Servicios

Ministerio de Salud suspende corridas de toros por pandemia: ‘Estamos en un momento donde cada cama vale muchísimo’

Medida se tomó debido al aumento en ocupación de hospitales. Daniel Salas informó decisión a la Municipalidad de San José para que se pusiera en contacto con las televisoras

No habrá corridas de toros este fin de año. El Ministerio de Salud suspendió esta actividad debido a la saturación de camas en los hospitales públicos con enfermos de covid-19.

Las autoridades habían dado permiso a la Municipalidad de San José para que organizara el evento sin presencia de público en las graderías, pero condicionado a la ocupación hospitalaria por la pandemia.

Para este viernes, los hospitales nacionales operan al borde del colapso, según afirmó el ministro de Salud, Daniel Salas, en conferencia de prensa.

Un total de 625 pacientes reciben atención médica por complicaciones de la enfermedad, 254 ocupan una cama de cuidados intensivos.

“Ya tuvimos conversaciones con Jorge Villalobos, de la Municipalidad de San José, que se comunicó con las televisoras que están en la organización. Han manifestado que comprenden la gravedad de lo que estamos viviendo, con un colapso de varios hospitales a nivel periférico de la Gran Área Metropolitana.

“Han mostrado comprensión lo cual agradecemos enormemente. Desde un inicio se les indicó que había un condicionamiento a lo que tuviéramos en frente cuando estuviera cerca de que empezara el evento. Estamos en un momento donde cada cama vale muchísimo”, expresó el ministro de Salud, Daniel Salas.

Los toros a la tica en el redondel de Zapote se realizarían del 25 de diciembre al 3 de enero. Se programó una sola corrida por día y no dos, como en años anteriores.

Ahora, el gobierno local josefino deberá devolver ¢30 millones que habían pagado las televisoras Teletica y Repretel por los derechos de transmisión de las corridas.

“Fue hasta el día de hoy (viernes) que tomaron la decisión definitiva, a pesar de que algo nos habían adelantado. Nosotros teníamos que seguir trabajando, pero tenemos que comprender y respetar la decisión del ministro, a pesar de que tal vez no la compartamos del todo, verdad”, confirmó Villalobos, presidente de la Comisión de Festejos Populares del ayuntamiento josefino.

El funcionario reconoció que no queda más que “comprender” y “respetar la decisión”, al tiempo que advirtió que la disposición pone en una situación complicada a las televisoras que ya habían hecho contrataciones, entre ellas, las de las ganaderías, entre otros.

“Ya las autoridades del Ministerio y de Casa Presidencial estaban al tanto de todo esto y pues, obviamente, me imagino que las televisoras tendrán que ver el tema de los contratos y sus cosas”, afirmó.

Para él, lo conveniente hubiera sido que la decisión se tomara con más tiempo, pues ocurre a siete días del arranque de las corridas.

No obstante, como explicó el ministro Salas, se había llegado a un acuerdo para dar seguimiento a la capacidad de los hospitales antes de tomar la decisión final.

Y ese momento llegó. Las camas hospitalarias empiezan a escasear, justo cuando podrían multiplicarse los casos por las reuniones familiares y festejos de fin de año, advirtió Roy Wong, epidemiólogo de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).

“El recurso hospitalario cada vez se ve más cercano a llegar a su límite. Es importante llamar a la conciencia y al acatamiento de las medidas. Necesitamos reforzar esos protocolos.

“El llamado en esta Navidad y fin de año es a continuar con las medidas recomendadas. Esto nos tiene que ayudar a mantener la capacidad de los servicios de salud para atender a pacientes.

“En múltiples ocasiones hemos escuchado la expresión que no hay camas para tantas personas, pero si el colapso llega a rebasar la capacidad hospitalaria, viviremos una situación crítica”, aseveró Wong.

La decisión de suspender las corridas no solo obedecía a posibles contagios de toreros improvisados durante las corridas, sino también a la posibilidad de que resultaran heridos de gravedad y requirieran una cama de cuidados intensivos, que posiblemente, no estará disponible.

Las corridas eran la única actividad que se había autorizado, pues desde un inicio se descartaron el Tope, el Carnaval y el Festival de la Luz.

Juan Diego Córdoba González

Juan Diego Córdoba González

Bachiller en Periodismo de la Universidad Latina de Costa Rica. Estudiante de la Maestría en Comunicación y Mercadeo. Periodista de la mesa de Sociedad y Servicios de La Nación.