismo y abrirán el primer día de agosto.

Rafael Mencía, director ejecutivo de Aeris Holding, empresa gestora del aeropuerto Juan Santamaría, aseguró poco antes del anuncio de Salas que esa terminal ya está lista para recibir turistas, pero advirtió que no pueden permitirse un paso en falso, pues sería aún más negativo habilitar los vuelos comerciales y luego echar para atrás.

Según su previsión, las primeras aerolíneas que vendrían otra vez serían de Panamá, Colombia, Estados Unidos y España.

El Consejo Europea aclaró que su recomendación no es un instrumento jurídicamente vinculante porque, al final, las “autoridades de los Estados miembros siguen siendo responsables de implementar el contenido de la recomendación. Pueden, con total transparencia, levantar solo progresivamente restricciones de viaje a los países enumerados”, declaró el comunicado.

Eso sí, aclaró el Consejo, un Estado miembro no debe levantar las restricciones de viaje a terceros países fuera de la lista antes de que esto se haya decidido de manera coordinada.