Juan Fernando Lara. 10 septiembre
Tarjetas prepago de la marca de telefonía Kolbi del ICE a inicios de marzo en una venta informal en el centro de San José. En ese negocio, el ICE mejoró también su ingreso. / Archivo.
Tarjetas prepago de la marca de telefonía Kolbi del ICE a inicios de marzo en una venta informal en el centro de San José. En ese negocio, el ICE mejoró también su ingreso. / Archivo.

Como no ocurría desde hace seis años, el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) registró un aumento significativo en sus ingresos al primer semestre.

En la primera mitad del 2019, el Instituto generó ¢730.333 millones lo cual es 5,5% más (¢36.488 millones) en relación a junio de 2018, reflejan sus últimos estados financieros.

Este repunte resulta de un alza en la demanda eléctrica y mejor desempeño en los negocios de telefonía móvil, sobre todo, por los buenos resultados en servicios pospago.

La última vez cuando el ICE registró estos buenos resultados de mitad de año ocurrió en junio del 2013, porque captó ¢85.566 millones adicionales respecto a junio del 2012. Desde entonces, su desempeño ha incluido pérdidas y o leves crecimientos; de acuerdo con sus propios estados financieros.

Los estados financieros al primer semestre del 2019 también reflejan que el Grupo ICE tiene una deuda productiva (inversiones) por ¢2,6 billones por endeudamiento con banca, colocación de bonos de deuda y arrendamientos operativos; entre otros.

Más electricidad

Específicamente, en el sector Electricidad, el Instituto aumentó 4,4% sus ingresos al pasar de ¢407.761 millones en junio del 2018 a ¢425.802 millones (¢18.041 millones más).

Ese resultado fue el reflejo del aumento de 2,5% en la demanda de electricidad entre un año y otro, como lo indican los reportes del Centro Nacional de Control de Energía (Cence).

Irene Cañas, presidenta ejecutiva del ICE, explicó que vendieron más energía a empresas distribuidoras porque estas utilizaron menos sus plantas de generación hidroeléctricas y eólicas, debido a que el último año ha sido más seco.

“Hubo plantas de empresas distribuidoras y de propiedad privada que no generaron tanto con viento y agua porque esta primera mitad del año fue muy seca y eso implicó que les vendiéramos más energía”, señaló.

Cañas también atribuyó a las altas temperaturas de inicio de año una mayor demanda de energía en general, por el uso de aire acondicionado y ventiladores.

ICE mejora desempeño en sus ingresos

TELECOMUNICACIONES Y ELECTRICIDAD

   || infografía / LA NACIÓN.

“Me atrevo a decir que por las altas temperaturas de los últimos meses, hubo una gran demanda de electricidad, previsiblemente en ventiladores y aires acondicionados”, añadió.

De hecho, el crecimiento acumulado de electricidad en el primer trimestre del 2019, en plena época seca, fue en promedio de 3,85% más respecto al mismo período del 2018, según datos del Cence.

“Viendo los datos del Cence, en efecto hubo un repunte en generación de electricidad en el primer trimestre del año justo en el período más seco cuando cae la generación hidroeléctrica”, explicó Carlos Montenegro, subdirector ejecutivo de la Cámara de Industrias de Costa Rica, organización que le lleva el pulso al tema por las necesidades del sector y la vigilancia de tarifas.

Datos del Cence confirman el análisis de la Cámara de Industrias ya que la generación hidroeléctrica acumulada a junio anterior (incluidas plantas del ICE) cayó 7%.

Sin embargo, la producción geotérmica acumulada creció 26% en el mismo lapso con el Instituto como único operador con plantas geotérmicas en Costa Rica.

Mercado móvil

La actividad en Telecomunicaciones representó ¢18.447 millones adicionales (6,4% más) para el ICE al pasar de ¢286.084 millones en junio del 2018 a ¢304.531 millones en junio pasado.

Ese incremento descansa en el negocio de telefonía móvil donde el ICE, con su marca Kölbi, absorbió 53,6% del mercado seguido de la española Telefónica (Movistar) con 26,6 % y la mexicana América Móvil (Claro) con 19,2 %; indican datos del 2018 de la Superintendencia de Telecomunicaciones (Sutel).

Esos porcentajes reflejan que Kölbi al igual que Movistar aumentaron su participación con relación al año 2017 cuando tenían 51,8% y 26,3% respectivamente. Claro, en cambio, decreció de 21,3% a 19,2%.

Durante el 2018, además, creció la porción de usuarios de telefonía móvil pospago en general ya que ese servicio alcanzó 26% del mercado, seis puntos porcentuales más que en el 2017, cuando registró 20%, para un total de 2,2 millones.

Irene Cañas señaló que ahora la dinámica comercial en telecomunicaciones “es mucho más reñida” en la atracción de clientes.

Admitió que cuando trascendió salida de la marca Movistar, “eso fue una oportunidad para atraer a clientes que podíamos recuperar”.

La empresa española Telefónica, marca Movistar Costa Rica, anunció en enero que negociaba su salida del mercado costarricense la cual se confirmó en febrero. La venta la hicieron a Millicom, “concentración económica” autorizada por la Sutel el mes pasado.