Servicios

Robo de cableado en estación de bombeo deja a 16.000 josefinos con menos agua este lunes

Sistema de suministro de líquido quedó fuera de operación por segunda vez en menos de 15 días

El robo de cableado y componentes eléctricos de la estación de bombeo La Libertad, en León XIII, Tibás, mantiene a 16.000 personas con servicio limitado de agua potable, este lunes, en San José.

Según informó el Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados (AyA), esta es la segunda vez en menos de 15 días que ese sistema de abastecimiento se queda fuera de operación por actos de vandalismo.

La sustracción de 56 metros de cableado, así como de otros dispositivos eléctricos para la reventa de cobre en el mercado negro, sacó de funcionamiento la unidad que lleva el líquido a sectores populosos del área metropolitana.

“En la maniobra, cuando sustrajeron el cable, también dañaron los equipos de bombeo al hacer las desconexiones de una manera abrupta”, explicó el ingeniero Roy González, de Operación y Control del Instituto.

Las áreas afectadas son las que dependen del abastecimiento de agua del sistema de La Valencia, en Heredia. Entre ellas se encuentran los alrededores del Hospital México, la Dirección de Migración, la fábrica Pozuelo, la Rossiter Carballo, todas en La Uruca, así como cercanías de Plaza Mayor, en Pavas.

También complica el abastecimiento del líquido en León XIII, en Tibás.

“La afectación se ha podido contener gracias al esfuerzo de la institución de llevar agua desde otro sector de La Valencia, sin embargo, los usuarios podrían percibir una disminución de la presión.

“La semana anterior, se hicieron las reparaciones debidas de los equipos, se volvió a instalar el cable y se puso nuevamente en operación la estación, sin embargo, el día de ayer nuevamente fue vandalizada, volvieron a dañar los equipos para robarse el cable”, afirmó González.

Algunas empresas estatales han denunciado aumento de robos de activos estatales para su posterior reventa en el mercado negro, así como actos de vandalismo en instalaciones y bienes.

En el caso del Instituto Costarricense de Ferrocarriles (Incofer), la entidad dio a conocer el robo de elementos de hierro y acero conocidos como pandroles, que sujetan los rieles de las traviesas de las líneas.

Según había manifestado la presidenta del Instituto, Elizabeth Briceño, esos hurtos podrían ocasionar accidentes fatales en el servicio de transporte de pasajeros.

“Los pandroles son indispensables para transitar en trenes, sobre todo si hablamos de las cantidades que nos han robado. A nivel internacional todo acto contra la vía ferroviaria es considerado, inclusive, como acto terrorista. Lo que pasa es que en Costa Rica no está acostumbrada a esos términos, pero a nivel internacional esto es un acto terrorista”, manifestó Briceño.

El robo de cableado de telecomunicaciones también ha propiciado caídas en el servicio de Internet y telefonía del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) recientemente. Asimismo, las instalaciones de la Junta de Administración Portuaria y de Desarrollo Económico de la Vertiente Atlántica (Japdeva) en Limón, también han sido vandalizadas.

Igualmente, se registra el robo de combustibles en algunas sectores del poliducto de la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope). Esos actos también han dejado sin suministro de agua potable a comunidades cercanas, debido a la contaminación de las fuentes.

AyA pide a la población denunciar estos y otros actos de vandalismo al 911, o bien, mediante la línea 800 REPORTE (800-7376783).

Juan Diego Córdoba González

Juan Diego Córdoba González

Bachiller en Periodismo de la Universidad Latina de Costa Rica. Estudiante de la Maestría en Comunicación y Mercadeo. Periodista de la mesa de Sociedad y Servicios de La Nación.