Servicios

Infractores de restricción vehicular han dejado más de ¢1.000 millones para fondo de emergencias

Cosevi realizó segundo traslado de fondos este jueves; a la fecha se han realizado 27.744 boletas

Los infractores de la restricción vehicular sanitaria han dejado más de ¢1.065 millones para la atención de la pandemia.

De acuerdo con datos del Consejo de Seguridad Vial (Cosevi), a la fecha se han realizado 27.744 boletas por violar la medida vigente desde finales de marzo y cuyas sanciones se endurecieron el pasado 4 de abril.

Sin embargo, solo se han cancelado 11.206 partes.

“Hemos de tener presente que, si bien es cierto el número de total de boletas confeccionadas y registradas se ve copioso, ese dato no quiere decir que la totalidad de ellas sean canceladas de inmediato y que ese dinero sea recaudado en un corto periodo.

“Aquí hay que recordar que la ley le confiere a los infractores el derecho de impugnar las mismas en caso de así considerarlo necesario, lo que quiere decir que esas boletas llevarán un proceso diferenciado al regular que puede demorar incluso meses para dictaminar una resolución (condenar o absolver) sobre ellas”, explicó el director del Cosevi, Edwin Herrera Arias.

Este jueves, esa entidad realizó el segundo traslado de fondos a las cuentas de la Comisión Nacional de Emergencias (CNE), por un monto de ¢ 681,9 millones.

“Debemos recordar que la intención primordial al realizarse la modificación del artículo 145 DD de la ley de tránsito y que dio como resultado la restricción vehicular sanitaria, nació con el interés único de evitar la propagación y contagio de la covid-19, y no la recaudación de dinero en sí; sin embargo, esa modificación también establece que la recaudación por ese concepto debe ser destinada al apoyo de quienes se vean afectados por la pandemia, dado el caso en la institución se dio un análisis legal de los alcances de la reforma y se tomó como acuerdo de la Junta Directiva del Cosevi, trasladar la totalidad de los montos recaudados por irrespeto a dicho artículo a la Comisión Nacional de Emergencias”, agregó Herrera.

Además de la multa por ¢107.000, la infracción a la restricción incluye el retiro de las placas del vehículo y la acumulación de 6 puntos en la licencia de conducir, lo cual implica la suspensión de la licencia por un año o la inhabilitación para renovar dependiendo de si es conductor experto o novato.

Para recuperar los puntos, los infractores deben llevar cursos de reeducación vial o recuperación de puntos antes de renovar su licencia.

En tanto, para recuperar las placas se debe haber cancelado la boleta o presentado la impugnación de la misma.

Desde el pasado 31 de setiembre, la restricción vehicular sufrió ajustes en el horario y zonas de aplicación.

Durante todo este mes rige una restricción unificada (independientemente de si son cantones en alerta naranja o amarilla y fronterizos) y que permite circular según último número de la placa de 5 a. m. a 10 p. m. de lunes a viernes y de 5 a. m. a 8 p. m. los fines de semana.

Se mantienen las excepciones aplicadas desde el inicio de la medida.

Entretanto, en la Asamblea Legislativa, 33 diputados acordaron dispensar de trámite una nueva modificación de la normativa para rebajar la multa por irrespetar la restricción a ¢23.000, además que se eliminarían otras sanciones como el retiro de la placa.

Patricia Recio

Patricia Recio

Bachiller en Periodismo de la Universidad Internacional de las Américas. Escribe sobre temas de sociedad y servicios.