Joselyne Ugarte, Sofía Chinchilla C.. 13 septiembre
Un grupo de estudiantes universitarios realizó un cierre en la calle principal de San Pedro, en Montes de Oca, para manifestar su oposición al plan de reforma fiscal. Foto cortesía de Javier Córdoba y Semanario Universidad para La Nación.
Un grupo de estudiantes universitarios realizó un cierre en la calle principal de San Pedro, en Montes de Oca, para manifestar su oposición al plan de reforma fiscal. Foto cortesía de Javier Córdoba y Semanario Universidad para La Nación.

El periodista que denunció una supuesta agresión por parte de oficiales de la Fuerza Pública, mientras trabajaba en la cobertura a un bloqueo en las inmediaciones del parque de San Pedro, en Montes de Oca, sostiene que los policías estaban “totalmente desorientados” y que la situación no ameritaba el uso de la violencia.

Javier Córdoba, del Semanario Universidad, relató que, pasadas las 6 p. m., vio salir a un grupo de estudiantes hacia la calle principal de San Pedro, por lo que decidió seguirlos.

“Me fui detrás de ellos y estuve ahí cubriendo el bloqueo, estuvimos subiendo fotos en redes sociales y demás. El bloqueo duró unos 40 o 45 minutos. Los muchachos estaban ahí impidiendo el paso, estaban cantando sus consignas contra el plan fiscal, etcétera; en realidad, el ambiente era bastante tranquilo”, contó Córdoba, quien admitió que los más molestos eran los conductores que no podían transitar.

Los estudiantes se posicionaron en el cuadrante entre la iglesia de San Pedro, el parque, el Banco Nacional y el Outlet Mall, por lo que no era posible movilizarse en ninguna dirección.

Según el periodista, los estudiantes quitaron el bloqueo en cuanto vieron llegar la delegación de policías. Foto cortesía de Javier Córdoba y Semanario Universidad para La Nación.
Según el periodista, los estudiantes quitaron el bloqueo en cuanto vieron llegar la delegación de policías. Foto cortesía de Javier Córdoba y Semanario Universidad para La Nación.

La Policía empezó a llegar poco a poco: “Primero tres oficiales, luego seis y se fueron sumando hasta que, de un pronto a otro, llegó una caravana grande de oficiales. Se bajaron y, entonces, cuando los muchachos vieron esa cantidad de policías, los líderes empezaron a llamarlos a decirles que se fueran, que se retiraran del lugar”.

Según añadió, el bloqueo se quitó de manera pacífica. La violencia vendría después.

“Ellos dejan el bloqueo tirado. La policía rápidamente despeja la vía y los muchachos empiezan a retroceder por la calle de la iglesia de San Pedro, hacia los campos de la universidad”.

“La cosa es que los estudiantes estaban molestos, gritando algunas cosas y demás, pero no hubo ninguna acción violenta contra la policía”, recordó el periodista.

(Video) Oficiales de la Fuerza Pública persiguieron en el campus de la UCR a varios estudiantes

Córdoba relató que, mientras los jóvenes huían por la carretera que está frente de la Municipalidad de Montes de Oca (por el restaurante Il Pomodoro), llegaron policías en motocicleta y se les abalanzaron para pegarles.

“Entonces ahí es donde empieza la violencia, porque los oficiales se les van encima y empezaron a golpearlos duro. Yo me fui detrás de la policía para grabar lo que estaba sucediendo y, en ese momento, en el que tres o cuatro oficiales están golpeando duro a uno de los muchachos con sus macanas y sus palos, uno de ellos termina de golpear, se vuelve y, donde me ve grabando, se abalanza hacia mi y con la macana me empieza a estrangular, me ahorca. Entonces, yo tengo que empezar a gritar que soy periodista”, recordó.

Fue en ese momento cuando lo soltaron, pero le advirtieron que abandonara el sitio, a lo cual él respondió que no, pues estaba trabajando y en la vía pública.

Luego de esto, los estudiantes lograron llegar hasta la línea del tren.

