Juan Fernando Lara Salas. 30 marzo
En las oficinas de NIC.CR en el barrio Francisco Peralta, en San José, se encuentran los equipos del punto de intercambio de datos IXP de Costa Rica. Foto: Marcela Bertozzi
En las oficinas de NIC.CR en el barrio Francisco Peralta, en San José, se encuentran los equipos del punto de intercambio de datos IXP de Costa Rica. Foto: Marcela Bertozzi

El Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) fortaleció la velocidad y seguridad de su servicio de Internet al ingresar, este domingo, al llamado Punto de Intercambio de Tráfico (IXP).

Dicha plataforma permite a los proveedores locales de Internet canjear su tŕafico de datos sin salir de Costa Rica, lo cual resulta clave en momentos en que la crisis por el covid-19 obliga a más personas a realizar teletrabajo o recibir clases virtuales.

El Punto de Intercambio de Tráfico (IXP, por sus siglas en inglés) se creó en el 2014 y está a cargo del Consejo Directivo de NIC Costa Rica, entidad para registro de dominios “.cr” y que forma parte de la Academia Nacional de Ciencias.

El IXP permite que el tráfico de Internet entre proveedores nacionales circule entres sus redes realizando el canje de datos en un punto de llegada común y técnicamente neutral.

Sin un IXP, la mayoría de proveedores locales del servicio deben pagar a compañías de Internet extranjeras por el intercambio de datos tanto de sus usuarios como de usuarios de otros proveedores locales del servicio.

Por ejemplo, en una llamada de WhatsApp de un usuario de ICE a un cliente de otra empresa telefónica, ante, los datos de voz primero salían de las redes del ICE al extranjero donde se intercambiaban en una máquina de otra compañía, luego regresaban a Costa Rica y de último el sonido de esa voz le llegaba al cliente de la otra empresa.

Este largo paseo internacional de datos se eliminó.

De acuerdo con John Molina Nuñez, gerente de Transformación Tecnológica del ICE, en este momento al Instituto no le importa la competencia en el mercado de telecomunicaciones sino el bienestar de los costarricenses y la economía nacional.

“Entendemos que estamos en una circunstancia de crisis y la productividad que todavía conserve Costa Rica tiene que preservarse con decisiones a la altura de la emergencia. Por eso, como brazo de transformación tecnológica del Gobierno, haremos todo cuando esté en nuestro poder para que el país no se detenga y los costarricenses en las casas sigan adelante”, insistió.

Luis Adrián Salazar, ministro de Ciencia, Tecnología y Telecomunicaciones, explicó que en conversaciones con operadores privados y la Superintendencia de Telecomunicaciones (Sutel) se concluyó que el IXP era de las mejores apuestas nacionales para atender el patrón creciente en la demanda de datos actual de Internet.

“Nosotros realmente nos sentimos complacidos por la decisión del ICE en estos momentos, esto nos ayuda mucho. Eso se traduce en más seguridad y velocidad. Podemos decir que la incorporación del ICE al IXP ha marcado un hito trascendente en esta emergencia y por ello se los agradecemos públicamente”, afirmó Salazar.

Si una persona con distinto proveedor de Internet, por alguna razón debe intercambiar datos con otros usuarios que tengan al ICE como su proveedor, sean servidores de la escuela o el trabajo, ahora tendrán un acceso más eficiente, veloz y menos latencia, señaló por su parte Rosalía Morales, miembro del Consejo Directivo de NIC Costa Rica.

De acuerdo con Morales, aunque es temprano para estar al 100% seguro, el país podría llegar a mover 20 Gigabit (Gbit) por segundo en una red más eficiente para los costarricenses gracias al IXP.

Hasta el viernes, explicó la ingeniera, se movían por allí unos 12 Gbit por segundo pero, en las primeras pruebas con el ICE ya incorporado, el conteo subió a 14 Gbit por segundo.

“El ICE era uno de los grandes actores por interconectarse y nos da soberanía sobre el tráfico nacional. Mientras las conexiones de ticos ocurran en el mismo suelo ayuda mucho con las aplicaciones colaborativas porque muchos de esos servicios y aplicaciones son para trabajo o educación, la idea es que puedan circular desde el IXP”, manifestó José Gutiérrez, coordinador de Banda Ancha en la Cámara de Telecomunicaciones (Infocom).

Estabilidad

Otro beneficio es que, si por alguna razón el país sufre una falla en los cables submarinos que proveen Internet internacional al país, todo el tráfico local de redes seguirá en pie gracias a la nueva conexión del ICE al IXP.

Esto será así porque ahora todos los proveedores del servicio estarán intercambiando el tráfico, sin depender de conexiones internacionales.

Por lo tanto, explicó Morales, no se perderán transacciones locales de ningún tipo.

"Que el ICE haya tomado esa decisión no pudo ser en mejor momento, cuando nuestra economía depende de estas conexiones de Internet. Al tomar el ICE esta decisión como parte de las medidas de emergencia, el Instituto apoya esta visión de que actualmente dependemos de nuestra infraestructura de Internet¨, explicó Morales.