Juan Fernando Lara Salas. 8 abril, 2019
Yendry Páez en la estación de servicio La Pista en San José atendió clientes el año pasado. Según Recope, la gasolina con etanol se empezaría a vender el otro mes. Foto: Rafael Pacheco
Yendry Páez en la estación de servicio La Pista en San José atendió clientes el año pasado. Según Recope, la gasolina con etanol se empezaría a vender el otro mes. Foto: Rafael Pacheco

La iniciativa de Recope de introducir gasolina mezclada con etanol llamada ECO95 a partir del próximo mes enfrenta reclamos ante la Sala Constitucional y la objeción de partidos políticos de oposición.

Este lunes, la oficina de prensa de la instancia judicial confirmó la recepción de un recurso de amparo interpuesto por Erick Miranda Picado, Félix Miranda Quesada y Jadiel Quesada Monge en su condición de dueños de vehículos.

Además hay gestiones interpuestas por la exdiputada libertaria, Natalia Díaz, y el legislador socialcristiano Pedro Muñoz.

Según los primeros, la decisión de Recope de incorporar etanol a la gasolina súper puede causar “daños considerables a los sistemas que la utilicen, tal y como ha sido reconocido por las mismas autoridades de la empresa”.

Por esa razón, explican, Recope no puede garantizar que la gasolina mezclada con etanol no dañará los sistemas de los automotores. Además, agregan que la opción de llevar los vehículos a revisión y alterar los sistemas que los fabricantes han diseñado, tampoco garantiza que los automotores no sufrirán daño alguno.

La exdiputada Díaz, entretanto, solicitó a los altos jueces la suspensión de la distribución y venta de la mezcla de etanol, “por su arbitraria imposición de obligarnos a utilizarla”.

El área de prensa de la Sala Constitucional confirmó el ingreso de esa gestión.

Por su parte, el legislador socialcristiano, reclama que Recope no ha hecho consultas ni al Ministerio de Ambiente y Energía, ni a la ministra coordinadora del Consejo Económico, Edna Cmacho, ni a los jerarcas de Ciencia, Tecnología y Telecomunicaciones, Economía, Industria y Comercio, ni Hacienda.

Específicamente, alegó Muñoz, no se ha indagado cuál sería el impacto económico, técnico y social que tendrá en el país la implementación del proyecto de mezclas de gasolinas con etanol.

Tampoco, reclamó el diputado, se le ha consultado el proyecto a las diferentes agrupaciones que defienden los derechos de los consumidores y propietarios.

“Podría estar violentando los principios de proporcionalidad y racionalidad plasmados en nuestra Carta Magna; ya que la decisión ha sido tomada de forma unilateral y arbitraria, afectando a los consumidores y propietarios de vehículos de gasolina”, reclamó.

Finalmente, los legisladores liberacionistas Roberto Thompson y Franggi Nicolás presentaron una moción este lunes en la Comisión de Control de Ingreso y Gasto Públicos para convocar a una audiencia a los jerarcas de la Recope para aclarar dudas sobre ECO 95.

Las dudas de los congresistas giran en torno a los criterios para seleccionar los porcentajes de mezcla a ofrecer, las actualizaciones de los presupuestos de inversión, o los estudios técnicos para definir el rendimiento de los combustibles o la contaminación que produce.