“Y cuando vieron que la Policía se les fue encima algunos empezaron a agarrar piedras de la línea del tren y empezaron a lanzarla; de hecho, yo me tuve que resguardar en algunos bares de esa calle”.

“Cuando dejaron de tirar piedras pude seguir y pude grabar cuando los oficiales estaban en el campus universitario y había otro funcionario llamándolos para que salieran, porque sabía que había problemas”, contó el comunicador.

Lo universitarios, por su parte, se refugiaron en el campus y trataron de resguardarse en la Escuela de Arquitectura. Ahí se reportaron algunos daños, como una puerta de vidrio quebrada.

El periodista no pudo observar quién la quebró, pues a su llegada, el daño ya estaba hecho.

“Yo tengo 15 años cubriendo para Semanario y he visto montones de marchas, donde uno ha visto cuando los estudiantes han provocado a la Policía, pero en esta ocasión y con los videos que se pudieron tomar ayer, te puedo decir que no, que definitivamente los muchachos se asustaron de ver al montón de policías que venían y empezaron a retroceder, pues sí gritando cosas pero nunca hubo lanzamiento de objetos que fueran una amenaza”, aseguró.

Docentes apoyaron a cuatro detenidos

Dos docentes de la Universidad de Costa Rica (UCR) confirmaron que cuatro jóvenes fueron detenidos en ese altercado con la policía.

Una de ellas, quien solicitó que su identidad se reservara, detalló que fueron aprehendidos una alumna de Trabajo Social de la UCR, un estudiante de la Universidad Nacional (UNA) y otro del Instituto Tecnológico de Costa Rica, así como un menor de edad.

La profesora contó que un grupo de académicos, luego de enterarse de la acción policial, se desplazó hasta la delegación policial de Barrio México para acompañar a los estudiantes.

Entre ellos estuvo Marcos Chinchilla, profesor de Trabajo Social de la UCR. Él relató a La Nación que en cuanto se enteró de lo acontecido, llamó a la joven detenida a su celular. Ella, según dijo, le indicó que estaba detenida dentro de un vehículo de la Fuerza Pública, aunque desconocía el lugar al que la llevaban.

“Profe, no hicimos nada. No estábamos haciendo nada, ya nos habíamos ido del lugar de la manifestación”, dijo la joven, según Chinchilla.

Finalmente, a la delegación policial llegó un grupo de aproximadamente 10 académicos, entre profesores de Trabajo Social, Ciencias Políticas, vicerrectores e incluso una miembro del Consejo Universitario. Ellos se movilizaron después a los tribunales de Goicoechea, pasadas las 10 p. m., cuando trasladaron ahí a los jóvenes detenidos.

Chinchilla contó que durante las horas que permanecieron ahí, los estudiantes contaron con la asesoría legal de un abogado del Sindicato de Trabajadores de la Universidad de Costa Rica (Sindéu).

“Ahí tuvimos un pequeño equipo de atención. Dos profesores de Ciencias Políticas, de Trabajo Social, dos vicerrectores, compañeros de Historia también que se fue apersonando, que queríamos justamente saber en qué momento estaban ellos, qué iba a pasar, si iban a comer, si no iban a comer. Yo sí quisiera destacar el buen trato de algunos policías y más bien, en algunos momentos, un trato un poco distante de otros policías”, relató Chinchilla.

Tres de los muchachos fueron liberados durante la madrugada, solamente uno se quedó hasta la tarde de este jueves, cuando finalizó su audiencia.

Esta situación provocó una marcha de estudiantes de la UCR y otras universidades, como la Universidad Nacional (UNA), desde San Pedro a Casa Presidencial.

El rector de la UCR, Henning Jensen, fue recibido por el presidente de la República, Carlos Alvarado, quien además anoche aseguró que había solicitado investigar los hechos, pues no toleraría que se afecte la autonomía universitaria.

Tras esa reunión se instaló una comisión con representantes de los estudiantes, los rectores y el Gobierno con el fin de investigar exactamente qué sucedió.